Entre surcos y Mezcal: Relevos y equilibrios

David ROMERO VILLALOBOS

A escasos días, u horas, de que se formalice por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI el nombre de su abanderado a la Presidencia de la República, en la residencia oficial de Los Pinos, la principal labor de atención que los ocupa, es definir los nombres de quiénes entraran al relevo en los espacios vacantes que de manera automática se habrán de registrar posterior al anuncio esperado.

No es tarea fácil ni asunto menor. El Presidente Enrique Peña Nieto requiere garantizar, dentro y fuera de nuestras fronteras, estabilidad y confianza en la última etapa de su gobierno. El margen de error que dispone en esta recta final es mínimo y él lo sabe mejor que nadie. De ahí, la gran importancia en procurar el más justo equilibrio posible no solamente de perfiles técnicos o de personajes cercanos e incondicionales; sino de colaboradores con probada eficacia, con la ascendencia política que le permita sumar simpatías y sin el rechazo social que le reste credibilidad a su proyecto.

Los plazos se agotan y las expectativas aumentan a cada momento. ¿Cuáles pudieran ser las causas de la demora en la esperada nominación oficial del PRI, cuándo en apariencia ya está definida? Desde una óptica personal, se sujeta a dos eventos esperados: la definición del candidato por el Frente Ciudadano por México (PAN, PRD, MC) y, el anuncio que efectuará Andrés Manuel López Obrador (MORENA), el 4 de diciembre sobre quienes conformarían su eventual gabinete. Ambos sucesos, podrían conducir a un replanteamiento absoluto de todas, o casi todas, las candidaturas avaladas hasta ahora.

El posicionamiento actual de López Obrador, no de su franquicia, exige la atención meticulosa de sus principales adversarios políticos respecto a sus acciones y declaraciones; a sus tiempos, ritmos y pautas.

Reconociendo la influencia de AMLO en el electorado del centro y sureste del país, más allá de procurar disminuir su popularidad personal, la estrategia principal de los demás partidos contendientes debe enfocarse en postular a sus mejores candidatos. Hoy, a diferencia de antaño, las elecciones ya no se definen con el voto unánime o en automático de los electores; hoy, se emite un sufragio razonado y muy frecuentemente diferenciado. Muy lejanos han quedado aquellos tiempos donde se podía ganar por simple voluntad política o por designios personales.

Bajo este contexto, en las 32 Entidades federativas se vislumbran relevos y equilibrios internos en fechas posteriores. Y al igual que el Presidente, los Gobernadores deben estar realizando los estudios de evaluación correspondientes para encarar con los mejores dividendos posibles el año venidero.

En el caso particular de Oaxaca, dada su complejidad social y política, los tiempos posiblemente se extiendan un poco más.

“En este mundo terrenal, es oro líquido el Mezcal”.

La expansión de la categoría Mezcal, continúa a paso firme en el globo terráqueo. Y en México, sus adeptos tienen un crecimiento sostenido y progresivo. Precisamente ayer, la Revista CAVA realizo en un prestigiado Restaurante del centro histórico la primera de dos catas para identificar los 33 Mezcales mejor puntuados a nivel nacional en este 2017. Contando con la presencia de Salim Gutiérrez, Director General de la Editorial; bajo la certera conducción del Maestro Ulises Torrentera y la presencia de distinguidos productores, Oaxaca se erige una vez más en la catedral mundial de esta espirituosa bebida.

Nuestra gratitud a CAVA por su presencia en nuestra ciudad capital del Estado y por su fomento y promoción exclusiva de cerveza, vinos y Mezcal; con la característica común, de que todos son productos 100% Mexicanos.

Deja un comentario