El INE salió fortalecido de las elecciones del 6 de junio: Lorenzo Córdova

Credibilidad del Instituto pasó de 60 a 71 por ciento como resultado del Proceso Electoral 2020-2021 

Autoridades electorales en el mundo deben combatir la desinformación y las noticias falsas con información

El Instituto Nacional Electoral (INE) aumentó la credibilidad y la confianza que tiene la ciudadanía en las autoridades electorales tras los comicios del 6 de junio, afirmó el Consejero Presidente Lorenzo Córdova Vianello, quien sostuvo que las reformas al sistema electoral sólo se deben emprender para mejorar.

“El INE llegó a las elecciones con un trabajoso respaldo de la credibilidad ciudadana, trabajoso en términos de su construcción; respaldo del 60 por ciento de la credibilidad ciudadana y salimos de las elecciones con el 71 por ciento de credibilidad”, enfatizó.

Al participar en el Foro Internacional: “Construyendo la Democracia del Siglo XXI” organizado por la Registraduría Nacional del Estado de Colombia refirió que el desarrollo de las elecciones 2020-2021 fue técnicamente impecable.

“Las elecciones del 6 de junio, que muchos de ustedes acompañaron como observadores internacionales, son impecables desde el punto de vista técnico y organizativo, así como desde el punto de vista de los desafíos que se enfrentaban: la pandemia, la violencia y la inédita virulencia del discurso contras las autoridades electorales, incluso desde el poder, que es lo que lo volvía inédito; lo digo sin medias tintas”, indicó.  

En el panel Reformas Electorales recientes en América Latina: una visión comparada de la región consideró que la credibilidad y la confiabilidad son la base de las instituciones electorales que no se puede perder ni erosionar.

Reforma electoral sólo si es estrictamente necesario

Las reformas electorales, destacó, no van a resolver los grandes problemas que enfrentan los países de la región como pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad e inseguridad, por lo que aseveró que para implementar cambios a las normas electorales se tiene que verificar que éstas sean para mejorar.

“Una reforma electoral tiene que emprenderse sólo siempre y cuando sea absolutamente idónea e indispensable, necesaria. Más en los tiempos y con los contextos con esas pulsiones autoritarias que estamos viendo en todas las regiones”, advirtió.  

En este sentido, precisó que las reformas electorales deben tener autonomía en su discusión, en su pertinencia e idoneidad y no en el contexto de una agenda mucho más amplia, porque se corre el riesgo de que, desde distintas posiciones políticas, la reforma electoral no sea discutida en sus méritos y sea utilizada como moneda de cambio.  

“Que parta de diagnósticos reales, cuáles son los problemas que se quieren resolver, si no se tiene claro cuál es el problema que se quiere resolver, qué se quiere mejorar, pues no tiene sentido emprender una reforma porque se puede abrir la caja de Pandora”, agregó.  

Además, dijo, las reformas electorales deben tener como fundamento consensos amplios, donde la regla de la mayoría es la regla básica para evitar problemas postelectorales. 

“En esa lógica de litigiosidad seguramente si no hay un consenso previo, un consenso en torno a las reglas del juego, alguien después va a argumentar que perdió por culpa de las reglas. Reglas inequitativas, reglas que no fueron aceptadas, reglas que no fueron avaladas por el conjunto de los actores políticos”, argumentó.  

Credibilidad de operaciones electorales depende de la credibilidad del órgano electoral

Alejandro Tullio, Director de Instituto de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM-Argentina), aseguró que la credibilidad de las operaciones electorales depende de la credibilidad del órgano electoral, el cual debe tener apertura, información, auditabilidad, progresividad en los procesos de cambio, profesionalismo del cuerpo que tiene que gestionar e integridad en la cúpula.

Indicó que los grandes órganos electorales de América Latina cumplen con esos requisitos y por eso mantienen su prestigio y legitimidad en los resultados electorales.

“No hay elementos externos al órgano electoral, por supuesto la calidad de los productos que adquiere, que desarrolle, que compre, pero sin estos elementos no se puede transmitir mayor credibilidad, porque uno no puede dar lo que no tiene”, sostuvo.   

El Presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay, Jaime José Bestard Duschek, señaló que en esta época de pandemia todos los países han enfrentado desafíos para demostrar que la preservación de la institucionalidad electoral es fundamental.

“Se comenzaron a superponer dos escenarios: el de la salud, la vida está en juego y, por otro lado, permitir y asegurar el correcto funcionamiento de las instituciones, tratar de mantener el cronograma electoral para que las instituciones sigan siendo sólidas”.

Mencionó que esta situación provocó que las instituciones electorales tuvieran que enfrentar numerosos ataques en el sentido de suspender elecciones, prorrogar mandatos y aceptar que “las elecciones son secundarias en momentos de pandemia”, lo que, advirtió, no se debe permitir pues atenta contra la democracia.

Previamente, el Director Regional para América Latina y el Caribe del Institute for Democracy and Electoral Assistance (IDEA), Daniel Zovatto, hizo un balance de la democracia en la región, en el que precisó que los problemas económicos que se acentuaron con la pandemia de COVID-19 provocaron una situación muy difícil para la democracia, porque las sociedades están insatisfechas con los resultados de este tipo de gobiernos.

La inconformidad con la democracia, dijo, se ha profundizado debido a que en América Latina se manifiesta alta desigualdad, corrupción y problemas de violencia e inseguridad.

“Ocho de cada 10 latinoamericanas y latinoamericanos considera que los gobiernos no están gobernando para las mayorías, para el pueblo, sino para el beneficio de unos pocos grupos poderosos y, el otro consenso negativo, muy importante, es que más del 80 por ciento considera que la distribución del ingreso en América Latina es totalmente injusta, por lo cual vuelve a colocar en el centro de la agenda política el tema de la desigualdad”, reveló. 

Participa Consejero Presidente en Cumbre digital

Durante este día, el Consejero Presidente del INE también participó en el panel titulado 2024: Elecciones Alrededor del Mundo, en la Cumbre del Laboratorio de Investigación Forense Digital.

Córdova Vianello habló de la capacidad que deben tener las autoridades electorales en el mundo para combatir la desinformación y a las noticias falsas con información y evitar en la medida de lo posible, regulaciones que puedan limitar la libertad de expresión.

“Debemos mejorar las habilidades de las autoridades electorales para desenvolverse en el medio digital, buscar propiciar un mejor ambiente para la discusión pública. Es fundamental promover políticas para crear una cultura cívica en el ambiente digital para enfrentar el problema de las noticias falsas”, expresó.

Durante el panel, el Consejero Presidente estuvo acompañado de Julia Brothers asesora del Instituto Nacional para la Democracia (NDI) y Dhruva Jaishankar de la Fundación para la Observación e Investigación de América. La mesa fue moderada por Katie Harbath del Laboratorio de Investigación Forense Digital.

En la tercera cumbre anual del Laboratorio de Investigación Forense Digital, que se lleva a cabo del 22 al 25 de junio, se reúnen expertos de todos los continentes con agentes de políticas públicas, periodistas, representantes de la sociedad civil y la industria para tratar temas relacionados con los derechos humanos y la democracia en un mundo en línea e hiperconectado.

(INE)

Deja un comentario