CRÓNICA POLÍTICA: Mentira que la consulta popular sea para juzgar a los expresidentes… y el proselitismo de Salomón Jara

CRÓNICA POLÍTICA: Mentira que la consulta popular sea para juzgar a los expresidentes… y el proselitismo de Salomón Jara

Rosy RAMALES

Se aproxima el día destinado para llevar a cabo la “Consulta Popular” solicitada por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador: Se realizará el primer domingo de agosto próximo.

Es una consulta para que la ciudadanía diga si está de acuerdo o no lo está en algo así como investigar cierto tipo de decisiones y hacer justicia.

O sea, es mentira que sea para enjuiciar a los antecesores de AMLO desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, pasando por Ernesto Zedillo y los panistas Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa.

Harto se ha dicho que la pregunta exacta es la siguiente:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Es la pregunta que aparecerá en las 93.5 millones de papeletas, cuya impresión ya concluyó el Instituto Nacional Electoral (INE); y que corresponden al número de ciudadanos que aparecerán en la Lista Nominal para este ejercicio de participación ciudadana.

Vean:

Entonces, ¿dónde dice que es para enjuiciar a los expresidentes?

Ello ni siquiera debería ser tema de consulta. Juzgar a los expresidentes es la primera acción que debió realizar el mandatario López Obrador, preciándose de encabezar una “Cuarta Transformación” del país.

¿PARTICIPAR O NO PARTICIPAR?

Si bien la consulta popular programada para llevarse a cabo el próximo primero de agosto es el primer ejercicio de participación ciudadana en el país, también es cierto que el objeto real y el trasfondo de la misma, así como la ambigüedad de la pregunta, hacen dudar a la ciudadanía en participar o no.

Participarán, sin duda, aquellas personas beneficiarias de algunos de los programas sociales, no como condición para continuar recibiendo el beneficio, sino porque previamente han sido persuadidas, aleccionadas; con sus excepciones.

Pero ¿el resto de la ciudadanía, sobre todo aquella de la clase media olvidada por el Gobierno Federal y el partido Morena? ¿Participará?

Participar con un NO, quizá representaría una expresión de inconformidad por parte de la ciudadanía, no con investigar decisiones políticas y hacer justicia, sino con el mismo presidente López Obrador.

Participar con un SÍ, sería tal vez el aval ciego de la ciudadanía cautiva de la “4T” o quizá una manifestación de conformidad con el gobierno encabezado por AMLO.

En cualquier caso concurrir al llamado, sería legitimar una consulta popular sin claridad.

EL PROSELITISMO DE SALOMÓN JARA

Pareciera que ciertos personajes de Morena implícitamente realizan proselitismo a su favor en la promoción de la consulta popular.

Podría ser el caso del senador Salomón Jara Cruz, aspirante a la candidatura de Morena para la renovación de la gubernatura de su estado natal, Oaxaca, donde el proceso electoral respectivo iniciará en septiembre próximo.

Dicho senador se ha dado a la tarea de realizar todo tipo de actividades y actos para promover una consulta popular para “enjuiciar a los expresidentes” de México, pero en realidad promueve su imagen.

Ha realizado reuniones informativas y hasta marchas. Además, de pegar propaganda. Por ejemplo, en automóviles particulares y de servicio de transporte público, en la cual aparece la leyenda en grande y a colores guinda y verde: “Brigada Salomón Jara”.

Y en letras pequeñas de un solo color, aparece el llamado a participar en la consulta.

Salomón Jara ya no sabe qué hacer para posicionarse en el ánimo del electoral y quizá adelantarse a Morena…más bien, al jefe político del morenismo a nivel nacional quien al final de cuentas será quien tome la decisión sobre qué persona encabezará la candidatura a la gubernatura oaxaqueña, cuya elección será en 2022.

Y si será hombre o mujer.

Sin embargo, sabiendo las reglas no escritas, el senador Salomón Jara anda en pleno proselitismo. ¿Será que aplica el dicho de AMLO de que “no hay tapados”, aunque en este caso para la sucesión oaxaqueña?

***

Correo: rosyama@hotmail.com

Deja un comentario