Legislatura de Oaxaca demanda frenar consumo de bebidas azucaradas, pues vuelven vulnerables a las personas ante pandemias

En el Congreso del Estado de Oaxaca se solicitó exhortar, al titular de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO), para que implemente una amplia campaña de difusión sobre los riesgos que implica, entre la población, el alto consumo de bebidas azucaradas, así como alimentos de alto contenido calórico.

La proposición legislativa presentada por la diputada, Magaly López Domínguez, remarca que la pandemia generada por la COVID-19, evidenció que hay enfermedades asociadas al consumo de estos productos, como la obesidad, diabetes, e hipertensión, que aumentan el índice de mortalidad.

Ante el difícil panorama que enfrenta el Estado de Oaxaca en esta materia, se propone a la dependencia estatal instrumentar una campaña mediática que reduzca el consumo de dichos productos que elevan el riesgo de comorbilidad entre la población.

El exhorto recuerda que la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad de la LXIV Legislatura emitió, el pasado 26 de mayo, un dictamen que reforma el Artículo 20 bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, que prohíbe la venta, regalo y suministro a menores de edad de las bebidas azucaradas.

En la actualidad, la tasa de letalidad por contagios de COVID-19 entre la población mexicana es de 10.7 por cada 100 mil habitantes, lo que coloca a México por encima del promedio de la tasa de letalidad mundial que asciende a 6.2.

Como dato científico, se precisa que la fructosa y el edulcorante proveniente de frutas utilizado en bebidas azucaradas, inhibe la producción de leptna e insulina, hormonas relacionadas con la regulación de azúcar en sangre y obesidad; que el alto consumo de fructosa es precursor de la resistencia a la insulina, y favorece el desarrollo de hígado graso y de diabetes tipo 2.

(Con información del Congreso del Estado)

Deja un comentario