CRÓNICA POLÍTICA: Hoy, humo blanco en el Tribunal Electoral

Rosy RAMALES

Con el 1º de septiembre terminó la tregua en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde parecían irreconciliables los dos grupos de magistrados y magistradas, y hasta en cuestión de horas cambiaron tres veces de titular de la presidencia.

Tras la destitución de José Luis Vargas Valdés, fungieron por unas horas Janine Otálora Malassis y Reyes Rodríguez Mondragón, luego entró Felipe Fuentes Barrera para desempeñar el cargo del diez de agosto al 1º de septiembre, día de emisión de convocatoria para elegir en definitiva al presidente o la presidenta de la Sala Superior.

Y sí fue emitida la convocatoria para llevar a cabo la elección este jueves dos de septiembre, a menos de que recesen la sesión ex profeso por falta de acuerdos, o la difieran de última hora, en cuyo caso el conflicto interno, la crisis, no habría terminado en el máximo órgano jurisdiccional del país en materia electoral.

La fecha para emitir la convocatoria y el eventual nombramiento temporal de Fuentes Barrera, de hecho constituyeron parte de los acuerdos alcanzados la madrugada del pasado diez de agosto para reestablecer momentáneamente la estabilidad interna. 

Algo así como una especia de tregua. Ahora viene el otro jalón: La elección definitiva de la persona titular de la presidencia del TEPJ, por el periodo determinado en la normatividad.

Y según ha trascendido a los medios de comunicación, tienen posibilidades los magistrados Reyes Rodríguez Mondragón, Mónica Soto Fregoso, Felipe de la Mata Pizaña e Indalfer Infante González, pues los restantes ya han presidido el Tribunal.

La Constitución Política General establece que: “La Sala Superior se integrará por siete Magistrados Electorales. El Presidente del Tribunal será elegido por la Sala Superior, de entre sus miembros, para ejercer el cargo por cuatro años.”

Y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación precisa que:

“Los Magistrados y las Magistradas de la Sala Superior elegirán de entre ellos a su presidente o presidenta, quien lo será también del Tribunal, por un período de cuatro años, pudiendo ser reelecto o reelecta por una sola vez.

“En caso de renuncia la Sala Superior procederá a elegir a una nueva presidenta o presidente, quien lo será hasta la conclusión del período para el que fue electo o electa el o la sustituida. Este o esta nueva titular de la Presidencia del Tribunal, de ser el caso, podrá ser reelecto o reelecta por una sola ocasión.”

A ver qué resulta del cónclave previsto para este jueves.

Quizá gane el grupo interno mayoritario, visto así porque sus votaciones han coincidido generalmente o por lo menos desde que fue evidente la crisis interna, y es el grupo donde puede ubicarse a la magistrada Janine y a los magistrados Reyes, Fuentes, de la Mata, e Idelfer.

En tanto, la magistrada Mónica y José Luis casi siempre han votado de manera uniforme.

Lo ideal sería que de la sesión electiva de este día, emane por unanimidad de votos la persona titular del TEPJF, porque entonces significaría que llega con el consenso necesario para dar gobernabilidad y estabilidad al máximo órgano jurisdiccional en materia electoral.

Lo que sí está claro es que José Luis no puede someterse a reelección, pues es el magistrado presidente destituido por la mayoría de sus pares, a quienes, por cierto, trató como “manada” en plena sesión pública; o sea, sin el respeto y decoro que se deben entre sí.

NO SIGAN HACIENDO EL OSO

Y más vale que magistradas y magistrados del Pleno de la Sala Superior del TEPJF no sigan haciendo el oso, el ridículo, con su conflicto interno, porque solo dan motivos a los partidos políticos con planes para desaparecerlos de un “dedazo” mediante una reforma electoral vía sus legisladores en el Congreso de la Unión.

Continuar en el pleito, además de atizar el ánimo de quitarlos, alimenta la crisis interna, lo cual es inconveniente para los asuntos a resolver por dicha Sala. Recordemos que aún faltan diversas impugnaciones en última instancia sobre las elecciones locales de 2021, sobre todo de gubernaturas.

Y en breve iniciarán los procesos electorales en las seis entidades federativas donde en 2022 habrá comicios para renovar gubernaturas en los estados de Aguascalientes Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, y seguramente pulularán las impugnaciones empezando por los procesos internos de selección de candidaturas.

Además están pendientes cualquier impugnación a la declaración de pérdida de registro de tres partidos políticos nacionales: Encuentro Solidario, Redes Sociales y Fuerza México.

 ***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario