Sócrates A. Campos Lemus: Caciques y mafia del poder los represores

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

18 MIL MUJERES ASESINADAS EN UN LAPSO DE POCOS AÑOS DESPIERTA LA CONCIENCIA DE LAS MUJERES Y ES CLARO QUE NO ESTÁN MANIPULADAS, SINO, TOTALMENTE INDIGNADAS. Recordemos que en 1968 el gobierno y los políticos decían que los estudiantes estábamos manipulados por comunistas y que teníamos intención de implantar el comunismo y violar las leyes y libertades del país, hoy se dice casi lo mismo de los derechistas, olvidando que toda protesta tiene una razón clara de respuesta por parte de los demandantes y que en vez de acusar hay que negociar, pero no como en el 68, traicionando los acuerdos y llegando a las matanzas. La realidad es que ahora tenemos que reconocerlo vivimos en condiciones distintas y no tenemos en el poder a un presidente represor e intolerante, al contrario tenemos a un presidente que a lo mejor se pasa en la tolerancia y los que no le ayudan ni apoyan y provocan en muchas ocasiones los ataques en su contra son los ineficientes colaboradores y “ALIADOS” QUE, ANTERIORMENTE ERAN DE LA MAFIA DEL PODER Y HOY SON LOS BENEFICIARIOS EN LA ALIANZA CON EL PODER, pero ellos no tienen las ideas de AMLO en el cambio, tienen intereses y por ello están, muchos de sus colaboradores y aliados solamente están por los puestos con presupuestos y el poder, no por conciencia y coincidencia ideológica y programática, el poder es el poder y AMLO tiene buenas intenciones cuando muchos tienen malas posturas e intereses llenos de ambición y de poder.

Es mucho mejor tener una valla que a las fuerzas represivas que puedan provocar un enfrentamiento y caer en la provocación y generen la represión. Las vallas no matan, los represores claro que lo hacen.

Los tiempos de la represión, en el nivel del presidente, creo que han sido dejados atrás, no en todos lados, ahora se utilizan a los grupos de la delincuencia y a las pandillas que tienen lazos con los políticos o compromisos con ellos para que ejerzan la represión, esto es claro, pero al parecer muchos políticos se quedan callados porque conocen que esos grupos no andan jugando o cumplen o mueren y ellos matan en este camino. Es claro que en los mercados y las centrales de abasto, tomadas por los grupos de la delincuencia de GOTA A GOTA con el financiamiento de colombianos y de grupos mexicanos para dar paso a los recursos financieros que se puedan lavar en este proceso y tener ligas y líneas de control en bienes y comercios operan mucho con las mujeres, y éstas, son sus víctimas, si los hombres machines les tienen temor y terror a esos grupos porque saben que cuando deciden eliminarlo a uno lo hacen, pues las mujeres están sometidas en muchos campos, muchas de ellas son seleccionadas para la prostitución que también controlan esos grupos y en las colonias, hemos señalado, que como tienen su control absoluto y  manejan la organización de las zonas por medio del manejo del transporte informal y los moto taxis que además sirven para la distribución de drogas, grupos de choque y vigilancia, conocen quién y cómo se encuentran las acciones de casa por casa, y es por ello que también manejan el comercio informal, en fin, al parecer, las autoridades y los políticos o se hacen pendejos o están ligados en varios compromisos con los grupos y es por ello que ahora, para la “represión” los utilizan porque así pueden dar la idea de que las eliminaciones de los que quieren fueron por robos o agresiones en las calles y no por temas que liguen a las víctimas con temas de dirigencia política o social. Los nuevos granaderos y gentes del EMP, los represores, están ligados con los grupos de la delincuencia que operan como grupos especiales de eliminación política y por ello muchos políticos aumentan su control en muchos sitios o cuando menos tienen sus zonas de alta protección.

En el campo mexicano, en muchas de las comunidades donde ya no hay hombres porque han salido a trabajar al Norte o a los Estados Unidos, las mujeres son víctimas de los grupos que operan la delincuencia, el tráfico y la siembra de drogas en muchos sitios, esto incluye a la violencia y control que mantienen en contra de los niños y viejos de la región, sin embargo las fuerzas de seguridad que deben mantener el control en todas las zonas no lo mantienen y se complica mucho el manejo de la seguridad y sobre todo el de garantizar el que las mujeres, niños y viejos puedan estar en paz en las regiones apartadas del país.

Si en un tiempo el control de las zonas rurales eran los caciques ahora son los mismos caciques ligados con los grupos de la delincuencia organizada que son los que mantienen el manejo de muchas zonas. El presidente nos dice mucho de que se debe sostener la política de abrazos y no balazos y pensamos que es una buena idea, pero la realidad es que los grupos reales de poder en muchas regiones de México siguen operando por medio de esos grupos y sostienen su control, por ello su voracidad para ingresar en la política y controlar a muchos municipios, en las colonias marginadas de los centros urbanos.

El presidente conoce bien las regiones apartadas de México, sabe de las presiones que sufren muchos habitantes en esas zonas marginadas y seguramente conoce la presión que se tienen en las zonas marginadas urbanas y para ello se obliga, para controlar la violencia en muchas zonas, de fortalecer la organización política y social independiente y desligada de los grupos de caciques y delincuentes, por ello, no nos podemos explicar que las tribus que operan con ambiciones y acciones de poder para llegar a los puestos y presupuestos y se dedique a dar organización política y social, ideológica y moral en la nueva etapa que corresponde para fortalecer un organismo político que apoye en esta acción al presidente. De otra forma pues andamos hablando pero no haciendo lo que se debe y podemos caer en una enorme crisis de gobernabilidad, no por culpa del presidente, sino por las acciones de los delincuentes y los caciques de la mafia del poder, que siguen existiendo y se sienten pero a lo mejor no se dejan ver…

Deja un comentario