CRÓNICA POLÍTICA: Morena, ¿ganaría Oaxaca? ¿O haría ganar al PRI?

CRÓNICA POLÍTICA: Morena, ¿ganaría Oaxaca? ¿O haría ganar al PRI?

8 febrero, 2016 0

Rosy RAMALES

Viste camisa blanca manga larga, pantalón de mezclilla. Luce cabello bien recortado impregnado de gel. Y en su acento, Salomón Jara Cruz, revela su origen indígena.

__En verdad, ¿crees poder ganar la elección constitucional?,__ preguntamos al precandidato de Morena a Gobernador de Oaxaca, al grano ante su inminente candidatura.

__Vamos a ganar, ¡vamos a ganar!,__ apresura Salomón, y agrega: “¿No me crees?”

Con un gesto evidenciamos la duda. Entonces, el precandidato hace referencia a que en el Distrito Federal Morena casi arrasó en las elecciones del 2015, siendo su primera competencia y sin grandes campañas publicitarias, y nadie lo creía. Alude también a la silenciosa hazaña de desbancar al PAN como tercera fuerza electoral en el estado de Oaxaca en los pasados comicios federales, también en su primera participación.

“Yo estoy caminando el estado; me levanto muy temprano y voy de casa en casa, primero con los simpatizantes”, explica en la breve plática a la mesa de un café. Ese trabajo de tierra, lo ha realizado ya en alrededor de 363 municipios de los 570 que conforman el estado de Oaxaca, según refiere.

“No tengo recursos para hacer una precampaña vistosa”, dice como un argumento más de su diario peregrinar.

Y a propósito de recursos, le preguntamos por qué se le acusa de desvío y de subejercicio cuando fungió como Secretario de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (SEAFPA). Evidentemente, asegura no haber tales cosas; que las observaciones hechas por la Contraloría, las ha solventado y se refieren a tramitología, y que cuenta con su carta de no inhabilitación.

En breve dará una conferencia de prensa donde ofrecerá pruebas en contra de las situaciones donde lo involucran, anuncia; incluso, pruebas que desmienten el supuesto compadrazgo con el mexiquense Alejandro Murat Hinojosa, ahora precandidato del PRI también a Gobernador de Oaxaca. La pregunta sobre este tema lo incomoda. “Tengo el acta de matrimonio de mi hija, el padrino es otra persona”, asegura con cierto enfado.

Salomón Jara alude luego al planteamiento que viene haciendo Morena y su dirigente nacional, Andrés Manuel López Obrador: Dar reversa a las reformas estructurales, impulsadas por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, la energética y la educativa.

Toca un tema, sin duda, escabroso. Los habitantes del estado de Oaxaca, y de aquellas entidades federativas donde ha sido belicoso el actuar del magisterio, temen volver a la situación de días sin clases, marchas, plantones, caos. Por eso hablar de echar abajo la reforma educativa, genera miedo; y éste es uno de los obstáculos en el ánimo de la ciudadanía para volcarse hacia Morena.

Dar reversa a dicha reforma, no implica nada de eso, dice el precandidato morenista. “No es una reforma educativa, es una reforma laboral; y, mira, la rectoría de la educación siempre la ha tenido el Estado”, acota.

Lo tendrán que explicar con todo detalle a las ciudadanas y ciudadanos que quieren estar con Morena, pero no acaban de atreverse.

Plenamente convencido, Salomón puntualiza: “Andrés Manuel va a ser Presidente de México… y antes, vamos a ganar la gubernatura de Oaxaca”.

Jara Cruz no es precandidato único de Morena, tiene una competidora interna: Luisa Cortés. Sin embargo, se ve como una competencia para darle legalidad a la precampaña.

LOS NÚMEROS

¿Y a Morena le darán los números para ganar las elecciones de Gobernador de Oaxaca?

Veamos:

Morena es un partido político de reciente creación, y su participación electoral inicia en las elecciones de diputados federales del 2015, en las cuales de un jalón desbancó al PAN como segunda fuerza electoral en el estado de Oaxaca: Acción Nacional obtuvo 100 mil 183 votos, y el Movimiento Regeneración Nacional, 137 mil 227 votos.

No estuvo nada mal la votación de Morena en su primera participación, ¡y en elecciones intermedias!, caracterizadas siempre por altos índices de abstencionismo. Incluso, las elecciones del 2015 en Oaxaca fueron atípicas con resultados atípicos debido al boicot magisterial.

Para medir sus posibilidades en números, los partidos políticos generalmente toman como referencia los resultados de las últimas elecciones al cargo por el cual competirán en los próximos comicios; entonces el referente serían las elecciones de gobernador de Oaxaca del 2010, para las estimaciones de junio del 2016.

Claro, esa lógica no siempre es la regla, y menos en un estado como Oaxaca.

Elecciones 2010:

La coalición PRD-PAN-PT-Convergencia, denominada “Por la Paz y el Progreso”, obtuvo 733 mil 783 votos, llevando como candidato a Gabino Cué Monteagudo. Y la coalición PRI-PVEM, “Por la Transformación de Oaxaca”, alcanzó 613 mil 651 votos, con Eviel Pérez Magaña como candidato.

Por primera vez, el PRI pierde la gubernatura.

Ahora veamos los resultados de las recientes elecciones federales del 2015, en las cuales Morena se estrena como partido político:

PRI, 295 mil 589 votos; PRD, 208 mil 826; Morena, 137 mil 227; PAN, 100 mil 183; PES, 41 mil 974; PVEM, 41 mil 824; Panal, 34 mil 788; MC, 28 mil 284; PT, 26 mil 471; y PH, 12 mil 308.

En el 2015, solamente PRD y PT participaron coaligados en el estado de Oaxaca.

¿Le alcanzarían los números a Morena para ganar la gubernatura de Oaxaca?

Pues matemáticamente, no. Pero políticamente, quien sabe. En elecciones a gobernador, sumadas a la de presidentes municipales, más la de diputados locales, suben los niveles de participación ciudadana.

Sin embargo, parece difícil que para las elecciones del próximo cinco de junio, la votación en las elecciones de gobernador rebase los 700 mil votos, como ocurrió en el 2010.

No obstante, el precandidato de Morena, Salomón Jara, pronostica 800 mil votos para su partido.

Una coalición PRD-Morena en el estado de Oaxaca, probablemente podría alcanzar una votación tan alta. Pero Morena solo, no. Aunque Andrés Manuel siempre da sorpresas; su figura tiene peso en esta entidad de tendencia de izquierda. Y todo puede pasar, partiendo de tres escenarios:

Que Morena incremente su votación, pero sin rebasar al PRD.

Que Morena rebase a la coalición del PRD-PAN-PT, y gane las elecciones de gobernador.

Que Morena desbanque al PRD como segunda fuerza electoral en el estado de Oaxaca, pero no consiga ganar.

Ese es el riesgo: Que Morena pulverice el voto de la izquierda, y provoque el triunfo del PRI.

¿Qué haría Morena y el PRD en un escenario así?

Por lo pronto, Morena lleva ventaja en lo siguiente: Su estrategia de tierra de Salomón y las constantes visitas de Andrés Manuel a los municipios oaxaqueños. Ningún otro presidente nacional de partido político, ha asomado siquiera la nariz. Además, tiene de su lado la base de organizaciones sociales; alianza fáctica discutible, pero la tiene.

Un dato más: Salomón Jara fue uno de los fundadores del PRD en Oaxaca, partido que en su mejor época en Oaxaca, allá por 1997, casi alcanza al PRI por sí mismo precisamente haciendo trabajo de tierra. El precandidato de Morena tiene esa ventaja: Conoce las entrañas de la izquierda oaxaqueña.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com