CRÓNICA POLÍTICA: ¿El PRD resucitará en Oaxaca?

Rosy RAMALES

Parece inminente la muerte del PRD como partido político nacional por no haber alcanzado el 3% de la votación válida emitida en las elecciones federales del pasado 7 de junio, para conservar su registro; apenas obtuvo el 1.8647%; 2.2715%; y 2.4377%, en la presidencial, senadurías y diputaciones, respectivamente.

Sin embargo, la ley general de la materia permite la conversión a partidos locales en cuanto dispone que:


“Si un partido político nacional pierde su registro por no haber alcanzado el porcentaje mínimo de votación en el último proceso electoral ordinario federal, podrá optar por el registro como partido político local en la o las entidades federativas en cuya elección inmediata anterior hubiere obtenido por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida y…”

Supuesto en el cual parece encontrarse el PRD en el estado de Oaxaca, donde en la pasada elección municipal obtuvo el 3.4627%, según la tabla de “Distribución final de votos por partido político” del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) conforme los cómputos.

No así en la elección de diputaciones locales, en la cual alcanzó el 2.4797%.

Aunque en las tablas correspondientes no se especifica si la votación y sus porcentajes corresponden a la votación válida emitida, exigida por la ley.

Pero en el supuesto de que el PRD haya obtenido el 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones locales de Oaxaca, ya tendría cumplido el primer requisito para aspirar a convertirse en partido político local.

(Lo ideal sería considerar el porcentaje de la elección de diputaciones locales porque abarca todo el territorio estatal, no así el porcentaje de la elección municipal que solo comprende los 152 municipios de régimen partidista, pero la autoridad electoral se ha basado en un criterio indistinto, y así procedió en los casos de los registros del Panao y FXMO).

Con el 3% de la votación válida emitida, el PRD tendría algo así como el pase para seguir el procedimiento para obtener el registro como partido político local. Pero tendría que cumplir con otro requisito exigido por la ley:

“(Haber) postulado candidatos propios en al menos la mitad de los municipios y distritos, condición con la cual se le tendrá por cumplido y acreditado el requisito del número mínimo de militantes con que debe contar…”

¿Cuántas candidaturas propias postuló el PRD? Eso tendrá que determinarlo el IEEPCO en base a los registros realizados por este partido político.

Porque de manera general se entiende como candidaturas propias las del partido, pero ha habido partidos políticos que han argumentado que también lo son las postuladas en coalición. 

En fin, la ley de la materia da amplia oportunidad a los partidos políticos que pierden su registro nacional, de convertirse en partidos políticos locales. Y si a eso se le suma la ‘manita’ que echan las autoridades electorales, pues la tienen muy fácil para seguir participando en la vida política de una entidad federativa.

Veremos que pasa con el PRD en Oaxaca, aunque primero se debe esperar la declaratoria de pérdida de su registro nacional por parte del INE, y que quede firme. De ahí, esperar los tiempos para seguir el procedimiento para obtener el registro como partido local en caso de cumplir con los requisitos mínimos.

¿QUÉ LE PASÓ AL PRD EN OAXACA?

La dirigencia estatal encabezada por Tomás Basaldú Gutiérrez hizo todo lo posible para llevar a buen puerto al PRD en las elecciones locales; incluso federales porque la dirigencia nacional nada más ni fu, ni fa, pues prácticamente abandonó al perredismo oaxaqueño.

Sin embargo, los resultados no fueron los deseados. 

Y sí, al PRD lo aplastó una maquinaria denominada Morena con partidos aliados, y el impacto de una candidatura presidencial fortalecida como la de Claudia Sheinbaum. 

Y no lo previó, se confió en la fuerza de una coalición opositora y tal vez en que la candidatura presidencial de Xóchitl Gálvez impactara positivamente en las elecciones locales.

Tal vez le faltó estructura electoral.

Tal vez sus candidaturas a los cargos locales (diputaciones y concejalías) en su mayoría no fueron las idóneas. Las condiciones obligaban al PRD a postular liderazgos regionales para hacerlo competitivo, pero las tribus se pelearon por los espacios. 

Tal vez fue un error contender en coalición.

En fin. Ya tienen la experiencia por si acaso el PRD local se convierte en partido local.

***

rosyrama@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *