CRÓNICA POLÍTICA: En riesgo la seguridad de Cué.

CRÓNICA POLÍTICA: En riesgo la seguridad de Cué.

4 agosto, 2015 0

*.- La reunión pública con la Sección 22

Rosy RAMALES

¿Qué querrá negociar la dirigencia de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE)? Ya nada puede negociarse respecto de la reforma educativa, ni sobre la transformación del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ni en relación a la minuta derivada del decreto de 1992 que le otorgaba a dicho gremio el derecho a un banco de plazas y el control sobre la estructura y presupuesto en la materia.

Bueno, nada de ello puede negociarse con la Sección 22, porque al parecer el tema ha servido para negociaciones entre esos dos niveles de gobierno, no solamente en el plano educativo, sino también financiero, político y hasta de rendición de cuentas y electoral. ¿O no?

Independientemente de los intereses de los gobiernos Federal y Estatal, ni la reforma educativa, ni la transformación del IEEPO tienen reversa. El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, llevará hasta el final su proyecto educativo, o hasta donde se lo permitan los tiempos y las coyunturas electorales. Y el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, ya se zafó de la Sección 22 y de otras cosas; su compromiso tampoco tiene reversa.

Y claro, Cué tiene un compromiso con el pueblo de Oaxaca: Gobernar.

Cué pasará doblemente a la historia: Como el político que destronó al PRI de su hegemonía en la entidad y como el gobernador que consiguió devolverle al Estado la rectoría de la educación. La inmensa mayoría de los oaxaqueños le agradecen el golpe de timón en materia educativa, ya sea por sí mismo o arrinconado por las circunstancias.

Por supuesto, como mandatario era su obligación implementar una estrategia para devolverle a la niñez y juventud oaxaqueña el derecho a una educación de calidad. ¿Por qué no lo haría antes? La Sección 22 lo tenía maniatado. ¿Quién puede con un monstruo de mil cabezas? Máxime cuando ha sido aliado. Y miren, quizá la alianza, de haber existido, la pactó alguien más por él en la coyuntura de las elecciones de Gobernador de Oaxaca del 2010.

Solo la fuerza del Estado puede hacer posible lo imposible. Cué no había tenido el respaldo del Gobierno Federal. Cuando asumió el mandato como Gobernador de Oaxaca, en la Presidencia de México estaba Felipe Calderón Hinojosa, del PAN; partido miembro de la coalición electoral con la cual Gabino ganó las elecciones. Rara mezcla de izquierda y derecha (PRD, PT, Convergencia y PAN), aunque legal. Y más rara la suma de poderes fácticos; incluso, hasta de origen priista… Y por supuesto, el respaldo de Andrés Manuel López Obrador siempre estuvo presente.

¿En esa mezcla se encontrará la razón por la cual en la Sección 22 creció el afán de sentirse dueña y señora del estado de Oaxaca?

En fin, que el golpe de timón ya lo dio y no puede haber marcha atrás, sobre todo porque la sociedad oaxaqueña no se lo perdonaría. Ni la opinión pública. El solo intentar dar reversa provocaría una revuelta social con origen en la rebelión de una sociedad civil cansada de las marchas, plantones, bloqueos y, principalmente de aulas vacías y estudiantes formados en la deficiencia educativa; una sociedad civil harta de la corrupción en el magisterio y en el gobierno en sus distintos niveles.

Porque en la corrupción siempre hay dos: El que corrompe y el que se deja corromper. Y claro, este mal no empezó en la administración de Gabino Cué, viene, incluso, de más atrás de 1992; y hasta a nivel federal.

Y miren, ciertamente hay determinado sector de la población inconforme con el golpe de timón educativo, pero son los menos y quizá están relacionados con la Sección 22 y organizaciones radicales afines, las cuales también pierden poder, privilegios y tal vez hasta financiamiento con el golpe a dicho gremio.

EL RIESGO

Seguramente una inmensa mayoría de los habitantes del estado de Oaxaca, y también paseantes, han respirando con alivio ante el golpe de timón educativo dado por Cué y el Gobierno Federal, amén de los intereses subyacentes en el tema.

Pero el gobernador Gabino Cué quien sabe si respire con alivio. Porque si bien devolvió al Estado la rectoría de la educación, también es cierto que en ello le va su propia seguridad personal. Porque a nadie le gusta, y menos a un monstruo de mil cabezas, ser privado del poder y del control presupuestal.

Cué no debe andar solo y sin escolta reforzada. Tampoco puede presentarse solo ante la directiva de la Sección 22 del SNTE. En lo sucesivo, en las reuniones con esta Sección necesariamente deben estar presentes sus colaboradores en materia educativa y en seguridad pública, sean reuniones cerradas o abiertas.

LA REUNIÓN PÚBLICA CON LA SECCIÓN 22

A propósito de reuniones abiertas, ¿por qué la Sección 22 del SNTE rechazó la reunión pública con Cué? Sus líderes argumentaron excesiva presencia policíaca, lo cual negó el Gobierno del Estado. También argumentó la pretensión del mandatario de evidenciar a dicho gremio, lo cual puede ser posible.

Sin embargo, en una reunión pública se puede evidenciar lo bueno o lo malo, lo positivo o lo negativo. La Sección 22 pudo haber llegado a dialogar y entonces hubiera mostrado de manera clara y contundente estar a favor de la educación de la niñez y juventud del estado de Oaxaca, y hubiera evidenciado al Gobierno del Estado como el intolerante.

Pero no llegó. ¿Qué quería negociar? Solo la dirigencia de la Sección 22 lo sabe. Aunque en uno de sus comunicados aluden a continuar en la exigencia de que sean atendidas sus demandas legítimas enmarcadas en su pliego petitorio entregado el primero de mayo. ¿Y cuáles son esas demandas?

Son: ¿La abrogación de la reforma educación y sus leyes reglamentarias? (Cosa que corresponde al Congreso de la Unión) ¿La aprobación del PTEO? (Es competencia del Congreso del Estado? ¿La estabilidad laboral de todos los trabajadores de la educación? (Los gobiernos Federal y Estatal han dicho que no habrá despidos) ¿La libertad de los “presos políticos”? (Compete a las instancias respectivas de ambos gobiernos, según el delito) ¿La cancelación de módulos irregulares? ¿Cumplimiento a minutas y demás?

Uf, muchas de sus demandas son imposibles. La reforma educativa y el decreto para la transformación el IEEPO, las hacen improcedentes.

¿También querían plantear la reversa del decreto de Cué? Es una acción jurídica, y también política, que no está sujeta a negociación, según las versiones oficiales.

Ojalá y todas la reuniones con todas las organizaciones sociales fueras públicas y hasta televisadas.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com