Del Zócalo a los Pinos: “¡Basta con los Emails!”

Del Zócalo a los Pinos: “¡Basta con los Emails!”

15 octubre, 2015 0

Raúl CASTELLANOS

“¡BASTA CON LOS EMAILS!” –Bernie Sanders dixit-; la noche del martes, organizado por CNN y Facebook se celebró el primer debate de precandidatos demócratas a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton, Bernie Sanders, Martin O’ Malley, Jim Webb y Lincoln Chafee, los tres últimos prácticamente testimoniales; la sede del encuentro no podía haber sido mejor “Las Vegas”, la ciudad donde “todo lo que pasa se queda en Las Vegas”; como si se tratara de un concierto de Celin Dion, una pelea de box o la presentación de Love, la extraordinaria puesta en escena del Cirque Du Soleil sobre los Beatles, en la pantalla gigante y luminosa de Hotel Wynn, de los más lujosos de la Ciudad del Juego, se anunciaba “Por primera vez…Cara a Cara…Clinton y Sanders”; teniendo como contraste una hermosa vista del campo de golf los cinco expusieron sus ideas y propuestas sobre economía, política social, clase media, ingresos y política exterior; el momento culminante fue cuando, planteado el tema del uso por parte de Clinton de su correo electrónico personal para trabajo oficial vinculándolo con la muerte de cuatro norteamericanos en el asalto al consulado de Bengasi Libia, sobre el que los republicanos han montado una campaña para pegarle a la línea de su credibilidad, Sanders alzando la voz expresó “los americanos están hartos de hablar de los emails ¡basta con los emails!” se volteó y extendió la mano a Hillary, ella agradeció el gesto y el público les dedicó una larga ovación de pie, en el mismo sentido se pronunció O’ Malley “no nos pueden definir los emails, tenemos que hablar de asuntos serios”; el gesto no es menor, lo definiría como una jugada de alta política y visión de estadistas, Sanders privilegió la unidad de su partido y de un proyecto de nación, queda claro que el debate continuará pero no sobre la base de golpear a Clinton, aún a riesgo de que las primarias se conviertan en un paseo para Hillary, esa noche quedó claro que los demócratas no se equivocan tienen muy claro que al final del día la gran batalla de noviembre del 2016 será frente a los republicanos, Ted Devine asesor de Sanders –según crónica de El País- consideró “fue el momento de la noche, fue el momento de la campaña, honesto, sincero”; por supuesto ello no implica rendición de plaza ni mucho menos, Sanders no rehuyó en declararse socialista, término que equivale a hablar de Lutero en el Vaticano, centró sus argumentos en contra de la gran banca “el gobierno no regula Wall Street…Wall Street regula al gobierno”, denunció el poder de las corporaciones en la conducción de los asuntos políticos, por ello, dijo, llevándose el aplauso del respetable “he renunciado al dinero de los grandes donantes, solo admito 30 dólares por persona”, aunque no contrastó con la campaña de Clinton, cuyos principales donantes son las grandes corporaciones; por su parte Hillary obligada por el discurso agresivo de Sanders giró a la izquierda en los temas sociales fundamentalmente; en dos cosas coincidieron todos sin regateos, hay que regularizar a los 11 millones de inmigrantes y en ignorar totalmente a Trump; queda claro que aún es muy prematuro para aventurar que pueda pasar, la lógica indica que Clinton será la candidata presidencial, pero que tal se vería a Bernie Sanders como vicepresidente, compañero de fórmula; de suceder los Estados Unidos habrían cerrado un ciclo, un Presidente Afro Americano, una Presidenta mujer, la primera en su historia y un Vicepresidente Socialista…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…. RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / RCMULTIMEDIOS.MX