Sócrates A. Campos Lemus: Los aduladores del poderoso

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

“¿ACASO NO SABEMOS QUE CON FRECUENCIA EL INTERÉS DEL ESTADO SÓLO REPRESENTA EL INTERÉS DEL PRÍNCIPE O DE LOS CORROMPIDOS FAVORITOS QUE LO RODEAN?” Diálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, Maurice Joly

Decía los viejos político que: “El poder marea a los inteligentes, pero a los pendejos los enloquece”, tal parece que en muchos sitios esta verdad es muy clara porque en la inmensa mayoría de los casos de los “presuntos candidatos” éstos buscan los puestos y presupuestos no van por las convicciones de servicio ni por la claridad ideológica de lo que representa el cambio, así las cosas, en el afán de llegar al poder, en algunos sitios, la “narcopolítica” un “nuevo partido heredado del neoliberalismo” tal como dice AMLO, opera en muchas posiciones y hay que terminar con este, pero no es cosas sencilla, ellos, tienen dinero y armas, pocos principios y muchas ganas de en vez de dar abrazos someternos a balazos y por muchas promesas de protección se sabe que no hay claridad ni garantía para obtenerla, en cambio, el peligro es real y esto provoca desaliento y sometimiento sin chistar en muchos sitios. Estamos enfrentando o tratando de enfrentar la REALIDAD con simples promesas y palabras, y esos grupos no andan con cuentos tienen el lenguaje de la violencia y de las armas, del dinero y de los enormes intereses y sometimiento de importantes zonas y grupos sociales.

Efectivamente las gentes tenemos el derecho a votar en forma libre y secreta, pero en la realidad los miembros del infeliciaje nacional que somos multimayoría   en el país, no andamos reflexionando sobre los temas morales y las posturas y conductas ideológicas y políticas de los “suspirantes a los puestos con presupuestos” ni andamos pensando en lo que dicen o prometen porque andamos buscando el pan nuestro de cada día y no estamos en esa dinámica, por ello, ahora, ni siquiera cuentan los grupos políticos, muchos porque son simples membretes de partidos que realmente son controlados por mafias pequeñas que son las ganadoras, y el resto, en MORENA, tampoco es un partido a pesar de que lo nieguen y nieguen la existencia de las tribus y grupitos con sus intereses propios, y muchos, no reconozcan al presidente como la verdadera fuerza motriz del grupo y el que convence a las mayorías conservando, con dificultad, la confianza y el que su credibilidad sea hasta ahora vital para conservar la mayoría que le apoya y le conserva en el poder.

En el caso del presidente se considera un HOMBRE TOTALMENTE POLÍTICO que es tocado por las ideas, los sueños y las palabras con historia, el asunto es que algunos analistas y periodistas cercanos a su proyecto, ahora, se dan cuenta y lo dicen con valor de que por desgracia este hombre político ahora está influenciado por un pequeño grupo que le cierra la visión, los ojos y el estudio de la realidad y lo someten, todo el día, a la presión de que es el más sabio, inteligente, valiente y cambiador de las cosas en el país, y así, no viendo la ruta del cambio se puede desbarrancar, por ello, cuando éstos comunicadores hablan con la sinceridad y la valentía de lo que se nota a leguas sucede en el entorno presidencial, alertan de que el mismo presidente se debe someter a un análisis autocrítico que le deje ver los errores y los horrores de lo que son los grupitos de aduladores que le marean o no dejan ver lo que en la realidad sucede, culpando para todo a los medios y a los comunicadores, y esto hace mucha diferencia en el arte del buen gobierno.

En el libro de “Diálogo en el Infierno entre  Maquiavelo y Montesquieu,  Maurice Joly, dice en palabra de Maquiavelo algo que debemos reflexionar: “El secreto principal del gobierno consiste en debilitar el espíritu público, hasta el punto de desinteresarlo por completo de las ideas y principios con los que hoy se hacen las revoluciones.  En todos los tiempos los pueblos al igual que los hombres se han contentado con palabras. Casi invariablemente les basta con las apariencias; no piden nada más. Es posible crear instituciones ficticias que responden a un lenguaje y a ideas igualmente ficticios; es imprescindible tener el talento para arrebatar a los partidos esa fraseología liberal con que se arman para combatir al gobierno. Es preciso saturar de ella a los pueblos hasta el cansancio, hasta el hartazgo. Se suele hablar hoy en día del poder de la opinión; y les demostraré que, cuando se conocen los resortes ocultos del poder, resulta fácil expresar lo que uno desea. Empero antes de soñar siquiera en dirigirlas, es preciso aturdirla, sumirla en la incertidumbre mediante asombrosas contradicciones, obrar en ella incesantes distorsiones, desconcertarla mediante toda suerte de movimientos diversos, extraviarla insensiblemente en sus propias vías. Uno de los grandes secretos del momento consiste en adueñarse de los prejuicios y pasiones populares a fin de provocar confusión que haga imposible todo entendimiento entre gente que habla la misma lengua y tiene los mismos intereses”

Es una forma sutil de operar la manipulación del grupo social y esto se logra con mayor facilidad cuando el resentimiento social juega junto a las declaraciones y se mezcla la confianza y el valor en los dirigentes, cosa que en México se había perdido, de tal suerte que AMLO logró concentrar todas esas fuerzas y combinarlas para el triunfo electoral, fuerza que sostiene a un grado importante, teniendo que reconocerse que la famosa oposición es un mito genial… que no llega a más que a la palabrería y el insulto. Pero habría que retirar a los aduladores que tanto daño le hacen en el camino del cambio.

Deja un comentario