CRÓNICA EXPRÉS: Una mañana de bromas, con Rodrigo González, Luis Miguel Santibáñez, Avilés y el magistrado Lagunas

CRÓNICA EXPRÉS: Una mañana de bromas, con Rodrigo González, Luis Miguel Santibáñez, Avilés y el magistrado Lagunas

10 septiembre, 2019 0

Rosy RAMALES

Rodrigo González Illescas, director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca (COBAO), desayunaba con Luis Miguel Santibáñez Suárez, secretario Ejecutivo del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) en el restaurante Oaxacalifornia, en una de las mesas dispuestas en el tapanco principal.

“¿Qué traman ustedes?”, preguntamos en tono de broma al acercarnos a ellos, quienes muy caballerosos se pusieron de pie para saludarnos. “Jejeje”, sonrieron pícaramente. Luego Rodrigo comentó: “Estamos hablando sobre un programa de educación cívica”. Y Luis Miguel explicó que ambas instituciones lo pondrían en marcha para el alumnado del COBAO.

Hasta ahí dejamos la conversación porque en otra mesa, el diputado y líder de la bancada priista en el Congreso del Estado, Alejandro Avilés Álvarez, esperaba a esta escribiente para desayunar, así que fuimos hasta la mesa donde aguardaba el legislador.

En otra mesa, más al fondo y contigua a la pared, se encontraban desayunando algunos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado, entre ellos Alfredo Lagunas Rivera y Enrique Cordero. Desayunaban y conversaban.

Era la mañana del jueves pasado. El restaurante estaba muy concurrido como siempre; por cierto, recién festejó su tercer aniversario de haber abierto al público con desayunos oaxaqueños y, por la tarde, con cocina del mar; todo gourmet bajo la supervisión del chef Alejandro Ruiz y la inmejorable atención de Norma Ruiz.

Compartir la mesa con Avilés a la hora del desayuno, fue agradable. Hacía mucho rato que no conversábamos, ni siquiera por teléfono; su burbuja al fin lo dejó respirar. Claro, aproveché la ocasión para realizarle una entrevista ( la cual ya publicamos).

Como media hora después, los magistrados se retiraron; ya de salida pasaron por nuestra mesa para despedirse amablemente de Avilés y de esta escribiente.

“Pensé que estabas de vacaciones en Brasil”, me dijo el magistrado Lagunas soltando cierta risita. “Mmm, ¿en Brasil?”, pregunté extrañada, pero luego, comprendiendo el sentido de sus palabras, apresuré: “Ah, no, no me han invitado”.

En sus palabras impregnadas de sarcasmo, el magistrado Lagunas (quien por cierto lucía una hermosa camisa como de lino color turquesa) evidenció cierto remanente de rencillas con el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, actual Cónsul General de México en Sao Paulo, Brasil.

¿O no son rencillas? ¿Solo fue broma?

No hubo tiempo de preguntarle del por qué de su mordaz comentario o broma, pero tal vez se refería a la buena relación de esta escribiente con Raúl Bolaños Cacho Guzmán, quien, desde que lo conocemos, ha sido una persona educada y respetuosa. Y en cualquier cargo que ha ocupado, su equipo de comunicación social envía comunicados sobre las actividades de él a los distintos medios; o por lo menos así lo suponemos.

En el caso del magistrado Alfredo Lagunas, cuando fue presidente del Tribunal Superior de Justicia su equipo de prensa jamás envió información de sus actividades; nosotros tampoco la solicitamos. Lo mismo ocurre en la actual administración de la magistrada María Eugenia Villanueva Abraján.

Como reza la vox populi: “Al buen entendedor, pocas palabras”. Si determinada institución no envía los comunicados de sus actividades, ni llama, es porque no le interesa determinado medio. Entonces, el medio o el reportero debe de ser respetuoso. Y así ha sido, por lo menos de nuestra parte.

No obstante, igual le tenemos aprecio al magistrado Lagunas. Y cómo no, si lo conocemos desde cuando coincidíamos en la misma universidad –aunque no en el mismo grado–; además coincidimos en las instalaciones del periódico Noticias, donde trabajé ocho años y donde siempre tuve un excelente trato por parte del licenciado Ericel Gómez Nucamendi, tío del magistrado Alfredo.

En fin, dejemos en broma el comentario del magistrado Lagunas. Preferible, a pensar en que guarda rencillas en torno a Raúl Bolaños. Y vaya, uno qué culpa tiene.

Lo que sí, esta escribiente jamás toma dictados de nadie para transcribirlos en la columna.

En fin, el magistrado Lagunas se despidió amablemente de nosotros y viceversa. Avilés y esta escribiente continuaron el desayuno, y minutos después también nos despedimos. Entonces, me quedé unos cinco minutos en la mesa donde desayunaban Rodrigo González Illescas y Luis Miguel Santibáñez Suárez. Y retomamos la breve plática:

__Entonces, ¿qué andan tramando juntos?,__bromeamos.

__Nooo,__dijeron ambos y ambos explicaron que conversaban sobre un programa de educación cívica para aplicarlo a alumnos del COBAO.

__Nada más no les enseñen mapacherías. ¡No pensarán contratar al papá de Rodrigo (Jorge González Illescas, actual presidente del PRI estatal) para dar el curso! __bromeamos nuevamente en alusión a trampas electorales.

Luego le preguntamos a Luis Miguel por el Consejero Presidente del Consejo General del IEEPCO, Gustavo Meixueiro Nájera, quien prácticamente solo se deja ver en épocas electorales y en las sesiones nocturnas del Instituto. Claro, Luis Miguel lo defendió; incluso, negó ser un Secretario Ejecutivo poderosísimo.

Fue una mañana de bromas y verdades a medias. No obstante, fueron encuentros muy agradables.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com