CRÓNICA POLÍTICA: Pobre PRD; reducido a la nada política

Rosy RAMALES

Y pensar que el PRD un día estuvo a nada de ganar la Presidencia de la República y convertirse en el partido en el poder; y hoy, parece haber entrado en agonía.

Desde su nacimiento como partido político nacional en 1989 hasta el 2006 fueron los años de auge del entonces glorioso Sol Azteca. Incluso, en 2006 y en 2012 encabezó sendas coaliciones electorales que lo colocaron como una gran fuerza electoral.

En la elección presidencial de 2006 encabezando la coalición “Por el bien de todos, primero los pobres” obtuvo el 35.31 % de la votación válida emitida frente al 35.89 % del PAN, el cual alcanzó apenas un poquito más del 35.89 %.

Y en los comicios presidenciales de 2012 el margen se amplió a favor del PRI. Entonces la coalición “Movimiento Progresista” encabezada por el PRD obtuvo el 32.41 %, mientras el Revolucionario Institucional lo superó al llegar al 39.17 %.

La característica del PRD en ambas elecciones es que su candidato fue Andrés Manuel López Obrador, y la coalición la integró junto con los partidos del Trabajo (PT) y el partido naranja, nada más que en el 2006 como Convergencia y en el 2012 como Movimiento Ciudadano.

Pregunta: ¿En ambos comicios presidenciales fue AMLO quien le dio los votos al PRD y coalición? ¿O fue el PRD el aportante de la votación para el tabasqueño y para los partidos aliados”?

Probablemente AMLO. Aunque entonces la izquierda representada por el Sol Azteca era fuerte, pero también más ‘tribal’. Un ‘tribalismo’ que practicaba el ‘canibalismo’ político interno; praxis que poco a poco minaron al PRD.

Máxime cuando a la salida de AMLO, el Partido de la Revolución Democrática se quedó sin líder. Tenía muchos cuadros para encabezar la dirigencia nacional, pero no un líder. Además, eso cuadros eran los mismos de siempre.

De hecho, prácticamente siguen siendo los mismos. Como que el PRD se hundió en el burocratismo de cuadros que ahí están cobrando un sueldo, calentando asientos, buscando coaligarse como una forma de sobrevivencia, y ya.

El Sol Azteca se ha distanciado de la ciudadanía, de las causas sociales. Y no sea pretexto el no contar con el suficiente financiamiento público para realizar trabajo de campo, pues un día lo hicieron cuando empezaban como partido político.

Le hace falta líderes y cuadros propios competitivos.

Claro, cuando el barco llamado PRD empezó a hundirse muchos saltaron, y se fueron a Morena o a otros partidos políticos. Muchos perredistas siguieron a AMLO cuando en el Sol Azteca lo patearon, pero él, en vez de desanimarse, fundó Morena, donde después buscaron cobijo más perredistas, más por conveniencia que por convicción.

Y ahí están los resultados de las elecciones del pasado domingo cinco de junio; ni la fuerza de la coalición o candidatura común que hizo en las entidades federativas con renovación de guberntura, le dio votos al PRD, ni éste le aportó gran cosa a sus alianzas.

Vean:

ENTIDADVOTACIÓN PRDPORCENTAJE EN PREP
Aguascalientes15,033  3.2401%  
Durango6,902  2.7337%
Hidalgo26,736  2.5199%  
Oaxaca34,708  3.0728%  
Quintana Roo14,504  2.9181%  

Los resultados de los cómputos distritales no movieron mucho los porcentajes, y en aquellas entidades donde no alcance el 3% de la votación válida emitida (ni impugnando) perderá el derecho a recibir financiamiento público estatal y demás prerrogativas.

Pobre PRD, sin gobernadores, sin congresos locales, con poquitos concejales y legisladores federales y locales, está prácticamente reducido a la nada política.

Y en el pecado lleva la penitencia.

REPLANTEAR SU PARTICIPACIÓN

Es hora de que el PRD replantee su participación en los procesos electorales. ¿Solo o en coalición? Nada aporta, nada o muy poco le aportan.

Que vea el ejemplo de Movimiento Ciudadano, que viene consiguiendo más porcentaje de votación y más espacios que el otrora glorioso PRD.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario