El TEPJF refrendó su papel de garante de los derechos político-electorales de la ciudadanía al concluir la resolución de impugnaciones relativas a los procesos electorales 2020-2021

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) demostró su compromiso con la consolidación de la democracia en México al dotar de certeza, credibilidad y legitimidad a los procesos electorales concurrentes más grandes en la historia del país, celebrados el 6 de junio de 2021.

Con los criterios jurisdiccionales emitidos se protegió el goce efectivo de los derechos político-electorales de la ciudadanía, en apego a la normatividad nacional y los estándares internacionales de los derechos humanos. Ejemplo de ello son las sentencias emitidas por la Sala Superior a partir de las cuales se definieron los siguientes criterios:

a. Las medidas para prevenir y combatir la violencia política en razón de género;

b. Las acciones afirmativas para alcanzar una representación efectiva de grupos vulnerables, como de las personas con discapacidad, de los migrantes y residentes en el extranjero; así como de las comunidades indígenas y de la diversidad sexual (LGBTTTIQ+);

c. Las decisiones para garantizar la paridad de género en postulaciones e integración de órganos de representación, así como en la conformación de autoridades electorales;

d. La garantía de la libertad de expresión y de prensa, en el contexto del debate político;

e. La protección del derecho a la consulta en asuntos relacionados con los pueblos y comunidades indígenas;

f. La importancia de las herramientas de democracia deliberativa, a través de la protección de los procesos tanto de consulta popular, como de revocación de mandato; y

g. Los criterios para un desarrollo equitativo de la contienda electoral, a partir de la delimitación del uso de los programas sociales y la propaganda gubernamental durante los periodos electorales.

El TEPJF también emitió criterios jurisdiccionales clave en materia de fiscalización, reelección y la nulidad de elecciones. Todas estas decisiones se emitieron de forma oportuna y resolvieron las diferencias de manera imparcial, abonando a la coherencia de los criterios jurisdiccionales en materia político-electoral.

Además, como parte del compromiso con la celeridad en el acceso a la justicia, el TEPJF resolvió un total de 15,290 impugnaciones del 7 de septiembre de 2020 al 31 de diciembre de 2021, en un promedio de 12.54 días, desde la fecha de recepción de las demandas hasta la emisión de sus sentencias.

A partir de las impugnaciones, el Tribunal Electoral emitió 10,691 sentencias para solventar todos estos casos —se acumularon y resolvieron en 4,599 demandas en conjunto— el 93.1 % se emitieron por unanimidad y 6.9 % por mayoría del voto de las magistradas y los magistrados.

El medio de impugnación más recurrido fue el juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano (JDC), representando el 49.34 % de los casos, lo que sugiere que el trabajo del Tribunal se centra en la defensa y protección de los derechos político-electorales de la ciudadanía. Los temas más recurrentes en las demandas relacionadas con las elecciones de 2021 fueron:

– los resultados electorales (27.38 %),
– la vida interna de los partidos (22.10 %) y
– los procedimientos sancionadores (13.89 %)

En suma, el TEPJF mostró, durante este complejo e histórico periodo electoral, estar preparado para responder exitosamente a los retos y desempeñar con celeridad la alta encomienda que la ciudadanía le ha conferido; así como para plantearse retos de cambio gradual y actualización, a fin de seguir respondiendo a las dinámicas y necesidades de la ciudadanía.

El TEPJF se desempeña siempre con independencia, transparencia e imparcialidad, con base en la rendición de cuentas y buscando, en todo momento, la inclusión social y la representación en los órganos públicos de las personas que pertenecen a grupos vulnerables. Con ello, el TEPJF reivindica su valor social a 25 años de su creación.

(TEPJF)

Deja un comentario