Diputado plantea auditar la gestión de Rosario Piedra al frente de la CNDH

El diputado federal Rigoberto Mares Aguilar (PAN), integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, planteó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realice una auditoría a la gestión de Rosario Piedra Ibarra, como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre el manejo del presupuesto en el organismo y sus gastos personales.

En un comunicado, anunció que buscará comunicación con David Colmenares Páramo, titular de la ASF, “para conocer la vía para concretar una revisión a las finanzas de Piedra Ibarra, haciendo énfasis, en gastos personales”.

Apuntó que, una vez que tenga esa información y previo a la aprobación del Presupuesto de Egresos 2021, analizará ajustes al erario del organismo “con mayores candados de gasto y ejecución, redireccionando partidas a la defensa y promoción a los derechos humanos en el país, siendo la sociedad la única y verdadera beneficiaria en garantías, eliminando la erogación en cortes de carne finos”.

“Los gustos de la presidenta de la CNDH no deben trasladarse al erario, ni mucho menos sus obsesiones por el buen comer, lo cual es una ofensa en este momento de pandemia en donde hay hogares que no les llega ni el frijol con gorgojo que Andrés Manuel prometió”.

Un grupo de mujeres, madres de víctimas de abuso sexual, feminicidios y otros delitos, junto con colectivos feministas, que tiene tomadas las instalaciones de la CNDH desde el viernes pasado, exhibieron el hallazgo de cortes de carne y comida gourmet en los refrigeradores de la sede del organismo, en la Ciudad de México.

“Ese tipo de paladares no los tenía ni Obama en la Casa Blanca”, externó Mares Aguilar.

Asimismo, dijo respetar los movimientos feministas y expresó su compromiso de abogar siempre por los derechos humanos.

Se manifestó en favor de la justicia para las familias de las víctimas que tomaron las instalaciones de la CNDH, y destacó que no coincide con los abusos desde el poder.

“Rosario resultó ser más dura que una piedra en sensibilidad, esa sensibilidad que hoy exigen miles de madres y familias de víctimas por alguna injusticia, ya sea por la impunidad del Sistema Penal, algún delito o negligencia de la autoridad”.

“Hoy la imagen de la CNDH quedó sentada en la burla, además de no actuar sobre lo verdaderamente preocupante como son los casos de omisión que dañan cada día más a la sociedad en materia de salud, inseguridad y economía”, finalizó.

(Con información de Notilegis)

Deja un comentario