Población Digital: Los gobiernos no entienden internet.

Hace 15 años internet se posicionaba como el nuevo gran medio de comunicación masiva cuando los blogs eran los reyes de la red antes de facebook, twitter y youtube, la sensación de convivir en una comunidad remota con sus propios valores era cosa del día a día.

No fue hasta 2009 cuando esa población digital consiguió el reconocimiento mediático de los gobiernos con el triunfo de Obama en Estados Unidos que puso los reflectores para indicar dónde serían las próximas campañas políticas, debates e intercambio de ideas. 

Podríamos decir que de un día para otro la www ofreció voz a muchas personas y espacios como este pasaron de ser exclusivos de la prensa en papel a encontrar un nicho dónde puede llegar con más fuerza a muchos lectores. Durante algún tiempo la comunidad ha aprovechado las ventajas que ofrece comercializar servicios y bienes a las millones de personas que día a día se conectan desde dispositivos móviles y de escritorio.

Y ahora el gobierno en turno ha decidido que tiene cuentas pendientes y, de paso, que es una gran oportunidad de aumentar su recaudación. Así, ha decidido hacerlo de la única manera que lo entiende y es errónea. 

Hoy los cambios en la ley han grabado con IVA e ISR las transacciones realizadas por internet, tenía que suceder y la verdad hasta se habían tardado pero es bastante cuestionable el momento en que lo hacen: el usuario de internet ha sido duramente golpeado por una pandemia que dió como resultado una crisis económica global. 

Revisemos algunos ejemplos: 

Restaurantes que usan plataformas para acercarse a sus clientes, empresas que luchan por mantener sus ventas usando opciones de comercio electrónico; todos ellos, que hacen lo posible para sobrevivir a la crisis han recibido un duro golpe económico.

Es muy fácil de comprobarlo, le invito a revisar los precios en la conocida plataforma de Uber Eats y luego a solicitar un pedido por teléfono. ¿A qué se debe la fuerte diferencia de precio? En Oaxaca la comisión de esta plataforma para sus clientes es del 25 al 30%, ahora que esta comisión tendrá IVA, representará poco menos del 35% del costo total del pedido. Desde luego, la gran mayoría de empresas trasladarán este costo al consumidor final.

¿Necesitamos otro ejemplo? 

Una de las principales plataforma de ventas en méxico es mercado libre, la cual ha pedido a sus clientes dar de alta sus datos fiscales para que la comisión “solo” suba entre 8 y 13% de lo contrario las comisiones tendrán un alza de 36%

No contentos con esto el gobierno actual aprobó una nueva ley federal para el derecho de autor, y aunque la lucha antipiratería es una bandera que puede parecer honorable, con estos cambios en la legislación basta con que una persona diga que “se violan derechos de autor” para pedir que un contenido deje de estar disponible, y la plataforma está obligada a darlo de baja inmediatamente. 

Mucha atención no se trata de si verdaderamente el contenido comete esta falta, solo se necesita la solicitud para obligar a bajar el contenido “hasta que el agraviado demuestre lo contrario”. 

Esto puede ser tan simple como el hecho de que yo use una cita de una película como “Volver al futuro” y que alguien decida que esta columna tiene que eliminarse, hasta que yo pueda comprobar que solo se usaba en un contexto de ejemplo y que mi intención no es lucrar ni utilizar de manera que obtenga un beneficio. 

¿Le parece sin importancia o algo que puede ser superficial? Bueno, hay que considerarlo una vez más:

Imagine que yo escribo una columna que está en desacuerdo con un personaje político, y este decide que, como tiene registrado su nombre para uso comercial, lo que yo estoy haciendo es infringir su propiedad intelectual. Con solo expresarlo facebook, twitter, este sitio y todos los que generan contenido en el país tendrían que dar de baja la nota inmediatamente, no importa que sea mentira, yo como autor debo esperar para explicar por qué no se trata de una infracción, y si el juez falla en mi contra las multas pueden llegar a ser de más de un millón de pesos. 

No solo se trata de estos elementos, con estas adecuaciones, cuando cambias la pantalla de tu teléfono porque se estrelló o llevas una computadora de hace algunos años a actualizar para poder seguir usandola. Bueno, ante los ojos de las nuevas leyes, cometes un delito. 

@vhstrejo


Opción B: El 23 de Junio tuvimos sismo de 7.4 grados, para encontrar uno de mayor intensidad tenemos que ir al ocurrido el 7 de septiembre del 2017. Aún no están las cadenas humanitarias en la redes sociales o los múltiples centros de acopio, tal parece que este es el terremoto que facebook ignoró, o si no ocurre en la CDMX no pasó.

2 comentarios


  1. Algo sigue estando mal en la ley, o mejor dicho en la interpretación de la ley, porque al obtener yo una factura, o nota de venta (compra) estoy amparando que el aparato, dispositivo o elemento es de mi propiedad, y al ser mío, y no de la marca, yo estoy en mi derecho legal de hacerle las reparaciones con el servicio de mi confianza.

    Además también estaría entrando en el tema de antipiratería del T-MEC, TODAS las diseñadoras de modas, sastres, costureras, y talleres de reparación automotriz. De igual forma las marcas que venden piezas como lo es: Fantasías Miguel, o Phillips, Osram, Hella, las imitiaciones de tipo Lysol también serían piratería porque la marca es Lysol, y el original es Lysol, entonces con la ley antipiratería vendría la queja de Lysol para TODOS los demás productos que tengan el mismo uso

Deja un comentario