ANDARES POLÍTICOS: La chunga en la política mexicana

Benjamín TORRES UBALLE

Ya no cabe duda, la política y los políticos en México son una verdadera chunga. En el marco de la crisis más severa que atraviesa la nación surgen situaciones que de plano conducen a la carcajada. Y son los actores políticos de todas las filiaciones quienes generosamente dan motivo a ello. Nadie escapa en esa especie de vodevil, vamos, ni el mismísimo señor presidente de la República.

Vean si no. En su mensaje de este martes para la Asamblea de las Naciones Unidas, el presidente López Obrador -con el cuello de la camisa torcido-, presumiendo la incuestionable grandeza del Benemérito de las Américas, afirmó: “Benito Mussolini lleva ese nombre porque su papá quiso que se llamara como Benito Juárez”. El dicho es correcto, pero las críticas y burlas en las “benditas redes sociales”, por mencionar a uno de los dictadores más abyectos de la historia, no tardaron en llegar.

Otra situación que raya en lo cómico, es un hecho recurrente: los desmentidos que López Obrador hace a declaraciones del Secretario y subsecretarios de Hacienda. Esta ocasión tocó turno al subsecretario Gabriel Yorio, quien el pasado lunes advirtió de la posibilidad de contratar deuda si la pandemia se extiende y hay un rebrote de Covid-19 en el país. Al día siguiente en la mañanera, el mandatario lo puso en evidencia ante los medios al subrayar que no se contratará deuda alguna.

Pero la hilarante cauda da para mucho más. Sucede que al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado ¡lo robaron! Así lo denunció en su carta de renuncia dirigida al jefe del Ejecutivo, el director del organismo, Jaime Fernando Cárdenas Gracia, quien estuvo en el cargo poco más de tres meses.

“Encontramos al inicio de nuestra función probables irregularidades administrativas -procedimientos de valuación que no garantizan los principios del artículo 134 constitucional (el mayor beneficio para el Estado), mutilación de joyas, contratos favorables a las empresas y no al INDEP, y, conductas de servidores públicos contrarias a las normas-. En consecuencia, hemos presentado denuncias administrativas al órgano interno de control”.

“Por la manipulación de distintas piezas de joyería hemos presentado las denuncias penales a la Fiscalía General de la República”, agregó el funcionario en su catártico texto de despedida.

Y Si echamos una mirada a lo que sucede en el partido del Presidente, es como presenciar el show de la lucha libre. Buscando apoderarse del control de Morena, los participantes se dan hasta con la cubeta. En la guerra de tribus, hay rudos y técnicos; predomina la voracidad, pero ningún ingenuo. 

Las acusaciones están a la orden del día y se usan toda clase de argucias para descalificar a los adversarios, desde periodicazos hasta señalamientos directos –como los de Porfirio Muñoz Ledo a Marcelo Ebrard- pasando por declaraciones y respuestas incendiarias que sólo profundizan los odios en un partido político que muy pronto se “perredizó” y mostró su verdadero rosto: la ambición.

Empero lo jocoso también tiene lugar en la pista de la ciudad capital, donde el gobierno local, en actitud servil y para que los integrantes del movimiento llamado FRENAAA no instalaran un bloqueo en el zócalo, frente a Palacio Nacional, mediante la policía impidió que los protestantes, quienes exigen la renuncia del presidente López Obrador, avanzaran hacia la Plaza de la Constitución.

Risible es que Claudia Sheinbaum, jefa del Gobierno capitalino, fue obligada a dar marcha atrás en su decisión de prohibir el paso a los inconformes para dirigirse a la plancha del zócalo. Jueces otorgaron amparos en favor de los quejosos y estos finalmente pudieron instalarse frente a Palacio.

También entra a las causas que rayan en lo trágico-cómico, la decisión del gobierno federal de retirarle al estado de Chihuahua el apoyo que el Ejército y la Policía Federal venían proporcionando a la entidad del norte. El antecedente se ubica en las protestas y la toma de la presa La Boquilla por agricultores de la región que se niegan a que la Federación disponga de más agua para entregarla a los Estados Unidos como pago de la cuota anual acordada en el tratado de 1944.

Parece un berrinche infantil causado por las críticas y oposición del gobernador panista, Javier Corral, a la gestión de López Obrador. En fin, que el enfrentamiento de los mandatarios panistas con el tabasqueño se intensifica ya en pleno proceso electoral y seguramente, de ambos bandos, nos obsequiarán más “joyas” que, al menos, provocarán alguna hilaridad en la población y risas de nervios en no pocos actores políticos a los que les sea enmendada la plana por AMLO.

Así el choteo político en un México azotado por varias pandemias, en el que la sanitaria registra –oficialmente- 75,000 muertes y 710,000 casos confirmados. Cifras que, a decir de expertos, realmente se ubicarían en el doble. Las otras crisis son conocidas por todos: económica y social.

@BTU15    

Deja un comentario