CRÓNICA EXPRÉS: Ya es hora de que desalojen con la fuerza pública a los manifestantes que bloquean Hacienda Blanca y demás vialidades

Rosy RAMALES

La ciudadanía ha tenido que aguantar tres días con sus noches de bloqueo en Hacienda Blanca por parte de el Multi, que hasta casas de campaña instalaro en tan importante crucero, el cual es acceso a la capital oaxaqueña y de salida hacia la Ciudad de México; vía que además comunica a todo el valle eteco.

Las demandas de la organización pudieran ser justas. Lo que no es justo es tomar de rehén a la ciudadanía para pretender la liberación de uno de sus líderes de la comunidad de Tierra Blanca, acusado de homicidio cuyo caso resolverá el próximo viernes la autoridad judicial competente.

Ese es el fondo.

Porque si los gobiernos estatal y federal están atendiendo la problemática del MULTI y de Tierra Blanca, no hay razón para el bloqueo-plantón, poniendo en riesgo la salud de las personas que aguardan en autobuses de pasajeros y todo tipo de vehículos, cuando otra ola de COVID-19 está en su apogeo.

Además la molestia de provocan en la ciudadanía que ha tenido que caminar para pasar de un lado a otro para llegar a su trabajo y a sus hogares. O esperar, a que los manifestantes se apiaden y autoricen el paso intermitente, lo cual hacen cuando les viene en gana.

Las instancias competentes han instaldo mesas de trabajo para atender las demandas de la organización inconforme; incluso, algunas encabezadas por el mismo gobernador Alejandro Murat Hinojosa, junto con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob, Alejandro Encinas; el secretario de Gobierno (Segego), Francisco Javier García López; el fiscal General de Oaxaca (FGEO), Arturo Peimbert Calvo; el titular de la DDHPO, Bernardo Rodríguez Alamilla; el secretario de Seguridad Pública, Heliodoro Díaz Escarraga y el representante de la Segob en Oaxaca, José Carlos Fuentes Ordaz, así como titulares de dependencias estatales.

¿Entonces? ¿Qué más quieren?

Es imposible resolver de la noche a la mañana todas sus demandas. Imagínense que mantendan su plantón-bloqueo hasta que se resuelvan todas. Ahora, la justicia no puede ser moneda de cambio.

Ya va siendo hora de que los gobiernos estatal y federal desajalojen a los manifestantes con la fuerza pública. Incluso, el gobierno federal tiene el poder de autorizar la intervención de la Guardia Nacional o del Ejército Mexicano.

No es posible que la ciudadanía siga soportando la intoleracia de la organización social.

Si los gobiernos permiten que el plantón bloqueo dure más días, éste puede crecer y salirse de control.

Además, el mal ejemplo cunde. Ya habitantes de otro municipio bloquean otro punto rumbo al Valle Etecto por un problema electoral.

O actúa el gobierno, o al rato estará bloqueado todo Oaxaca, así como al final del sexenio de Gabino Cué.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario