EN OTRO CANAL: Mientras la oposición habla de López Obrador, ¿dónde están las propuestas?

Armando REYES VIGUERAS

Con las elecciones cada día más cerca, uno pensaría que la oposición –la partidista y la de redes sociales– estaría abordando los grandes problemas nacionales y sus propuestas de solución, pero no, en lugar de eso tenemos a muchos que se autonombran como antilopezobradoristas discutiendo si el presidente está o no enfermo, debatiendo con algunos de los defensores de la 4T hasta por la cantidad de vacunas que hay –o debe haber– o peleando por el vestuario de la esposa del mandatario. Es como si en realidad quisieran que López Obrador no se vaya nunca de la presidencia.

¿De qué deberíamos debatir?

En México, tenemos una serie de problemas que no son analizados o discutidos en medios de comunicación y redes sociales. Las propuestas de solución se mantienen, aún, en un cajón y el debate público se centra en temas que no tienen que ver con lo que necesita el país.

Une breve revisión de los temas sobre los que deberíamos discutir, en contraste con los que están en redes sociales –por ejemplo– nos muestra que en realidad no tenemos una oposición en la república que sirva –ya no digamos de contrapeso, simplemente para algo– y sí a muchos que se encargan de servir de caja de resonancia al lopezobradorismo.

Y es que ante el anuncio de la Secretaría de Gobernación de que en lo que va del actual gobierno se han tenido 37 mil desapariciones forzadas, muchos usuarios de redes sociales debate si una diputada por Nayarit se contagió de Covid-19 con un conjunto de especulaciones que a poco llevan.

Ante la iniciativa de una nueva ley general de ciencia, tecnología e innovación que impulsa la 4T, cuyo objetivo es someter a su agenda ideológica el pensamiento y el trabajo científico, sin escuchar a esta comunidad y expulsando a quien no comparte sus dogmas, la oposición busca revisar el video del presidente con el que buscó eliminar los rumores sobre su estado de salud, para ver si la corbata es la misma que uso una semana antes.

Ante el dato proporcionado por el INEGi de que en 2020 hubo más muertes de las reportadas por la Secretaría de Salud, con lo que el número de fallecimientos sería mayor a los más de 155 mil según cifras oficiales, muchos usuarios de redes bromean con aquello de que pare tener una embolia cerebral, primero se necesita tener uno.

La cifra negativa en el plano económico, con una caída del 8.5% en 2020, luego de un dato también negativo para 2019, que muestra un mal trabajo del gobierno federal en este ámbito, no ha sido analizada y discutida por quienes se asumen como opositores del actual gobierno, para quienes es más importante seguir los pasos de la esposa del presidente y hablar de su vestuario.

Un informe de Ember y Agora Energiewende –dado a conocer el pasado 25 de enero–, señala que por primera vez en 2020, los europeos obtuvieron más electricidad de fuentes renovables que de combustibles fósiles, en tanto que aquí se apuesta por estos últimos, mostrando que el gobierno no tiene una estrategia en materia energética que mire al futuro, pero eso no importa para la oposición que sigue peleando con un propagandista de la 4T por cualquier tema, dándole una plataforma de difusión que no tendría sin esta ayuda, aún si siguiera trabajando en el IMSS.

El hecho de que el gobierno federal haya reservado información –desde la salud del presidente pasando por contratos o asignaciones directas, hasta el tema de las vacunas–, muestra que el discurso de la transparencia del presidente es sólo palabras y no un verdadero compromiso con la democracia, pero para los usuarios de redes sociales es más importante contestar todos los tuits de Mario Delgado cada que anuncia una nueva candidatura de su partido.

Los asesinatos asociados al crimen organizado, con sus efectos violentos en la población, se han mantenido –a pesar de leves descensos en ciertos rubros–, pero que muestran que la promesa de acabar con la inseguridad no se ha cumplido, merecen pocas menciones de los opositores, que mejor prefieren burlarse de las cuentas suspendidas en redes sociales por infringir las reglas de este tipo de empresas.

Lo sucedido con el Sistema de Transporte Colectivo Metro en la capital del país, con la suspensión de operaciones en tres líneas, las denuncias de falta de mantenimiento, el subejercicio reportado y la displicencia del gobierno de la Ciudad con la directora del Sistema, no muestran el enojo y la inconformidad con el estado en que se tiene a este vital sistema de transporte, por lo que la oposición prefiere difundir para criticar la campaña adelantada de quienes buscan un puesto de elección desde el partido en el poder, dándoles más promoción a sus intenciones.

Y ni hablar de la pobreza, que no se ha reducido, la incertidumbre acerca del plan de vacunación o la mejoría económica que reduzca el desempleo, temas que para la oposición partidista no amerita alguna propuesta y para la mayoría de usuarios en redes sociales no importa, pues para ellos lo primordial es pelearse con los de la 4T y ayudarles a difundir sus afanes propagandísticos.

Deja un comentario