Sócrates A. Campos Lemus: Política de intrigas y traiciones

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

21 DE DICIEMBRE ES EL SOLSTICIO DE INVIERNO.

Dicen los sabios que cuando uno anda en la política no se debe jugar dominó porque SON MUCHAS MULAS EN POCAS MANOS, y si tienen los traseros de paja pues es normal que le tengan miedo a la lumbre cercana.

VIVIR TE OBLIGA A CAMBIAR PORQUE NADA ES ETERNO, TODO CAMBIA: LA SUERTE, LA REALIDAD, LOS ENOJOS, LAS TRAGEDIAS,  LAS BUENAS COSAS Y LAS MALAS, en fin, como todo cambia no hay más que aceptar la realidad y actuar con serenidad y paciencia.

Todo es un incesante morir y renacer, así es la vida. Aceptar los problemas es un componente de la realidad y procurar que no te afecten las pérdidas porque hay ocasiones en que perdiendo ganas y cuando lo material te controla te encadena a eso y no permite visualizar los nuevos tiempos. Todo es esperar el que o que lo que uno siembra dejará sus frutos de acuerdo a como se le brinde la  tarea diaria. Total, somos nosotros los que determinamos y decidimos nuestro modo de ser para bien o para mal, y si no se tienen caminos trazados pues cualquier camino te conduce a donde te lleven las circunstancias pero no a dónde deseas encaminar tus pasos.

Hoy en día, cuando empiezan a despertase las ambiciones por los puestos y presupuestos muchos se van con la finta y buscan desesperadamente alcanzar sus “sueños” que no corresponden a la realidad y encubren sus ambiciones en la palabrería y la demagogia, en la mentira. No son capaces de mostrar que la realidad es brutal en los momentos actuales y que se tienen que tomar medidas para primeramente buscar el salvar vidas y controlar las condiciones que permitan a las gentes alcanzar su sustento y mejorar o mantener sus condiciones de vida y bienestar. Nadie puede hacer promesas porque no sabemos cómo se comportarán las cosas, el realismo político no es cinismo, es el camino para encontrar y ver la realidad, porque solamente la podremos cambiar o controlar cuando la conocemos y no ignoramos su existencia.

Curioso es que en las “contiendas políticas” muchos tratan de encubrir sus defectos manchando la reputación de los otros e inventando cosas tratan de desprestigiarlos y cuando aquellos que reciben las ofensas responden reaccionando y no pensando, entendiendo que lo más importante no es lo que otros piensen de uno, sino lo que uno trae en la conciencia y la realidad en sus actos podrá resolver muchos de los problemas causados por los cobardes, ambiciosos, mentirosos y canallas. Total, el tiempo es la madre de la verdad.

Hoy entiendo mucho de lo que significa la lealtad en algunos casos, es vital que esta exista en la política y las relaciones personales, es parte de la vida y del compromiso de las buenas relaciones y la amistad. Claro que no en su nombre sino en su práctica cotidiana, donde las gentes sienten que hay confianza y respeto y que por ello las relaciones son vitales para lograr esquemas de desarrollo y de cumplimiento de compromisos en la vida social y en la política. Por ello se dice que esto es congruencia y que lo que dices se sostiene por los hechos y no se van en promesas ni palabrería. Como diría el Tío Lolo: los que se dice con la lengua se debe sostener con los tompiates…

Hace algunos días estaba escuchando varias historias de la vida política de los presidentes de México y cuando he descubierto que en muchos casos para llegar al poder han recurrido al engaño y la traición de los que les van abriendo los caminos al poder. así entendí que, por ejemplo, cuando López Mateos está en su final del gobierno, deteriorado por la enfermedad y su secretario de gobernación era Díaz Ordaz, se consuma una de sus mayores traiciones porque era claro que López Mateos tenía un sentido social de la política, nacionalista e influenciado por el General Cárdenas y que en esos tiempos se había reunido con Rubén Jaramillo y comprometido a buscar soluciones a los conflictos agrarios plateados por el dirigente campesino, sinembargo le achacaron su asesinato, cuando en la realidad, en su enfermedad él ya no tomaba las determinaciones difíciles de un gobierno y este asesinato tienen el estigma de que fuera ordenado por Gustavo Díaz Ordaz que mostraba, desde entonces, su vena represiva y brutal. Recordemos que cuando la huelga ferrocarrilera en el momento difícil López Mateos consultaba a sus secretarios del gabinete buscando solucionar el conflicto y explicaba que ni no se solucionaba pue tenía que desaparecer el conflicto y se determinó encarcelar a los dirigentes pero no asesinarlos como sucedió con Jaramillo, por eso, cuando se lanza una mentira para desprestigiar a un hombre es vital que recordemos sus pasos en el poder y en su vida.

Bastaría releer el famoso discurso sobre la expropiación de la industria eléctrica y esto nos muestra que la reacción buscó, con Díaz Ordaz, hacer el cambio y para ello  asesinó a un querido dirigente campesino para desprestigiar al presidente  en funciones y romper la confianza en sus dicho y hechos, para entregarse a las condiciones de la guerra fría del momento y las actuaciones de la CIA, cuando ahora se conoce que desde el residente a sus principales miembros de la represión política trabajaban como informantes de la CIA, bajo el esquema de los LITEMPOS, y por ello, aprovechando el movimiento de 1968, pretendieron justificar el golpe militar que por fortuna no aceptara el General Marcelino García Barragán, aliado y seguidor de Cárdenas, así se podrá entender que jamás se diera oportunidad real y se consumara el mayor fraude electoral para que no llegara al poder Cuauhtémoc Cárdenas, dejando el camino al fortalecimiento del periodo neoliberal y privatizador de los fondos y bienes públicos para generar una selecta agrupación de multimillonarios que concentraron la riqueza en sus bolsillos y fortalecieron el control económico para controlar el poder político que hoy, se pretende romper para dar vigencia a la verdadera justicia social y la independencia económica y política en el país.

Deja un comentario