CRÓNICA EXPRÉS: “¡Si mi marido se reelige, me divorcio!”

Rosy RAMALES

“¡Si mi marido se reelige, me divorcio!”, exclamó Patricia Benfield López soltando sonora carcajada; su interlocutora del otro lado del teléfono también rió.

Su espontánea y jocosa expresión destensó la plática de varios minutos mediante la cual explicó que las despensas que venía entregando su esposo, el presidente municipal Oswaldo García Jarquín, es una acción independiente de la invitación publicada en la página de Facebook del DIF-Municipal, de cuyo Consejo Consultivo ella es la presidenta honoraria.

En dicha página, en una lámina alusiva se lee: “El DIF-Municipal y Abarrotes la Soledad te invitan a sumarte y apoyar a quien más lo necesita”. “El recurso recaudado se utilizará para brindarle seguridad alimentaria a las familias en vulnerabilidad ante esta contingencia COVID-19”.

En la misma lámina se anotan números de cuentas bancarias, todas con referencia DFOAX; la invitación es ilustrada con imágenes de despensas y la descripción del contenido de las mismas: 8 artículos (sopa fideo, codo, pluma; puré de tomate, azúcar, arroz, frijol). Costo de la despensa: 202 pesos con 57 centavos.

Y en esa misma página de Facebook hay videos del presidente municipal sobre la entrega de despensas en colonias populares para mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus, invitando a la gente a quedarse en casa. Y también videos de personas agradeciendo el apoyo recibido.

Esta escribiente, en columna anterior, formuló diversas preguntas sobre la invitación del DIF-Municipal de la capital oaxaqueña a realizar los donativos para cubrir el costo de despensas, y sobre la entrega de despensas que hace unos días hizo personalmente hizo el munícipe García Jarquín en colonias populares.

Formulamos preguntas como las siguientes: “¿Qué es todo eso? ¿La invitación del DIF-Municipal al público en general a sumarse y apoyar a quien más lo necesita haciendo depósitos bancarios está relacionado con las despensas que viene entregando el munícipe? Es decir, ¿con ese dinero se están adquiriendo las despensas? Y sin son las mismas despensas, ¿el contenido de éstas mitigará las necesidades alimentarias de las personas durante el mes de #QuédateEnCasa?”

“Y sin son las mismas despensas, ¿por qué éstas no llevan la leyenda de ‘adquiridas con donativos ciudadanos’? ¿O si lo lleva? Perdón, es que en el video en las bolsas de la despensa solo se ve el logotipo guinda del Gobierno Municipal de Oaxaca de Juárez encabezado por Oswaldo García Jarquín, con la siguiente frase: ‘Programa Emergente de Apoyo Ante la Contingencia COVID-19’, y el slogan: ‘Un buen gobierno para todos’.”

La columna la leyó la señora Patricia Benfield, y por eso nos llamó por teléfono para aclarar que la invitación del DIF-Municipal es independiente a las despensas entregadas por su edil, su esposo; que éstas las adquirió el ayuntamiento de la capital oaxaqueña.

Es más, explicó que nadie ha atendido el llamado del DIF-Municipal a realizar donativos para la adquisición de despensas, ningún empresario ni persona en particular. Y si llegaran a realizarse, a las despensas se les pondrá la leyenda de que se trata de una aportación ciudadana.

__En verdad, no ha caído nada a las cuentas. Si quieres, te puede llamar (la persona indicada) para mostrarte los estados de cuenta.

__No es necesario (contestamos). Y quien sabe si haya alguien que haga donativos, pues la situación está muy difícil; la iniciativa privada está preocupada en cómo cumplir con sus obligaciones laborales y fiscales,__comentamos palabra más, palabras menos.

También comentamos a la señora Patricia Benfield que es buena la intención tanto del DIF-Muncipal como del edil de ayudar a la población más vulnerable, pero como dice la vox populi: “No hagas cosas buenas que parecen malas”.

Y la entrega de despensas personalmente por parte de Oswaldo García Jarquín desata polémica y conjeturas dada la proximidad del inicio del proceso electoral 2020-2021, en septiembre próximo, para las elecciones concurrentes del año entrante, entonces tampoco se descarta que él tenga aspiraciones de reelegirse o para buscar postularse como candidato a diputado local y federal. Y por eso andaba haciendo presencia entregando despensas.

Además, el mismo munícipe anda poniendo en riesgo a la gente porque cuando la gente sale por su despensa se acerca mucho entre una y otra. Incluso, el mismo Oswaldo se pone en riesgo.

“Si ya le dije, gordo ya no vayas, porque aquí en casa estos tu esposa y tus hijos”, refirió Patricia Benfield, quien en toda la plática se mostró muy atenta, y hasta platicó algunas acciones más que viene realizando el DIF-Municipal como el sostenimiento de un albergue para gente en situación de calle, guardando todas las medidas de higiene.

“En serio, ya no sé cómo ayudar”, indicó con dejo de preocupación, comentando al mismo tiempo que de los nervios tiene cierta alergia en el cuello.

La conversación telefónica fue algo larga, en la cual hicimos notar en varias ocasiones la buena intención de las acciones municipales, pero la entrega de despensas de manera personal por parte del munícipe despertaba la polémica sobre tintes político-electorales por cualquier aspiración del munícipe.

Es cuando soltó jocosamente: “Si mi marido se reelige, me divorcio. Jajaja”.

Por supuesto, lo dijo en broma.

Patricia Benfiel, ya en tono serio, comentó saber que la entrega de despensas por parte del ayuntamiento capitalino se seguiría haciendo, pero ya no de manera personal por parte del munícipe.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario