CRÓNICA POLÍTICA: Gobernadores, ¿el dique a la Federación…y van por separar estados?

Rosy RAMALES

Interesante la organización de gobernadores de diversas entidades para ponerle un “hasta aquí” a la Federación, sobre todo en cuanto al manejo y distribución de los recursos públicos; máxime cuando la Cámara de Diputados está a punto de cumplir un deseo más al Presidente de la República: La reasignación presupuestal directamente por éste.

Con todo y candados, obedecerán nuevamente; quizá hasta afectando partidas destinadas a entidades federativas y municipios a través de acciones del Gobierno Federal, cuya tendencia, al parecer, es centralizar el manejo del presupuesto no solamente en este año.

Porque en la iniciativa presidencial de adiciones a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el artículo 21 Ter sería permanente y la reasignación planteada va en el orden siguiente: “…(el Ejecutivo) podrá reorientar recursos (…) para destinarlos a la ejecución de proyectos y acciones prioritarios de la Administración Pública Federal y fomentar la actividad económica del país, atender emergencias de salud y programas de beneficio de la sociedad”.

 Y como Morena es mayoría, la iniciativa será aprobada a la brevedad posible. Y por más “candados” que pongan a la misma, la representación popular se muestra en su apogeo nugatorio. Así, mexicanos y mexicanas se encuentran desamparados frente a un Poder Ejecutivo omnímodo y un Poder Legislativo debilitado (casi extinto fácticamente).

La esperanza son los gobernadores de las entidades federativas. Y no precisamente agrupados en la Conago, la cual ha abandonado algunos de sus principales objetivos como el conseguir “mayor equilibrio y mejor distribución de las potestades que corresponden a los órdenes de gobierno federal y estatal, y el fortalecimiento de las entidades federativas para que cuenten con los recursos y capacidad de respuesta de las demandas de sus comunidades”.

La Confederación Nacional de Gobernadores se ha convertido en un elefante blanco a las atentas órdenes de los Presidentes de la República.

La organización de gobernadores de la que ahora se habla sería distinta. En la cuenta @2x2xmexico se dice que 21 estados se alistan a formar el bloque más grande del país contra el gobierno” de Andrés Manuel López Obrador; “tomarán una amparo colectivo contra el Pacto Federal, para suspender todo tipo de apoyo a la Federación por las próximos 4.5 años…”

Y “dedicar los ingresos que se recolectan a beneficio de los estados”, para lo cual se organizarían en la figura de “estados asociados a la federación”, con los cual “el gobierno no tendría injerencia directa en las tomas de decisiones” de estas entidades.

Con la figura de “estados asociados tendrían la ventaja de regularse entre ellos mismos formando acuerdo de cooperación mutua al grado que si las cosas se complicaran podrían separarse definitivamente de la federación, esto traería una ruptura a nivel federal en muchos programas clientelares de López…”

“Se irían el 95 % de los estados del norte y varios del sureste”, lo cual provocaría “el rompimiento del consenso de la Unión y del Senado, ya que los estados en separación desconocerían a los actuales legisladores”, pues “al ser estados asociados sin beneficio de la federación, no necesitan representantes donde no tienen un beneficio, por lo cual solo se regirán con sus Congresos (y) leyes locales…”

“Esto aunque suena descabellado, tiene lógica la democracia se rige por la mayoría, y si la mayoría decide separarse y desconocer a sus legisladores federales, entonces los acuerdos internos del congreso de la federación y el Senado no tendría repercusión en las decisiones locales…”

Pues sí, suena descabellado, pero ciertamente también tiene lógica.

Habrá que recordar la historia: Cómo nació el Pacto Federal mexicano y la conformación de Estados Unidos, donde las provincias inglesas se hartaron de pagar tributos a la corona sin reciprocidad de la misma en cuanto a beneficios. También sería necesario recordar las causas de los dos movimientos armados en nuestros país: La Independencia y la Revolución.

¿Estaremos frente a otro movimiento? Claro, ahora no armado, pero sí político.

La información circulada en redes sociales quizá se trate solamente de un calambre, pero seguramente más de tres gobernadores lo han pensado. Incluso, mandatarios del norte del país han encarado al Gobierno Federal (de oposición) por la falta de recursos hacia su respectiva entidad federativa en relación a las necesidades.

En, fin. La separación de un estado de la Federación no son enchiladas. A lo largo de la historia de México ha habido intentos independentistas de algunos estados, sobre todo del norte del país. Pero no han prosperado.

Sin embargo, actualmente vivimos una época donde lo impredecible y lo imposible puede suceder. La pandemia ha venido a cambiar ciclos, órdenes, historias.

Sin duda, el tema es de sumo interés y de estudio para los constitucionalistas.

En el texto circulado en redes sociales hay una gran verdad: Los estados no necesitan representantes que no los representan cuando es necesario defenderlos. Agregaríamos, ni el pueblo necesita representantes que lo traicionan. Diputados y senadores existen de manera inútil.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario