Partido Verde busca proteger a madres e hijos de la violencia patrimonial

Establecer los créditos hipotecarios como parte del patrimonio familiar protegerá a madres e hijos: Verónica Camino.

En México, más de 9 millones de hogares tienen como cabeza de familia a una mujer, lamentablemente más de 60 por ciento de ellas no cuenta con la propiedad de su vivienda, lo que las coloca en una situación de violencia patrimonial, denunció la senadora del Partido Verde, Verónica Camino Farjat.

Ante este contexto, la senadora por Yucatán presentó reformas y adiciones a la Ley de Vivienda y al Código Civil Federal para establecer que los créditos hipotecarios sean considerados como parte del patrimonio familiar, con lo que se busca proteger a las mujeres con sus hijos, cuando haya una separación del cónyuge, o en caso de violencia doméstica.

Explicó que actualmente el Código Civil Federal establece la figura de patrimonio de familia, el cual está integrado por la casa habitación de la familia y en unos casos, la parcela cultivable, pero no precisa entre los referidos supuestos de patrimonio de familia los créditos hipotecarios que los cónyuges adquieren durante el matrimonio o concubinato por no representar la plena propiedad del inmueble y, en consecuencia no profundiza o regula las posibilidades de que alguno de los cónyuges asuma la carga del crédito al disolverse la relación conyugal.

Es por ello, señaló, que se debe proteger a la mujer y a sus hijos, pues aunque la Constitución Federal reconoce como derecho el acceso a la vivienda, resulta difícil garantizar este derecho para las mujeres en un entorno en el que los niveles de ingreso son inferiores.

Esto, dijo, obstaculiza que puedan acceder a créditos para la adquisición de casa o tierra, además de los diferentes tipos de violencia que padecen, entre los que se encuentra la violencia patrimonial al privarlas de los recursos económicos necesarios para la manutención del hogar y la familia, o de bienes patrimoniales esenciales que satisfacen las necesidades básicas para vivir, como la alimentación, ropa, vivienda y el acceso a la salud.

La situación actual de desventaja en la que se encuentra gran parte del sector femenino en materia de vivienda ha traído como consecuencia una de las problemáticas a la que se enfrentan:  los desalojos forzosos.

Deja un comentario