Senado impugna paridad en gubernaturas

El presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, aclaró que la impugnación que presentó el Senado de la República en contra de la resolución del Institucional Nacional Electoral (INE) en materia de paridad, no se trata de una posición en contra de las mujeres, sino de una medida para garantizar el Federalismo y el respeto a la Constitución Política.

En conferencia de prensa, el legislador enfatizó que esta discusión no es sobre la paridad, criterio con el que coincide plenamente la Cámara de Senadores, sino respecto a la constitucionalidad de la resolución del INE y la invasión de competencias.

Dijo que ojalá que en las 15 entidades federativas el proceso de cambio del Poder Ejecutivo estatal pudiera ser encabezado por mujeres en todos los partidos políticos.

Eduardo Ramírez dejó en claro que cuando se trata de una invasión de competencias, el Senado de la República, en el que concurren todos los estados, tiene que velar por el Federalismo.

El INE, insistió, no tiene facultades para legislar, pues ésta es una competencia exclusiva del Poder Legislativo: de la Cámara de Diputados y del Senado de la República. Además, la Carta Magna dispone que son las entidades federativas quienes regularán a sus órganos de poder, atribución de cada congreso local, a partir del Pacto Federal reconocido en la Constitución, apuntó.

Hizo hincapié en que la impugnación que presentó la Presidencia de la Mesa Directiva y que tendrá que resolver el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tiene el objetivo de garantizar que se cumplan los principios de la Constitución Política.

“No es una discusión en contra de las mujeres. Al contrario, solamente es una discusión de carácter constitucional, porque no se pueden invadir esferas de competencia”, remarcó.

También aclaró que el Senado no está en disputa con el Instituto Nacional Electoral, “simple y sencillamente ellos emitieron un resolutivo en el que nosotros, además de no estar de acuerdo, estamos obligados a que se garantice el principio de constitucionalidad. No debe existir distanciamiento político ni mal entendidos entre el Poder Legislativo y un órgano autónomo”, acotó.

Sobre el proceso electoral en Estados Unidos, dijo que México está obligado a llevar una buena política en materia de relaciones exteriores, sobre todo porque somos el principal aliado de los Estados Unidos y ante el presidente ganador “no solamente estamos obligados a tener un buen entendimiento político sino una buena relación comercial”.

Si el presidente electo es Joe Biden, el Senado tendrá que trabajar con los poderes electos de Estados Unidos. “Tenemos un buen entendimiento con la Cámara de Representantes y con el Senado de ese país: Ya sean republicanos o demócratas debe haber un entendimiento con México, apuntó.

Además, dio a conocer que, sobre la regulación del cannabis, las comisiones están listas para dictaminar, solamente tienen algunos corchetes en los temas productivo e industrial, así como en lo referente a los agricultores.

(Con información del Senado)

Deja un comentario