CRÓNICA POLÍTICA: Morena ¿aún sin claridad si va hombre o mujer a la sucesión oaxaqueña?

Morena, el partido totalmente elecciones

Rosy RAMALES

Morena sí que no pierde el tiempo. Ni Mario Delgado Carrillo anda con medias tintas, sino con la camiseta bien puesta, caminando por el país desde una gira iniciada en el estado de Oaxaca por los 300 distritos electorales federales preparando al partido para lo que viene:

El proceso de revocación de mandato del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que es lo inmediato.

Los seis procesos electorales locales de renovación de gubernatura 2022 en Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Quinta Roo y Oaxaca, donde la respectiva competencia ha empezado o está por iniciar.

La afiliación al partido.

Y de ahí, lo que sigue:

Los procesos electorales locales 2023 en Estado de México y Coahuila para renovar la correspondiente gubernatura.

La sucesión presidencial en 2024.

¡Morena es un partido totalmente elecciones! A leguas se nota tener absolutamente claro que su fortaleza es eminentemente electoral. Por eso, no se da el lujo de perder ni siquiera un minuto de tiempo; sino anda en movimiento sin tregua alguna.

De ahí que su fundador y líder moral, Andrés Manuel López Obrador, actúe más como promotor del voto y jefe político, que como Presidente de la República. Tiene la certeza de que una función impacta en la otra, y viceversa.

A pesar de ser el partido en el poder, los morenistas no se han dormido en sus laureles. Por el contrario, parece que los resultados electorales de 2021 (que no dio holgura a Morena en la Cámara de Diputados Federal) les sirvió de acicate para redoblar el paso.

Y van por todo lo que viene.

De entra van por el voto favorable para que AMLO concluya su mandato. Por eso es que los morenistas llaman proceso de “ratificación” en vez de revocación, pero éste es el término  constitucionalmente válido. La Carta Magna establece la figura como un derecho de la ciudadanía para “participar en los procesos de revocación de mandato”.

Inteligentemente, Mario Delgado, en la gira que ha iniciado, anda constituyendo “Comités de Defensa de la Cuarta Transformación” y al mismo tiempo anda invitando a la ciudadanía en general a participar de manera activa en dichos organismos.  También instó a lo interno.

Todo lo resumió en la siguiente frase:

“Hacemos el llamado a simpatizantes, militantes, autoridades, liderazgos y legisladores a que vayamos todos unidos; nada de pelearnos, nada de sectarismos, nada de politiquería. Tenemos que ganar de manera contundente la Ratificación de Mandato, por eso, pusimos ya en movimiento nuestro partido, porque es nuestra obligación salir a caminar, tocar casa por casa, informarle a la gente qué está pasando en el país y que habrá este ejercicio democrático, para que nos apoyen y siga adelante el proyecto de Transformación”.

Carambola de muchas bandas. Es evidente que toda la movilización que implica la constitución de los comités de defensa con rumbo a conseguir la ratificación de López Obrador, también lleva implícitos los fines electivos 2022, 2023 y 2024, año en que Morena plantea teñir totalmente de guinda el país.

Eso si acaso la ciudadanía no hace efectivo el proceso de revocación de mandato, produciendo descalabros electorales en cascada; circunstancia que favorecería sobre todo al PAN, porque el PRI anda sumido en sus problemas internos por el momento.

De acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE) el próximo 1° de octubre inicia el plazo para que cualquier persona o varias personas agrupadas en una asociación civil cuyo objeto sea la promoción de la participación ciudadana en la vida democrática, soliciten la realización del ejercicio de revocación.

En fin, al mismo tiempo de promover los propósitos del ejercicio de participación ciudadana, Morena aprovechará para hacer proselitismo en las entidades donde el próximo año elegirán gobernador o gobernadora, y de paso incrementará su membresía para la sucesión presidencial. Ya empezó el declive sexenal.

Ah, y las personas aspirantes a las gubernaturas andan montadas en los eventos de Morena.

EN OAXACA, ¿MORENA AÚN NO SABE SI VA HOMBRE O MUJER A LA GUBERNATURA?

En Morena ha sido una praxis otorgar algún nombramiento partidario a la persona “palomeada” para una candidatura a cargo de elección popular. Algo parecido a la práctica priista de “sembrar” candidaturas vía designaciones de partido o de servicio público.

Pero ahora no lo ha hecho en el estado de Oaxaca, donde este fin de semana estuvo el presidente nacional del partido, Mario Delgado Carrillo. Entre otros eventos, asistió a la constitución de comités de defensa y al informe legislativo de la senadora Susana Harp, quien, tras dicho acto, declaró a la prensa que sí se anotará para la sucesión oaxaqueña.

Pero en su gira por Oaxaca, Mario Delgado dijo que en noviembre próximo Morena abrirá la convocatoria “para que se inscriban todos y todas aquellos que aspiren a contender por la gubernatura de Oaxaca”, mediante el método de selección de encuesta.

E hizo hincapié en lo siguiente: “La selección la vamos a hacer de manera muy transparente, que no haya dudas de que es la gente quién decide. Vamos a emitir una convocatoria para que se inscriban quienes quieran participar en este proceso: hombre o mujer, y que se someta a la valoración del pueblo de Oaxaca, para que todas y todos decidamos quién deberá encabezar este proyecto y quién nos lleve al triunfo en el 2022.”

Es un secreto a voces que en la praxis en Morena hay un dedo elector y que el método de selección es solamente para darle formalidad a una decisión. Ocurre igual en la mayoría de los partidos políticos.

En el caso de Morena, pareciera que aun no tiene claridad sobre si va hombre o mujer, amén del resultado de la encuesta. Caso contrario ya lo hubiese cacareado de algún modo.

Será porque tiene varias cartas: La senadora Susana Harp, el senador Salomón Jara; el director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda; el director general del INPI, Adelfo Regino Montes; Alberto Esteva Salinas, Héctor Sánchez López y Narcedalia Ramírez Pineda.

Además, sus aliados como el Partido Verde Ecologista de México, también le entrará a la encuesta para ir en una eventual coalición con Morena por el gobierno de Oaxaca, llevando como carta al senador Raúl Bolaños Cacho Cué.

Y priistas andan queriendo colarse. Por ejemplo, el director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Francisco Ángel Villareal. Sí, pensando en una coalición PRIMor.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario