CRÓNICA POLÍTICA: El futuro de la coalición “Va por México” y de los líderes partidistas

Rosy RAMALES

Si bien compitió en las elecciones de diputaciones federales de 2021 en más de 200 distritos electorales consiguiendo frenar a Morena y aliados en la obtención de la mayoría calificada en la Cámara Baja, la coalición “Va por México” probará su eficacia en los comicios del próximo cinco de junio.

Sí, la coalición “Va por México” apenas se probará en elecciones de gubernatura.

Lo curioso es que no compite en las seis entidades federativas donde renovarán ese máximo cargo de elección popular local, sino solo en cuatro: Aguascalientes, Durango, Tamaulipas e Hidalgo. Ésta última gobernada actualmente por el PRI y las tres primeras por el PAN.

¿Será que desde la definición de dónde ir en alianza, los tres partidos integrantes de “Va por México” fijaron sus prioridades en cuanto a triunfos en gubernaturas?

Probablemente.

Sobre todo el PAN que seguramente tiene como meta retener las gubernaturas de Aguascalientes y Tamaulipas (en Durango la candidatura es priista); además de Quintana Roo junto con el PRD, entidad donde también habrá elección de titular del Ejecutivo el cinco de junio y ambos partidos van en coalición sin el PRI, pero con un partido local.

Y en Oaxaca, donde gobierna el PRI, éste va en candidatura común nada más con el PRD. En esta entidad, el PAN se probará solo.

En fin, ya solo falta poquito más de una semana para la jornada electoral del cinco de junio, cuyos resultados arrojarán la eficacia de la coalición “Va por México” (PAN-PRI-PRD) en las cuatro entidades donde compiten por la gubernatura.

Si como coalición solo ganan una (Aguascalientes), quizá se les complique armarla para las elecciones de gobernador de 2023 en Estado de México y Coahuila (ambas gobernadas por el PRI), y para los comicios presidenciales de 2024; año en que también se renuevan las Cámaras del Congreso de la Unión y cargos locales en casi la mitad de entidades.

EL FUTURO DE LOS LÍDERES PARTIDISTAS

Probablemente, con los resultados de las elecciones del próximo cinco de junio en las seis entidades donde elegirán titular del Ejecutivo, los líderes de los partidos integrantes de la coalición “Va por México” se jueguen su futuro político en cuanto en su aspiración a la candidatura a la Presidencia de la República.

Sobre todo los dirigentes del PRI y del PAN, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) y Marko Cortés Mendoza, respectivamente. El del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, parece no tener futuro respecto de la candidatura presidencial, ni en la coalición y ni en su partido per se.

Si como alianza “Va por México” pierden la mayoría de las cuatro entidades donde compite, los líderes partidistas nacionales entregarían malas cuentas, máxime si su respectivo partido también pierde la gubernatura en las otras dos entidades donde participan por separado.

Con qué cara alzarán la mano para pedir la candidatura presidencial.

Es más, con qué cara podrían continuar al frente del Comité Ejecutivo Nacional, salvo que la militancia les de la oportunidad de pasar la prueba de las elecciones locales de 2023.

Ja. La militancia. Bueno, las cúpulas fácticas.

Vaya, “Alito” y Marko no son los únicos cuadros para la candidatura presidencial del PRI y del PAN, respectivamente. En ambos partidos políticos existen más cuadros con la misma aspiración, quienes probablemente empujen para una pronta destitución de los líderes si los resultados del cinco de junio próximo son adversos en la mayoría de las seis entidades.

Perder gubernaturas, pondrá en desventaja a ambos partidos para las elecciones de 2024, sobre todo en cuanto a la sucesión presidencial.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario