Sócrates A. Campos Lemus: Los consejeros del poder…¿por qué?

Sócrates A. Campos Lemus: Los consejeros del poder…¿por qué?

23 marzo, 2019 0

Agencia QP. ¡Qué conste son reflexiones!

Patricio ese extraordinario caricaturista explica en su caricatura del miércoles: “LA SITUACIÓN EN GUANAJUATO Y VERACRUZ YA ESTÁ BAJO CONTROL. TODAVÍA NO SABEMOS BAJO CONTROL DE QUIÉN, PERO BAJO CONTROL…”

Y UNO DE MIS QUERIDOS AMIGOS, PLATICANDO SOBRE EL CHAPULINEO del que nadie habla y del que tanto daño hace a la vida política nacional, me comentaba que uno de sus jefes decía: “Pues ya está cabrón, con tanto brinco de un lado al otro y a cada uno de los partidos que les dan chance,:YA NO TIENEN NALGAS PARA PONERLES FIERRO”

Después de la andanada en contra de Yeidckol para tirar la candidatura de Barbosa o para hacer un juego en el que pareciera que hay discusión interna dentro de MORENA y que se puede estar en contra de las determinaciones de la dirigencia  resulta muy claro que el que manda manda y no necesita meter abiertamente las manos para hacerlo sino dar sus instrucciones y es como mandan los jugadores del beis bol las señales de las bolas o las jugadas que quieren durante los juegos, bueno, eso me lo explicaba un amigo porque ni soy aficionado a ese “deporte” ahora tan de boga y apapachado por el presidente al grado de brindar fuerza y poder a uno de los dueños de los equipos que en la realidad ni puede jugar por la edad sino que tiene la visión del negociante y así lo hace, en algunos casos nos comentan que este sistemita sirve para lavar muchos dineros de varios lados, pero en eso pues, no nos metemos porque ya ven como son de sensibles los políticos y los multimillonarios que nos han chingado todo lo que tienen.

Y digan lo que digan sigo sin entender que muchos de aquellos MAFIOSOS DEL PODER de un día para el otro son perdonados y convertidos en CONSEJEROS DEL PODER al grado de que AMLO ahora recibe al yerno de Donald Trump fuera de agenda y en casa particular alegando que determinan la inversión de miles de millones de dólares y, no lo dudamos, que bueno sería que lo hicieran, pero sin duda alguna, cuando esas acciones son por medio de los grandes empresarios debemos tomar en cuanta de qur ellos ya tienen algún interés porque no dan paso sin huarache y en los negocios pues no hay bondades para con los jodidos, sino utilidades para los que generan los negocios y así ya sabemos, un nuevo gran negocio se fragua en el país y este, sin duda, salvará la ·quiebra” de telerisa, la cual como me explican algunos amigos que saben de eso, no hay tal “quiebra” lo que sucedió es que como son previsores los dueños de la lana, ante la llegada inminente de AMLO al poder, pues sacaron miles de millones de dólares a los paraísos fiscales por aquello de las moscas y no fuera a resultar que AMLO nos saliera no un demócrata sino un comunista y expropiara lo que es de todos y no de ellos, así que por si las moscas hoy tienen su dinero y buscan nuevos ingresos para que les demuestren la buena fe de un gobierno democrático como en el que ahora vivimos, dicen…

En fin creemos que independientemente de mis agonías y temores, de mis encabronamientos, tengo que aceptar que esa política de conciliación y de apoyo a los grandes empresarios pues de alguna manera evitan una crisis económica y política en el país, lo que no evita es que los grandes consorcios y multimillonarios que se han forjado a las faldas de poder político, nos sigan chingando a todos los mexicanos y, bueno, pasando a otro tema que es del interés de todos los mexicanos por el catolicismo que profesamos y por ser nuestra forma de vida, es de verdad una buena idea establecer una comisión para atender los casos de violaciones y de pederastia que se han acumulado en el país. El cardenal, seguramente, es un hombre no solamente de buenas intenciones sino un soldado fiel a las ideas y convicciones del Papa Francisco y no tenemos dudas de que los jesuitas son los hombres más abiertos en la religión católica, aunque en algunas ocasiones se han pasado de lanzas, pero en fin, esto evitará escándalos innecesarios sin dejar de buscar la justicia y la razón para corregir este mal profundo que afecta a toda la sociedad, porque en el caso de México, lo que afecte al catolicismo afecta a todos porque estamos en el mismo barco.

Hace unos días fuimos invitados con mi familia y algunos amigos a un  pueblo increíble de Oaxaca: San Juan del Estado, ahí un amigo festejaría los quince años de su bella hijita y tuve la gran alegría de saludar a un gran padre de la iglesia oaxaqueña y en verdad, al ver la devoción de los concurrentes a los oficios, largos oficios de más de hora y media, entendía la razón por la cual muchos mexicanos tienen esa fe y esa confianza en la iglesia y en sus representantes, ahí, hay muchos hombres y mujeres que se van a trabajar al “norte” y el pueblo está lleno de casas hermosas y de viejos y niños que se ven bien atendidos y en todos los eventos los viejos van a rezar para pedir la protección de sus seres queridos que andan en la chamba y en el jale y lo niños van a la iglesia no solamente para ir entendiendo lo que sucede en las ceremonias sino con la esperanza de que les escuchen sus peticiones de que quieren tener cerca y pronto a sus padres y familiares que andan en ese jale que les permite tener mejores condiciones de vida que a otros muchos en otros pueblos en donde se nota la miseria y la desesperanza.

Ahí no se conocen de abusos sacerdotales sino de entregas a la misión y a su acción para ayudar a la gente, ahí los padres como los maestros y muchos profesionistas que se han forjado a lo largo de los años solamente van a su pueblo para apoyarle y a que se encuentra en mejores condiciones de seguridad y bienestar y esto se ha logrado gracias a que todos trabajan por el mismo objetivo que es el de mejorar las condiciones en el pueblo y de proteger a los que están ahí como pilares de las raíces y las tradiciones, por ello, no nos extrañó que al llegar existía una guardia de topiles, policías comunitarios, al lado de una gran y fuerte pluma de acceso al pueblo y hacen una revisión de todos los que entran, por ello, ahí se ven los carros con las puertas y ventanas abiertas y las casas abiertas y sin rejas, así, en verdad, da confianza ir y estar en esos pueblos benditos de Oaxaca…