CRÓNICA EXPRÉS: Tres grandes retos de Salomón Jara como gobernador

Rosy RAMALES

El próximo Gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, de entrada tendrá tres grandes retos:

  1. Solucionar el problema de la basura.
  2. Solucionar el abastecimiento de agua para la capital del estado y municipios conurbados.
  3. Terminar (o aminorar) las manifestaciones “sociales”.

Y lo tendrá que conseguir junto con los presidentes municipales y con el respaldo del Gobierno Federal. Incluso, con el apoyo de la iniciativa privada.

BASURA

El “tiradero” de basura ubicado en las inmediaciones del municipio de la Villa de Zaachila es insuficiente, además de haberse convertido en un problema social, ambiental y de salud pública. Es ya insoslayable un proyecto que represente una solución para muchos años.

Un proyecto como, por ejemplo, una planta de procesamiento de residuos sólidos; que no es un tiradero, sino un conjunto de instalaciones para separar y clasificar los desechos para su reciclaje.

Cuando José Luis Calvo Ziga presidió la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable en la actual administración estatal, presentó un proyecto para el tratamiento de residuos sólidos. Incluso, con ese propósito sostuvo reuniones de trabajo con directivos de Banobras- Fonadin.

Habría sido una magna obra obra del sexenio del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Si mal no recordamos, para realizar dicho proyecto se exploraró la zona del Valle Eteco.

Ese proyecto para el tratamiento de residuos sólidos, hubiera solucionado al problema de la basura de la capital oaxaqueña y municipios connurbados, cuya ciudadanía no puede seguir a la buena voluntad de quienes administran el “tiradero”, que cuando quieren lo cierran generando el caos.

Como ha ocurrido en los últimos días.

Qué bueno que recientemente se creó una Comisión Interinstitucional integrada por presidentes municipales de la zona metropolitana, la cual coordinará la autoridad municipal de la capital oaxaqueña, que preside Francisco Martínez Neri.

Esta Comisión y el equipo del Gobernador Electo podrían ir pensando en un proyecto para solucionar de fondo el problema de la basura.

AGUA

En cuanto al agua, también se necesita un proyecto de envergadura. Y hubo uno, pero no se hizo: La Presa de Paso Ancho, planeada por el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz, a quien ya no le dio tiempo concretarla.

Y su sucesor, Gabino Cué Monteagudo, ya no la hizo.

Según se sabe, Ulises Ruiz dejó un presupuesto de alrededor de dos mil millones de pesos para la obra de dicha presa.

Salomón Jara Cruz formó parte del gobierno de Cué, y aunque no fue su área, seguramente conoce la viabilidad o inviabilidad de Paso Ancho. Como gobernador entrante podría retomar el proyecto en caso de ser viable. Y si no lo fuera, entonces pensar en otro proyecto para retener agua y llevarla a la capital oaxaqueña y municipios conurbados; incluso, a otros.

Es más, el gobierno de Jara debería proyectar obras de retención de agua, en lugares estratégicos del estado de Oaxaca, con la solidaridad de pueblos y comunidades.

Don Heladio Ramírez López lo hizo en su sexenio, y funcionó.

Es insoslayable pensar en soluciones antes de que se llegue a situaciones extremas de escacés de agua como en entidades federativas del norte del país.

MANIFESTACIONES

En campaña, Salomón Jara Cruz dijo que si había manifestaciones sociales en la entidad es porque las autoridades competentes se han desentendido de sus funciones y desatendido los problemas; por eso él gobernará desde las comunidades.

Bien.

Sin embargo, necesita delinear un plan “B” para terminar con las manifestaciones sociales, sin coartar el derecho fundamental; o por lo menos aminorarlas.

Un plan “B” consistente, por ejemplo, en abrir una ventanilla de atención social que dé respuestas inmediatas: “Se puede”, “no se puede”. La ciudadanía se enoja porque muchas veces los funcionarios ni siquiera contestan.

Quizá deba analizar el uso de la fuerza pública en casos extremos, sin que implique violación a derechos humanos.

Vaya, el derecho de cualquier persona termina donde empieza el derecho de los demás.

Y cuando la ciudadabía vota, inviste de mandato a quien elige.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario