CRÓNICA POLÍTICA: Ya vienen por “Alito”; ya va Murat

Rosy RAMALES

El cateo a la mansión de Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) es como una señal de que las autoridades judiciales competentes ya vienen por el actual presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, derivado de las denuncias en su contra por presunto enriquecimiento ilícito.

Denuncias que se supone fueron motivadas por los diversos audios presentadas por la gobernadora de Campeche, la morenista Layda Sansores, en los que presuntamente “Alito” dice: Haber recibido recursos de Cinépolis para las campañas electorales de diputados; habla sobre cómo justificar 12 millones de pesos, y de un pago millonario a una televisora.

Y el cateo es como una señal de que los morenistas van en serio por el ex gobernador de Campeche y también actual diputado federal, que junto con el líder de su bancada en la Cámara de Diputados Federal, Rubén Moreira, impulsaron el rechazo a la reforma eléctrica del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Quien sabe si tal oposición tenga que ver con la eficacia de la justicia en contra de Moreno Cárdenas. No obstante, si fuese culpable de los delitos que se le imputan, pues en todo caso las autoridades morenistas solamente cumplen con su obligación, amén de que tales delitos representen la justificación perfecta para desquitarse de “Alito”.

Por cierto, cuando Moreno Cárdenas fue electo mediante un tramposo procedimiento como presidente del CEN del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se dijo que había sido puesto (o por lo menos impulsado) por AMLO para que el tricolor dejara de hacer y pasar; o sea, para que no fuera obstáculo en el crecimiento de Morena.

Si fuera el caso, algo incumplió “Alito”, quien argumenta la existencia de una persecución política en su contra y niega los delitos que se imputan.

En el contexto de las denuncias y el cateo, en rueda de prensa y en sus redes sociales, Moreno Cárdenas dijo:

“Si en este momento crítico se toleran excesos, como los que se han perpetrado en mi contra, no nos sorprendamos por abusos del poder aún más atroces en el futuro inmediato. Estamos ante una campaña de mentiras, de filtraciones ilegales, de ataques y calumnias.

“Públicamente y de manera cínica, la gobernadora de Campeche se burla del Poder Judicial. No les da ni el más mínimo temor lanzar amenazas de muerte, desde su papel como autoridad.

“El país está ante la peor crisis de seguridad que hayamos vivido, pero al gobierno y a morena le importa más generar distractores y atentar contra la democracia. No podemos permitirlo, vamos a seguir exhibiendo y denunciando la enorme tragedia en que han convertido a México.”

Puede que en parte tenga razón en cuanto a excesos del aparato judicial, y también en los distractores. Sin embargo, los audios existen y corresponderá a la defensa de “Alito” probar la inocencia de éste, de quien ya cuestionan la cuantía de sus propiedades.

Incluso, el ex gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz en redes sociales dijo:

“Desde que una camarilla de hampones tomó el control del #PRI advertí de las irregularidades del patrimonio de @alitomorenoc, e incluso presenté una denuncia ante la

@FGRMexico por la compra de casas y terrenos que adquirió entre 2012 y 2015. Abro hilo. “Desde el principio advertí que el valor declarado de los inmuebles evidencia una notoria discrepancia entre su valor comercial en la fecha de su adquisición con la cantidad que aparece pagada, además de otros inmuebles que no fueron reportados en su #3De3.

“Hoy que continúan los cateos en sus propiedades mal habidas, ojalá actúe con responsabilidad y acepte que se enriqueció ilegalmente. #alitomoreno tiene los días contado y el  @PRI_Nacional también sino lo expulsan ¡YA!”

Ulises Ruiz ha sido crítico de la falta de democracia interna del PRI, y de ciertas dirigencias nacionales de este partido, incluyendo la encabezada por Moreno Cárdenas, quien, bajo el argumento de que el oaxaqueño auspició actos violentos, le promovió un procedimiento de expulsión de las filas priistas.

En fin, más que las derrotas priistas en los procesos electorales federales y locales que le han tocado a “Alito” como presidente nacional priista, al campechano parecen estarle pesando más en este momento las acusaciones sobre situaciones ilícitas.

Y como en México no encontrará mucho eco a su favor, “Alito” anunció realizar una gira en el extranjero para denunciar ante organismos internacionales la persecución ‘política’ de morenistas en su contra, y al gobierno de AMLO por la violencia que se vive en nuestro país.

Evidentemente, ya muchos se preguntan si se trata de un gira con tales propósitos, o si se trata de “poner los pies en polvorosa”; es decir, emprender la huida adelantándose a ser detenido.

Veremos qué pasa en días siguientes.

YA VA MURAT

“Alito” se confrontó con AMLO, además con cuadros del PRI porque éstos le pidieron cuentas sobre los desastrosos resultados en las elecciones locales 2022; ambas situaciones afectan su aspiración a la candidatura priista a la Presidencia de la República.

En cambio, Alejandro Murat Hinojosa más inteligentemente se ha hecho aliado del presidente López Obrador respaldando sus proyectos; el mandatario nacional hasta lo invita a sus eventos como, por ejemplo, a la reciente inauguración de una parte de la Refinería de Dos Bocas.

Además, ha hecho ‘amistad’ con cuadros morenistas, sobre todo con “corcholatas” a la sucesión presidencial, a la cual el mismo Alejandro Murat aspira, pero por el PRI a menos de que en su ánimo se encuentre participar por otro partido político.

No pierde oportunidad de codearse con la crema y nata de Morena, ni de tomarse la foto con “corcholatas”. Vaya, Alejandro Murat aprovecha muy bien la relación con morenistas para promocionar su propia imagen al promocionar Oaxaca, estado donde gobierna y donde en cinco meses entregará la estafeta al morenista Salomón Jara Cruz.

Alejando Murat organizó la presentación de la Guelaguetza en la Ciudad de México, a cuya Jefa de Gobierno y aspirante presidencial, Claudia Sheinbaum, invitó a presidir junto con él la inauguración de la exposición fotográfica alusiva a la máxima festividad oaxaqueña.

Alejandro Murat no piede el tiempo en confrontaciones, lo cual quizá le permita avanzar en su ruta de posicionarse para pelear la candidatura del PRI a la Presidencia de México, o para presidir este partido; o para que AMLO le conceda la titularidad de la SEP o por lo menos una embajada.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario