CRÓNICA POLÍTICA: Susana Harp, ¿la candidata, despiste o calambre?

Rosy RAMALES

En ciertas tareas políticas en el estado de Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador siempre ha mostrado predilección por Susana Harp Iturribarría por sobre Salomón Jara Cruz; ambos senadores de la República.

Incluso, desde cuando el ahora mandatario presidía Morena al mismo tiempo de aspirar a la candidatura presidencial, el partido dio a conocer el nombre de la cantante como una de las mujeres perfiladas en la entidad para la postulación al Senado.

Por cierto, la filtración molestó a Susana Harp, quien externó su malestar en su cuenta de Twitter, en la cual escribió:  “¡Nadie les pidió y menos autorizó que me pusieran en su encuesta. Es un abuso de su parte USAR el trabajo de los demás!”

No obstante, la intérprete de música mexicana días después salió como si nada aceptando la postulación, como encantada con la magia del poder.

Bueno… en ese momento no fue precisamente la postulación, sino más bien el cargo de Coordinadora de Organización de Morena en el Estado de Oaxaca. Algo así como hacer mole negro sin jamás haber hecho ni siquiera una salsa en molcajete.

La Coordinación de Organización de Morena en las entidades federativas fue el puesto mediante los cuales el partido “sembró” candidaturas a distintos cargos de elección popular para las elecciones concurrentes del 2018.

Una “siembra” al estilo PRI. ¿Recuerdan? El otrora partidazo acostumbraba enviar como delegados especiales a los futuros candidatos y candidatas; o, en el mejor de los casos el gobernante en turno los nombraba delegados de gobierno con facultades para comprometer recursos.

Era una forma de hacer campaña de manera muy adelantada y con respuestas inmediatas.

Se parece mucho el estilo de Morena 2017-2018, ¿no? Y quizá sea el mismo estilo rumbo al proceso electoral 2020-2021 para las elecciones concurrentes intermedias, que en Oaxaca serán, además de diputados federales, para renovar Congreso Local y ayuntamientos en los municipios de régimen de partidos políticos.

Y terminando el proceso 2020-2021, arrancará el proceso local 2021-2022 para elegir gobernador de Oaxaca; al sucesor de Alejandro Murat Hijonosa, militante del PRI, pero con vínculos muy fuertes en el Partido Verde y con muy buena relación con AMLO, jefe político de Morena.

De aquí p’al real, serán tiempos 100% electorales con todo y pandemia. Por eso, el anuncio del presidente López Obrador sobre el nombramiento de Susana como representante del Gobierno Federal para coordinar esfuerzos en el combate al COVID-19, fue considerado en el ámbito local como un pre-destape de la candidateable a la gubernatura de Oaxaca por Morena.

¿Pues qué hace alguien sin formación de médico coordinando esfuerzos contra el COVID-19? En Wikipedia se menciona que ella estudió la Licenciatura en Psicología. ¿Entonces cual sería su papel? ¿Escuchar a las personas?

Suponemos que se trataría más bien de una encomienda de vigilancia y enlace, de manera oficial; nada de asuntos médicos. Ni modo que para personificar a Su-sana-distancia.

También en la llamada “Cuarta Transformación” los políticos son todólogos; el mandatario les improvisa cargos según las necesidades electorales de un proyecto político, no así conforme a las necesidades de la población o de la Nación. Un estilo priista muy arraigado.

En fin, si fuera el caso de “sembrar” a Susana Harp rumbo a la sucesión gubernamental, entonces Salomón Jara Cruz prácticamente estaría desbancado en su pretensión de convertirse en el candidato de Morena a gobernador de Oaxaca y ganar, total ya se probó en las elecciones del 2016 cuando estuvo muy cerca.

Sin embargo, el altísimo resultado del 2016 no lo consiguió Salomón por sí mismo, sino AMLO vía Morena, quien nunca dejó de caminar Oaxaca donde tiene una amplia base social y, en consecuencia, político-electoral. Claro, Jara Cruz puso su granito de arena tocando puerta por puerta, lo que se conoce como campaña (adelantadísima) de tierra.

Pero como reza la vox populi, “donde manda capitán no gobierna marinero”. Y si AMLO ya se decidió por Susana Harp para candidata a gobernadora, Salomón tendrá que aguantar sin chistar, tal como apechugó en 2018 cuando López Obrador la colocó encabezando la primera fórmula al Senado, y a él en la segunda.

Desde entonces, se notó que prefería a Susana por sobre Salomón, pues si Morena perdía la elección, solo hubiese entrado ella como senadora de primera minoría. ¿O será que la ha preferido porque el apellido Harp suena a asuntos bancarios, financieros, de inversión?

Bien dicen algunos políticos, “si quieres ser candidato, debes tener dinero o fuentes de financiamiento confiables”.

En fin, igual y el anunciado nombramiento de Susana Harp sea realmente para coordinar esfuerzos en las tareas de combate a la pandemia de COVID-19 en el estado de Oaxaca. O quizá se trate de un despiste o de un calambre.

Un calambre de AMLO a cualquier morenista en su intento de adelantarse en posicionarse como candidatura natural a la sucesión oaxaqueña, como Salomón Jara o como la misma Coordinadora del Gobierno Federal, Nancy Ortiz Cabrera.

O un despiste, y llegado el momento de la designación de la candidatura, AMLO se decida por otra persona. Habrá que tener en cuenta que para la sucesión de Oaxaca también suenan los nombres de Adelfo Regino Montes y de Luis Antonio Ramírez Pineda, actuales directores del Instituto Nacional Indígena (INPI) y del ISSSTE, respectivamente.

Incluso, hay otras personas como Narcedalia Ramírez Pineda y Raúl Bolaños Cacho Cué, también con posibilidades y quienes pudieran llegar a la candidatura a la gubernatura oaxaqueña por Morena en alianza fáctica o electoral con otros partidos políticos, como el mismo PRI y el PVEM.

¿Suena descabellado? En política nada está escrito, y todo es de tiempos y circunstancias; además las victorias electorales de construyen a partir de acuerdos.

Por otra parte, habrá que ver cómo queda la correlación de fuerzas tras las elecciones intermedias del 2020-2021.

En cuanto al anunciado nombramiento de Susana Harp como represente del gobierno de AMLO para coordinar esfuerzos en las tareas de combate al COVID-19, pudiera tratarse también de un marca-pasos para los morenistas con encomiendas partidarias o en programas sociales.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario