La construcción del Estado Plurinacional, eje de la Reforma de los Pueblos Indígenas: Adelfo Regino

Ciudad de México, a 15 de diciembre de 2021.- Al participar en el Conversatorio México Plurinacional a invitación del Instituto Nacional de Formación Política (INFP), el Director General del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, ponderó que en la iniciativa de Reforma Constitucional sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano se plantea la construcción del Estado Plurinacional en nuestro país. 

En el encuentro virtual transmitido por redes sociales, en el cual también participó el Presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, Héctor Díaz Polanco, explicó que la reforma a la Constitución que fue entregada al Presidente Andrés Manuel López Obrador el 28 de septiembre en Vícam Pueblo, Sonora, tiene una relación muy importante con el reconocimiento de derechos que se han dado, particularmente en América latina en los últimos años, como los procesos de autonomía en Nicaragua que fueron resultado de la revolución Sandinista. 

Durante el conversatorio moderado por la investigadora Consuelo Sánchez Rodríguez, integrante del INFP del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), citó las reformas en materia de derechos indígenas de Bolivia y Ecuador, las cuales han dado pie a la construcción de los Estados plurinacionales.  

Destacó que este es el punto nodal de estas reformas que se han dado a partir del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, que reconocen también los Estados plurinacionales, porque ya no se habla del Estado Boliviano o del Ecuatoriano, sino del Estado plurinacional de Bolivia o de Ecuador. 

Políticas neoliberales de despojo a los pueblos indígenas 

En el intercambio de ideas planteado durante el conversatorio desarrollado a partir de las 20:00 horas de este martes 14 de diciembre, Adelfo Regino coincidió con el Doctor Díaz Polanco en el sentido de que hay una nueva construcción teórica y normativa en América Latina que se distancia muy claramente de lo planteado durante el periodo neoliberal. 

“Las políticas neoliberales hicieron construcciones teóricas y normativas desarrollistas para beneficio propio; el concepto del desarrollo de los pueblos indígenas se usó como pretexto para intervenir, menoscabar y sobretodo despojar los derechos territoriales de nuestros pueblos y comunidades indígenas”. 

Sostuvo que, en el llamado periodo neoliberal, se establecieron políticas de franco saqueo y despojo de los recursos naturales, en el contexto de las regiones indígenas de México y de otras partes del mundo. 

Este es un ejemplo contundente de cómo, por un lado, las políticas neoliberales hablan de desarrollo indígena, pero como un pretexto para legitimar el saqueo y el despojo territorial, como se hizo con la reforma al artículo 27 constitucional en 1992 y la posterior aprobación a la Ley Agraria, acotó. 

“Esto abrió el marco jurídico para la privatización de las tierras, los territorios de nuestros pueblos y comunidades, incluso el hecho de que se hayan quitado las características especiales que tenía la propiedad colectiva de la tierra de nuestro país, en el sentido de que son inembargables, imprescriptibles y que no se pueden enajenar”. 

El titular del INPI expuso que ahora debemos alejarnos de la lógica normativa neoliberal y pasar a una nueva etapa, en la que se reconozcan realmente los derechos de los pueblos indígenas, su libre determinación y autonomía, que están consagrados en diversos instrumentos internacionales. 

Recordó que desde la década de los 70, los pueblos indígenas de América Latina empezaron a reivindicar su derecho de libre determinación, que les permite las libertades suficientes para decidir sus formas propias de gobierno y el mismo tiempo su propio proceso de desarrollo económico, social y cultural. 

“Ahora que estamos en el proceso de la Cuarta Transformación de la vida pública nacional, se deben reconocer a plenitud los derechos de los pueblos indígenas, a partir de los planteamientos y aspiraciones de vida de nuestros pueblos y nuestras comunidades. Esperemos que nuestros legisladores asuman esta iniciativa en el sentido de que fortalecerá las libertades, la democracia y hará justicia a los pueblos indígenas y afromexicano”, agregó. 

Reforma Constitucional, producto de amplia participación: Díaz Polanco 

Por su parte el Doctor Héctor Díaz Polanco refirió que la construcción del México plurinacional es un tema fundamental, es un fenómeno latinoamericano y mundial por la presencia histórica de pueblos originarios, lo importante es cómo garantizar sus derechos, es un asunto que tenemos pendiente. 

El diputado por Morena, presidente de la Legislatura local de la Ciudad de México, señaló que legitimar los derechos de los pueblos indígenas ha sido y es un gran desafío, porque los intentos por buscar salidas y soluciones llevan décadas y ahora estamos en el punto de definir una concepción de la diversidad y pluralidad en nuestro país.  

Tenemos que encontrar la fórmula nuestra, tenemos que encontrar la formulación que se adapta a las condiciones particulares de nuestro país y la condición que satisface al máximo la aspiración de los pueblos, subrayó. 

Indicó que la iniciativa de Reforma Constitucional sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano, surgió de una amplia participación, en primer lugar, de representantes indígenas y de expertos no indígenas que han trabajado durante muchos años y hasta por décadas en temas de derechos indígenas. 

“Esta confluencia entre indígenas y no indígenas, arropados bajo la idea de expertos en el tema, fue debatiendo cada uno de los temas centrales elaborando los marcos fundamentales y los lineamientos básicos, luego realizando un ejercicio minucioso de redacción de las propuestas específicas, particulares y precisas, de los textos para proponer esta reforma que crea el marco para el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas”. 

Díaz Polanco se pronunció por la diversidad cultural en un marco de la nueva democracia en México, porque el neoliberalismo inventó sus propios modelos en temas de medio ambiente, igualdad de género y derechos humanos, como también lo hizo en materia de diversidad socio cultural y derechos de los pueblos indígenas. 

Refirió que el multiculturalismo se presentó como una concepción, sin ningún vínculo con propósitos ideológicos, políticos, económicos ni culturales.  

Costó mucho trabajo, en una primera etapa, demostrar con toda claridad que el multiculturalismo no era la forma normal, universal y eterna de defender los derechos de la diversidad, sino que era la forma neoliberal de ver el multiculturalismo, recalcó.  

No teníamos por qué asumir este enfoque promovido por la etapa neoliberal y que fue nombrado como multiculturalismo, expuso el especialista. Por el contrario, informó que propusieron reforzar el enfoque a fondo de los derechos indígenas. 

Manifestó que la propuesta que están defendiendo y que se ha expresado ahora en la formulación de las autonomías, dentro de las reformas constitucionales que se van a proponer, es nuestra visión de que permiten cubrir la autonomía en la forma de gobierno, territorio y otros derechos. 

(INPI)

Deja un comentario