El aborto legal, seguro y gratuito debe garantizarse: GESMujer

Para el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos (GESMujer) la despenalización del aborto el 25 de septiembre de 2019 es un logro histórico del movimiento feminista. A un año de distancia podemos ver los retos que aún están presentes para el ejercicio pleno de la libertad de las mujeres de decidir sobre su propio cuerpo.

Por Ley, la interrupción legal de un embarazo debe garantizarse de manera segura, gratuita, accesible y de calidad. Sin embargo consideramos que las principales áreas de atención para lograrlo son cuatro.

Primero, se requiere información sensible y confiable para disminuir el estigma social que permita a las mujeres tomar decisiones en conciencia y sobre todo de manera segura porque la despenalización del aborto es un gran logro que favorece la salud pública, sin embargo, el cuestionamiento social, la falta de reconocimiento a un derecho de las mujeres, se vuelve un obstáculo no visible, de manera que las mujeres que deciden abortar, lo siguen haciendo de manera insegura y muy lamentablemente llegarán con abortos inconclusos o terminarán en una muerte materna.

También es necesario difundir información sensible y confiable para personal de los servicios de salud, ya que se han expresado en contra del derecho al aborto libre y seguro argumentando objeción de conciencia, personas que se denominan “Área médica por la vida en Oaxaca”, quienes al parecer están cercanas al movimiento conservador de Ola Celeste.

Nos causa preocupación el desconocimiento del sector médico acerca del derecho que ya tienen, pues está contemplado en la NOM-046- de los servicios de salud, en los Criterios para la prevención y atención a la Violencia familiar, sexual y contra las mujeres publicada en el Diario Oficial de la Federación del 16 de abril de 2009. ¿Acaso el personal de salud desconoce la aplicación de normas oficiales, de obligatoriedad en los sistemas de salud?, ¿qué consecuencias tiene su desconocimiento para la atención de la salud y el respeto a los derechos de las niñas y las mujeres?

Otra de las necesidades para garantizar este derecho es la asignación de recursos para garantizar el derecho a un aborto seguro y gratuito, accesible y de calidad. Desafortunadamente el sistema de salud enfrenta serios problemas financieros, pero ¿por qué tendrían que asumir las consecuencias las mujeres y las niñas oaxaqueñas?

Como sociedad civil demandamos recursos materiales y humanos suficientes para efectuar la interrupción voluntaria del embarazo en los hospitales públicos, demanda que se hace más urgente desde que en Oaxaca el aborto libre, seguro y gratuito es un derecho.

Las carencias deben ser atendidas, pues cabe mencionar que en uno de los casos que acompañamos como GESMujer, el procedimiento se llevó a cabo con medicamentos, mismos que le fueron administrados en el Hospital General y mantuvieron a la adolescente 24 hrs. sin que éstos surtieran efectos, razón por la cual le solicitaron a la madre que adquiriera otros y fue así que se concluyó el proceso, pero fue muy lamentable la experiencia para una familia que acudió desde una comunidad a cuatro horas de la ciudad de Oaxaca.

El cuarto impedimento a resolver es la falta de inversión para atender el aborto de manera segura, así como para la prevención del embarazo. Atender los costos de embarazos no deseados, no planeados o forzados, no solo se miden por los recursos de una atención médica necesaria, sino por los costos que les representan a las mujeres y las niñas enfrentar un embarazo sin posibilidad de interrumpirlos de manera segura, esos costos los tendrán que asumir las mujeres, las niñas y sus familias. Por ello, la inversión en atender un aborto de manera legal, segura y de calidad, es una inversión que favorecerá a las mujeres y las niñas en su vida.

Por otro lado, al abordar el tema de la prevención, seguiremos insistiendo en la urgencia de coordinar esfuerzos con las instancias de procuración de justicia, pues en los dos últimos casos de acompañamiento en casos de violación durante la pandemia de la COVID-19, no se les proporcionó la Pastilla de Anticoncepción de Emergencia.

Desafortunadamente en uno de los casos les solicitaron conseguirlas en COESIDA, lo cual implica trasladarse de su comunidad al Ministerio Público y de ahí a otra institución, pero como tampoco contaban con ellas en dicha institución, fue necesario comprarlas. Y en el otro caso, es la propia mujer quien la solicitó dado que no se le ofreció, pero al no contar con ellas también les recomendaron que fueran compradas.

Cabe mencionar que la urgencia de la aplicación de manera inmediata, se debe a que la efectividad de la PAE disminuye conforme pasan las horas después de la violación. Es urgente invertir en la prevención de un embarazo no planeado, no deseado o forzado, a fin de evitar recurrir a un aborto inseguro.

Los retos a los que se enfrentan las niñas y las mujeres para ejercer el derecho a un aborto libre, seguro, accesible y de calidad, deben ser atendidos, por lo que como GESMujer demandamos:

  • Contribuir a la erradicación de la violencia de género a través de la correcta aplicación de la NOM 046, e intervenir cuando existan elementos de que un embarazo, en menores de 15 años, sea producto de la violencia sexual. Oaxaca se mantiene en el tercer lugar a nivel nacional en embarazo de niñas y adolescentes menores de 15 años, según datos oficiales de la SSO representan el 20% de la totalidad de los embarazos en el estado. Los servicios de salud tienen la responsabilidad de detectar oportunamente y atender el protocolo que establece la misma norma 046.
  • Monitorear, supervisar y evaluar la correcta aplicación del protocolo establecido en la NOM 046 que incluye informar sobre el derecho a una interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación para que las usuarias estén en condiciones de tomar una decisión de manera libre e informada y evitar anteponer concepciones personales a su obligación como servidor o servidora pública, pues de hacerlo estarían incurriendo en violación a los derechos humanos de las niñas y las mujeres.
  • Realizar las gestiones que correspondan a fin de cumplir con la obligatoriedad de proveer de interrupciones voluntarias del embarazo, toda vez que es un derecho el aborto seguro, libre y gratuito. Lo que incluye recursos materiales y humanos suficientes y de calidad.
  • Respetar la decisión de quienes se asuman como objetores de conciencia. la NOM 046   las instituciones públicas de atención médica, deberán contar con médicos y enfermeras capacitados no objetores de conciencia. Si en el momento de la solicitud de atención no se pudiera prestar el servicio de manera oportuna y adecuada, se deberá referir de inmediato a la usuaria, a una unidad de salud que cuente con este tipo de personal y con infraestructura de atención con calidad

Finalmente como Gesmujer expresamos nuestro compromiso para acompañar a las niñas y mujeres que han decidido de manera voluntaria interrumpir un embarazo y para ello ponemos a su disposición la línea de emergencia 951 272 26 65.

(Imagen: freepik )

(Gesmujer)

Deja un comentario