Reconoce el INPI a la Cámara de Diputados por la aprobación de la Ley General de Consulta de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas

Sienta las bases para un desarrollo más justo, humano y acorde a la realidad culturalmente diversa del país y contribuye a saldar la deuda histórica que existe con los pueblos y comunidades. 

El Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), expresa su reconocimiento por el paso histórico que ha dado la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, al haber aprobado la Ley General de Consulta de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas. 

El Instituto estima que esta aprobación en lo general y en lo particular, será recordada por los pueblos indígenas y afromexicano, y por todo el pueblo de México, como un acto de justicia, que sienta las bases para un desarrollo más justo, humano y acorde a la realidad culturalmente diversa del país, y contribuye a saldar la deuda histórica que existe con las comunidades. 

Para el gobierno federal es de una alta prioridad la atención a los pueblos y comunidades, en particular, que sean escuchados y debidamente atendidos antes de emitirse cualquier medida administrativa o legislativa susceptible de afectarles. 

El INPI destaca la importancia de esta ley que tanta falta hacía, la cual se apega al desarrollo jurisprudencial y de las normas y tratados internacionales en la materia, como es el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la correspondiente Declaración Americana. 

Esta ley aprobada con 466 votos a favor, responde a la necesidad de ajustar la legislación de México a los estándares internacionales y a la jurisprudencia que existe en la materia, desde luego, siempre atendiendo las voces de los pueblos y comunidades indígenas.  

Para la elaboración de la ley se realizaron 10 foros de consulta, en los cuales el INPI acompañó como órgano técnico a las Comisiones Unidas de Gobernación y Población y de Pueblos Indígenas, además de que proporcionó toda la información que se ha generado desde el ejecutivo federal, con relación a la consulta a pueblos y comunidades indígenas, para que se retomara en el dictamen.  

Desde su creación, el INPI ha participado en procesos de consulta a pueblos indígenas en el caso de medidas administrativas que ha tomado el Gobierno de México, como es el caso del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019 – 2024, para el que se desarrollaron 25 foros regionales; además de la Consulta para la Reforma Constitucional y Legal sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicano, para la que se realizaron 54 foros en todo el país. 

Destacan también el proceso de consulta sobre el Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, en que se llevaron a cabo 15 asambleas de consulta en los estados de Oaxaca y Veracruz, y el amplio proceso de consulta sobre el Programa de Desarrollo Tren Maya, que implicó 15 asambleas regionales informativas y 15 consultivas en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. 

El INPI considera que la creación de la Ley General de Consulta de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas, ha sido un proceso inédito en el que participaron representantes de los 68 pueblos indígenas y del pueblo afromexicano, cuyas voces y planteamientos se incorporaron en el proyecto de decreto que fue aprobado, en un primer paso, al interior de las comisiones legislativas y ahora por el pleno cameral; posteriormente será turnada al Senado para su discusión y eventual aprobación.  

(Con información del INPI)

Deja un comentario