CRÓNICA POLÍTICA: Todos contra Putin

Rosy RAMALES

Todos los Estados nacionales deberían condenar la invasión de Rusia a Ucrania. Pues como temen especialistas, la embestida militar rusa sería la madeja del hilo para desatar una tercera guerra mundial, riesgo indeseable.

Ya la humanidad se encuentra demasiado golpeada por la pandemia Covid-19: Millones de muertos, familias desechas, economías colapsadas, crisis emocionales. Incluso, quien sabe si verdad o mito, pero en algún momento se habló del virus como una especie de guerra.

¡Ya!

No frenar al presidente ruso, Vladímir Putin, sentaría un grave precedente intervencionista. Al rato cualquier Estado nacional querrá invadir a sus vecinos por algún motivo, justificado o injustificado. Como si no existiera el Derecho Internacional para dirimir los conflictos.

Valga la comparación, sería como volver a un símil de la época de las Cruzadas, en este caso para extender el poderío de una potencia sobre diversos países, vecinos o no.

Rusia, con el mando de Putin, no quiere ver a Ucrania como un Estado soberano, sino como una colonia. Y entre las diversas razones por las cuales emprendió la embestida militar a gran escala, es porque pretende impedir que Ucrania forme parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La OTAN se creó en 1949 como un sistema de defensa entre sus miembros para evitar, en ese entonces, la expansión de la Unión Soviética sobre Europa. Al paso del tiempo ha evolucionado. Incluso, en su página web cita cuatro aspectos básicos rectores: Una alianza política y militar, Defensa colectiva, Vínculo Trasatlántico, Concepto Estratégico 2010.

En el primer aspecto, resume:

“La seguridad en nuestras vidas diarias es clave para nuestro bienestar. La finalidad de la OTAN es garantizar la libertad y la seguridad de sus países miembros por medios políticos y militares.” En lo político, “promueve valores democráticos y permite que los miembros se consulten y cooperen cuestiones relacionadas con la defensa y la seguridad para solventar problemas, fomentar la confianza y, a largo plazo, evitar conflictos. Y en lo militar, “tiene un compromiso de resolución pacífica de controversias, (y) cuando los esfuerzos diplomáticos no dan fruto, la fuerza militar emprende operaciones de gestión de crisis…”

En el segundo aspecto, sintetiza:

“La OTAN opera con arreglo al principio de que un ataque contra uno o varios de sus miembros se considera un ataque contra todos. Este es el principio de defensa colectiva, consagrado en el Artículo 5 del Tratado de Washington. Hasta la fecha, el Artículo 5 se ha invocado en una ocasión, en respuesta a los ataques terroristas del 11S de 2001 en los Estados Unidos.”

Esa puede ser una de las principales razones por la cual Putin quiere evitar que Ucrania se incorpote a la OTAN. Y así lo ven especialistas. O sea, quiere atacar sin que nadie lo ataque.

ESTADOS MIEMBROS DE LA OTAN

Actualmente la OTAN cuenta con 30 países miembros. Aplicando su principio de defensa colectiva, imagínense, los 30 atacando al Estado nacional que se atreva a atacar a uno de sus integrantes, que son los siguientes adheridos en ese orden:

Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados unidos, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino unido, Grecia, Turquía, Alemania, España, Hungría, Polonia, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Albania, Croacia, Montenegro, y Macedonia del Norte (éste adherido en 2020).

Imagínense que algún de los países miembros de la OTAN decidiera apoyar militarmente a Ucrania, y por esa razón Rusia también emprendira la embestida contra éste, se desataría una guerra de gran dimensión.

POSTURA DE MÉXICO

Pues en hora buena la postura de México a través del presidente Andrés Manuel López Obrador, condenando la invasión de Rusia a Ucrania. Y ayer mismo lo hizo el canciller Marcelo Ebrard.

En su matutina, dijo: “…le recomendé al secretario de Relaciones Exteriores que como pie de página se estableciera la propuesta de México de rechazar, condenar cualquier invasión de cualquier potencia. Esa es la postura, en este caso de Rusia, pero lo mismo de si trata de China o de Estados Unidos, queremos que se respete la independencia de los países, la soberanía de los pueblos”.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario