Emite DDHPO Alerta Temprana por riesgo de violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes

Ante el confinamiento en el hogar derivado de la Emergencia Sanitaria por COVID-19, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió una Alerta Temprana, a través de la cual urgió a las autoridades el establecimiento de mecanismos de protección inmediata para mujeres, niñas, niños y adolescentes  que viven violencia o se encuentran en riesgo de padecerla.

El órgano autónomo requirió al Tribunal Superior de Justicia del Estado, a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca (FGJE), a la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), a la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo (CADH), así como a las 40 autoridades municipales con Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres y demás ayuntamientos de la entidad, la puesta en marcha de acciones urgentes que atiendan y prevengan la violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Al Tribunal Superior de Justicia del Estado, la DDHPO solicitó establecer mecanismos que faciliten la solicitud y entrega de pensiones alimenticias.  A este mismo ente y a la Fiscalía pidió que cuenten con el personal necesario para dictar medidas de protección para salvaguardar la integridad de las mujeres, niñas, niños y adolescentes involucrados en procesos ministeriales o judiciales en materia familiar y/o penal.

A través de la Alerta, instó a la FGJE brindar atención prioritaria a las denuncias y a la integración de las carpetas de investigación relacionadas con violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, sobre todo las que versen sobre feminicidios, homicidios dolosos, delitos sexuales y violencia familiar.

A la SMO y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, solicitó la implementación de políticas públicas y mecanismos de prevención, atención y acompañamiento de mujeres víctimas, niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia.

En tanto que a los Servicios de Salud de Oaxaca demandó brindar atención médica de manera prioritaria y segura a las mujeres, niñas, niños y adolescentes en los casos de violencia; así como durante el embarazo, parto y puerperio.

La Defensoría también requirió a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la implementación de líneas de auxilio directo, chats en línea o servicios de mensajes de texto, que permitan la atención expedita de víctimas de violencia.

A esta misma institución solicitó que dentro del sistema penitenciario se tomen las medidas pertinentes para prevenir y atender la salud de las mujeres que pudieran encontrarse en una situación de riesgo por el COVID 19.

En tanto que a la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo, solicitó que conforme a sus atribuciones y en conjunto con las autoridades estatales y municipales que tengan injerencia, brinde atención integral a la Alerta Temprana.

En lo que corresponde a las autoridades de municipios en los que se decretó la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres y demás municipios de Oaxaca, requirió brindar atención inmediata a los casos de violencia contra los sectores antes mencionados, para lo cual deberán instaurar líneas de comunicación tanto telefónicas como chats o mensajería de texto, para recibir y atender las denuncias, así como coordinar la atención que se requiera con las instituciones especializadas.

A este mismo nivel de gobierno, el más cercano a la población, requirió la instalación de refugios temporales en los cuales se garanticen los derechos humanos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia.

Y es que en un entorno de confinamiento en el hogar, como el que se vive en el país, la DDHPO advirtió que los índices de violencia física, sexual, económica y psicológica contra mujeres y sus hijos e hijas pueden incrementarse.

Aunado al riesgo de violencia en el periodo de Emergencia Sanitaria por COVID-19, el órgano autónomo identificó que las mujeres afrontan también retos relacionados con los estereotipos de género, ya que de manera histórica y desigual, las labores domésticas, el cuidado de las y los hijos, así como de personas mayores ha recaído en el sector femenino.

En México, de acuerdo con los resultados de la “Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares de México, 2018”  efectuado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la mayor parte de las labores domésticas y de cuidados fueron realizadas por las mujeres, con el 76.4 por ciento del tiempo que los hogares destinaron a estas actividades.

De tal forma que las mujeres destinan 39.4 horas semanales a labores no remuneradas, contra 14.4 horas que realizan los hombres, según lo establece la medición antes referida, lo que representa un valor económico equivalente a 5.5 billones de pesos.

Sin embargo, la Defensoría advirtió que la carga de trabajo no remunerado para las mujeres se incrementa en un contexto como el que actualmente se vive, ya que ante el cierre de escuelas y guarderías, se requiere resolver el cuidado de niños, niñas y adolescentes en horas laborales.

Esto aunado a la posibilidad de la saturación de sistemas de salud, lo que implica que los cuidados de personas enfermas se trasladen a los hogares, lo que recae principalmente en las mujeres.

En este contexto, la Defensoría de los Derechos Humanos emitió la Alerta Temprana para evitar que se cometan violaciones a los derechos humanos de mujeres, niñas, niños y adolescentes de imposible reparación.

Deja un comentario