Destacan virtudes del voto electrónico en México

El presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe Fuentes Barrera, destacó las virtudes y beneficios de implementar el voto electrónico en México, que incluiría la reducción de litigios en los resultados de las elecciones.

Al acudir a la presentación del informe de labores 2018-2019 del presidente de la Sala Regional Monterrey del TEPJF, Ernesto Camacho Ochoa, Fuentes Barrera pidió estar atentos a los próximos comicios en Coahuila, donde se renovará el Congreso local, y se usará el voto electrónico, vinculante por tercera ocasión, en alrededor de 60 casillas, cuyos resultados podrían detonar -con los criterios que ha establecido el Instituto Nacional Electoral (INE)- que ese recurso tecnológico se desarrolle gradual y paulatinamente en el resto del país.

Acompañado del magistrado José Luis Vargas Valdez y la magistrada Janine Otálora Malassis, el presidente del TEPJF recordó que a la Sala Regional Monterrey le corresponderá resolver controversias de esa elección, incluidas las relacionadas con el voto electrónico. “El Tribunal Electoral será corresponsable del éxito del voto electrónico”, dijo.

Fuentes Barrera se pronunció por vencer las resistencias e inquietudes sobre la naturaleza de la votación en urna electrónica, y destacó los beneficios: la eliminación de la impresión previa de boletas electorales y la reducción de costos en el almacenamiento de la documentación y materiales electorales, entre otros.

El presidente del TEPJF dijo que para enfrentar la elección de 2021, la más grande de la historia, este año se construyen las bases para unos comicios exitosos; en este contexto, enfatizó la importancia de la capacitación y profesionalización permanente.

Pidió además refrendar la visión y compromiso con una impartición de justicia que transforme positivamente la vida de las personas, porque un sistema que no cumple ese fin, no le sirve a la sociedad.

El magistrado José Luis Vargas recordó a su vez que, de acuerdo a algunas estadísticas, alrededor del 70% de los habitantes no están satisfechos con la democracia en México, de ahí la importancia de continuar trabajando por una auténtica justicia electoral para fortalecer la confianza de los ciudadanos.

Mencionó que la finalidad es homologar la justicia de calidad y cumplir con el reclamo social, donde se den mejores resultados con menos recursos, siempre dando certeza jurídica.

“El papel de este tribunal, de nuestros tribunales locales y federales, es precisamente garantizar eso, que las expectativas de los ciudadanos correspondan a los derechos plasmados en la Constitución y plasmados en la ley electoral”, dijo Vargas Valdez.

Al emitir su informe de labores, el presidente de la Sala Regional Monterrey Ernesto Camacho Ochoa afirmó que la Sala Superior, las salas regionales y los tribunales de las 32 entidades federativas, conforman los “tribunales de la democracia”.

Acompañado de los demás integrantes de la Sala Regional, la magistrada Claudia Valle Aguilasocho y el magistrado Yairsinio David García Ortiz, Camacho Ochoa indicó que el modelo democrático y los sistemas electorales, como cualquier otro, son perfectibles, y en el caso de México es necesario mejorarlo.

Al emitir su informe de labores, reportó que resolvieron prácticamente el 100% de los asuntos que ingresaron, lo que desde su perspectiva refleja un esfuerzo decidido de un tribunal que resuelve con rapidez; además el promedio de tiempo para resolver un asunto desde que ingresa fue de diez días.

Camacho Ochoa dio a conocer que buscan ser un tribunal que resuelve auténticamente los conflictos y destacó que en el 84% de los asuntos, decidieron cuál de las partes tenía el derecho. “Nuestra política judicial busca resolver el fondo de las controversias, antes que desecharlas”, dijo.

En materia de capacitación indicó que se han volcado en acciones para actualizar y formar al personal, y agradeció a la Escuela Judicial Electoral (EJE), por la tarea emprendida. Enfatizó la importancia de tener cuentas claras, y como tribunal responsable llevaron a cabo acciones a favor de la transparencia, y administraron de forma eficaz, transparente y maximizada los recursos públicos.

El presidente de la Sala Regional Monterrey dio a conocer que garantizaron la paridad en el acceso a los cargos públicos, pues de 82 plazas, 43 son ocupadas por mujeres y 39 por hombres, y más allá de esa paridad numérica, lograron que 53% de los cargos directivos sean ocupados por mujeres.

Enfatizó que han trabajado a favor de la libertad de expresión y respeto a los derechos de la mujer. “Libertad de prensa sí, violencia política contra la mujer, no”, afirmó.

(TEPJF)

Deja un comentario