INPI obtiene reconocimiento por buenas prácticas de monitoreo y evaluación de la política pública para pueblos indígenas

El INPI trabaja para que las políticas públicas del Gobierno de México se implementen en un marco de coordinación con los pueblos indígenas 

El reconocimiento tiene como objetivo promover el uso de los resultados de las evaluaciones y las acciones de monitoreo para la mejora continua de programas y acciones de desarrollo social 

Ciudad de México a 06 de noviembre del 2020.- El Sistema de Monitoreo de los Programas Presupuestarios del Anexo Transversal 10: “Erogaciones para el Desarrollo Integral de los Pueblos y Comunidades Indígenas” del INPI, obtiene reconocimiento de Buenas Prácticas en el Uso de los Resultados de Monitoreo y Evaluación en el ciclo de las Políticas Públicas 2020, otorgado por el Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL) en su décimo primera edición. 

Este reconocimiento tiene como objetivo promover el uso de los resultados de las evaluaciones y el monitoreo, para la mejora continua de programas y acciones de desarrollo social que llevan a cabo las dependencias de la Administración Pública Federal (APF) y Órganos Constitucionales Autónomos, además de que reconoce el trabajo en la generación y uso de evidencia para mejorar la toma de decisiones en política pública. 

El Sistema de Monitoreo consiste en la recopilación, análisis descriptivo y sistematización de información trimestral y anual del presupuesto ejercido, población atendida y acciones de cada uno de los programas presupuestarios que integran el Anexo Transversal 10 (AT 10). Esto contribuye a la toma de decisiones informadas tanto en el ámbito presupuestario, como en el operativo.  

El sistema permite generar información relevante en materia de política pública hacia los pueblos indígenas, con lo que es posible elaborar recomendaciones puntuales al diseño e implementación de los programas que integran el Anexo 10. 

En esta transformación de la vida pública que atraviesa el país es posible saldar la deuda histórica que el Estado mexicano tiene con los pueblos indígenas, por ello, resulta fundamental reconocerlos como actores colectivos que poseen culturas y conocimientos ancestrales, los cuales deben tomarse en cuenta y respetarse en todo momento para la implementación de políticas públicas efectivas, que consideren sus planteamientos y expectativas de desarrollo y bienestar. 

Por lo anterior, el INPI trabaja en crear las condiciones necesarias para que las políticas públicas del Gobierno de México se implementen en un marco de coordinación con las comunidades, a través del diálogo y el acuerdo con las autoridades y representantes indígenas, a fin de brindar respuestas efectivas a sus legítimas demandas y aspiraciones de vida. 

Con esta práctica de evaluación integral al Anexo 10 es posible identificar que el presupuesto distribuido en los programas sea ejercido correctamente, por ello, el INPI ha generado las condiciones necesarias para trabajar de manera horizontal y colaborativa, en diálogo abierto con las autoridades indígenas y comunitarias. 

El Anexo 10 es uno de los principales instrumentos de política pública que surgió en el año 2008, desde entonces no se contaba con un mecanismo de seguimiento y rendición de cuentas a todas las acciones que llevan a cabo los diferentes programas, es por ello que el INPI tomó la iniciativa de crear un mecanismo que permitiera contar con información puntual sobre el ejercicio del gasto enfocado a la población indígena del país. 

Cabe señalar que este es un esfuerzo interinstitucional que realiza una sistematización a través de indicadores cuantitativos y cualitativos, de gestión y resultados, que permiten organizar la contribución de los programas presupuestarios del Anexo10 por objetivos específicos.  

(INPI)

Deja un comentario