CRÓNICA EXPRÉS: Y el IEEPCO otra vez fue contra voluntad del pueblo: Le dio el registro a Nueva Alianza como partido local

CRÓNICA EXPRÉS: Y el IEEPCO otra vez fue contra voluntad del pueblo: Le dio el registro a Nueva Alianza como partido local

28 diciembre, 2018 0

Rosy RAMALES

En una sesión extraordinaria nocturna, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) otorgó a Nueva Alianza el registro como partido local, después de haber perdido el registro nacional porque en las pasadas elecciones federales no alcanzó el porcentaje exigido por la ley.

El proyecto de acuerdo dividió a los consejeros electorales. Bueno, más bien, puso en alerta a uno de ellos: Gerardo García Marroquín porque los demás permanecieron como convidados de piedra, salvo Wilfrido Almaraz Santibáñez, quien se sumó al consejero presidente en pro de cumplir con dar el registro local a Nueva Alianza.

Y también el consejero presidente, Gustavo Meixueiro Nájera, quien disertó sobre el derecho de asociación política, asegurando además que Nueva Alianza sí cumplió los requisitos: Obtuvo más del 3% de la votación en la última elección ordinaria, y aunque aceptó que la litis estaba en si había registrado candidaturas propias en más de la mitad a las diputaciones locales y presidencias municipales, dijo que habría que privilegiar una interpretación distinta a la literal.

Y si bien Nueva Alianza solo registró 6 candidaturas propias a las diputaciones y nada más en 38 municipios, mediante las figuras de candidatura común y coalición sí postuló candidatos en más de la mitad del parámetro exigido por la ley, a su juicio. Incluso, dijo ser esta una discusión en otros OPL.

Vaya, Gustavo Meixueiro hizo una defensa tal para otorgarle el registro a Nueva Alianza como si en esta decisión se jugara el cargo o el presupuesto.

Por su parte, el consejero García Marroquín argumentó lo contrario; incluso, dijo no encontrar fundamento en por qué el proyecto de acuerdo aludía a maximizar los derechos humanos a Nueva Alianza cuando éstos son para las personas humanas, no para las instituciones políticas.

Incluso, no vio el por qué se pretendía hacer valer el derecho de asociación política de Nueva Alianza para otorgarle el registro local, cuando el cumplimiento del requisito de postular candidaturas propias es cosa distinta.

Y hasta recordó el caso de las falsas candidaturas trans, cuando cada partido implicado pretendió lavarse las manos argumentando que no se trataba de una candidatura propia aun cuando iban en coalición o candidatura común.

El representante de Morena también se opuso al proyecto de acuerdo, porque los argumentos esgrimidos en el proyecto de acuerdo están fuera de la ley.

Al final, la mayoría de consejeros impuso su aplanadora. Y fue aprobado el proyecto de acuerdo estirando en exceso la norma. Ah, no se trate de un ciudadano común, porque entonces se le da con la puerta en la nariz cuando busca alguna resolución favorable por parte de la autoridad electoral, por ejemplo en procedimientos sancionadores.

El proyecto fue aprobado por mayoría, con el voto particular de García Marroquín. Ah, y casi al final el consejero electoral Filiberto Chávez consideró que para él  –que no para la ley–  contaba el 3% de la voluntad popular. ¿Y el otro requisito, pues?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com