CRÓNICA POLÍTICA: Los enroques priistas en Oaxaca

Rosy RAMALES

Desde hace por lo menos un mes se ha venido manejando el run-run de un cambio en la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI en Oaxaca. Sin embargo hasta ahí había quedado; ahora puede que se concrete.

La próxima semana a más tardar llegaría Eviel Pérez Magaña a relevar a Eduardo Rojas Zavaleta, salvo decisión en contrario de último momento. Ya ven que en política nada está escrito, y no se es hasta que se es.

Pero, según cuentan en corrillos priistas, desde ayer Lalo Rojas ya dejó la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para alistarse a asumir un cargo en el gabinete del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

¿Qué cargo? Pues el jefe político le ofreció la Secretaría del Bienestar (Sebien), aunque también cabía la posibilidad de nombrarlo Secretario de Movilidad; lo cual se despejará en las próximas horas.

Eso, salvo que Lalo Rojas prefiera quedarse en la sexta posición de la lista a las diputaciones locales de representación proporcional o plurinominales; posición incierta de asignarse al PRI, pues está en función del número de votos que obtenga este partido y de los triunfos o derrotas en la elección de mayoría relativa.

Por cierto, dicho partido ¿ya habrá hecho la sustitución correspondiente en la lista pluri o apenas lo está planeando? Como sea, Lalo Rojas merecía un mejor lugar en esta lista.

En fin, ¿por qué un eventual cambio en la presidencia del PRI estatal? La razón solamente la sabe la cúpula priista. Pero puede tener diversas lecturas.

Y no faltará quien pretenda amarrar navajas.

Independientemente del buen trabajo realizado por la dirigencia encabezada por Lalo Rojas, la eventual llegada de Eviel le haría bien al PRI, porque se trata de un cuadro formado en la faena partidaria y conoce de estrategia electoral.

Habrá esperar a que se concrete la llegada de Eviel a la presidencia estatal priista para hablar de la diversidad de lecturas.

¿Y el cambio en el PRI solamente comprendería la presidente del PRI estatal? Pues hay dos propuestas:

Una: Que se quede Amairani Morales como Secretaria General.

Dos: Que Mariana Benítez llegue a la Secretaría General del partido en fórmula con Eviel.

En fin, por lo pronto habrá que esperar el procedimiento interno en caso de darse el relevo en la dirigencia estatal del PRI.

Primero tendría que darse formalmente la renuncia de Lalo Rojas a la presidencia del CDE, luego por prelación el ascenso de la Secretaria General o del Secretario de Organización (Orlando Acevedo), y de ahí una convocatoria por el órgano competente del partido para invitar a la integración de la dirigencia estatal en las dos posiciones principales.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario