De la mano con los pueblos indígenas, el gobierno de México construye 135 caminos en los estados de Oaxaca y Guerrero

En el presente ejercicio fiscal se concluirán 34 obras, con una inversión de 2 mil 500 millones de pesos que se administran de manera directa por las autoridades comunitarias de los municipios indígenas

Se ha beneficiado a 339,388 habitantes en 135 municipios indígenas con la generación de 49,375 empleos directos y la reactivación económica en las comunidades

Ciudad de México a 17 de septiembre del 2020.- De la mano con los pueblos indígenas, el Gobierno de México construye 135 caminos en los estados de Oaxaca y Guerrero, anunció el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes.

Acompañado por la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, durante la Conferencia de prensa Avances y Resultados de los Programas Bienestar en Palacio Nacional, el director general del INPI destacó que este año se ha beneficiado a 339,388 habitantes en 135 municipios indígenas con la generación de 49,375 empleos directos y la reactivación económica en las comunidades, sobretodo en el contexto de la contingencia sanitaria por COVID-19.

En lo que va del 2020 se ha logrado un avance de 408.4 kilómetros, considerando un solo carril, cifra que equivale a “la mitad del camino de la Ciudad de México a Oaxaca, por eso es significativo este avance”, destacó el director del INPI, quien puntualizó que en el presente ejercicio fiscal se concluirán 34 obras camineras, con una inversión de 2 mil 500 millones de pesos que se administran de manera directa por las autoridades comunitarias de los municipios indígenas.

Al momento, se han visto beneficiados los pueblos: chatino, chinanteco, chontal de Oaxaca, chocholteco,cuicateco, ixcateco, mazateco,
mixe,
mixteco, náhuatl,  zapoteco y afromexicano de Oaxaca; así como dos municipios tlapanecos en el estado de Guerrero, con un impacto de 135 caminos en el mismo numero de cabeceras municipales.

Uno de los beneficios que trae este Programa es la activación regional, pues “además de intercambios culturales, también hay intercambios económicos, ya que los mercados regionales son puntos específicos donde se concentran productores y productoras que pueden vender sus productos, impulsando así la articulación regional”.

“Este Programa se hace con la participación de las comunidades y con el fortalecimiento de la autonomía y la organización comunitaria; con esto, el Gobierno  de México reafirma su compromiso de respetar y garantizar los derechos de los pueblos indígenas”, asintió. 

La ejecución de este Programa fortalece la autonomía y organización comunitaria, ya que se cuenta con una amplia participación de miembros de las comunidades, “es la Asamblea quien autoriza, quien da seguimiento, quien evalúa el Programa”, resaltó Regino Montes.

Durante el 2020 se han realizado 264 Asambleas Comunitarias y se tiene planeado realizar 266 más; se han integrado 133 Comités de Obra, además de que el Programa cuenta con la participación de 133 Cabildos y 2 mil 660 Autoridades indígenas. 

En la implementación de este Programa destacan el tequio, que es una institución comunitaria, y el uso de los bienes comunales, los cuales aportan en la construcción de estos caminos que retoman los conocimientos y técnicas tradicionales. “El uso de la piedra y materiales de la región ha sido particularmente significativos en la ejecución de este Programa, lo cual le da una dimensión cultural a este trabajo tan valioso que están realizando los pueblos y comunidades indígenas”, afirmó.

Se trata de proveer caminos seguros y acceso a servicios públicos con la articulación e integración regional, ya que se busca resolver los problemas de conectividad en las comunidades que se ven afectadas mayormente durante la época de lluvias cuando comúnmente los caminos sufren bloqueos y derrumbes que impiden el traslado de alimentos y mercancías, además de que pueden desencadenar problemas de desabasto o falta de acceso a servicios de salud que en estos momentos son de vital importancia.

Este Programa tiene miras a extenderse a otras entidades de la república, se pretende que en 2024 se pueda concretar la meta de tener comunicadas a todas las cabeceras municipales del país, destacó Regino Montes, quien afirmó que éste modelo ya ha comenzado a implementarse en el estado de Guerrero, a través del Programa de Infraestructura Indígena (PROII), en Ayutla de los Libres, primer municipio del estado que se rige bajo el esquema de usos y costumbres.

(INPI)

Deja un comentario