Sócrates A. Campos Lemus: Inicios del ’68

Agencia QP. ¡Qué conste…son reflexiones!

ES LÓGICO QUE AL ACERCARSE LA FECHA DE LA MASACRE DEL 2 DE OCTUBRE DE 1968, comienzan  las especulaciones y los intentos de desvirtuar la verdad, hay muchos implicados en el empeño y cuando pensamos que muchos fueron los “beneficiarios del 68” y lo siguen usando como un centro para tener puestos y presupuestos pues esos intentos aumentan en los tiempos actuales donde muchos se quieren poner las chaquetas “revolucionarias” cuando son unos tales por cuales. En fin, el asunto es que ahora, cuando todo indica que hay aclaraciones, lo más seguro es que también existirán muchos que quieran distraer las cosas con la misma mierda, como las moscas: siempre regresan a la misma mierda… en fin, ya se irán despejado muchas dudas y al paso de los años se van aclarando muchas cosas.

Eran otros tiempos con diferentes circunstancias, vivíamos en la “guerra fría”, muchos funcionarios en México estaban enrolados por las fuerzas de inteligencia norteamericanas, la CIA, BAJO LA CLASIFICACIÒN DE LITEMPO, sobre todo porque su dependencia con los Estados Unidos y su cercanía hacía del país, como ahora, un paso especial y convertirse en la realidad en la trastienda de los norteamericanos, dependemos y dependíamos de ellos y a pesar de todo, se daban las últimas patadas de ahogado buscando ser independientes por medio del nacionalismo, buscábamos el juego  de, por un lado, protestar por los medios nacionales y la independencia marcando un nacionalismo brutal y, en lo interior, aplicar el que la represión en contra de cualquier movimiento social en México era solicitado ser represivo por los Estados Unidos ante la cercanía del país y por los miedos al comunismo que marcaban los tiempos aquellos..

En varios países Centro americanos comenzaban los vientos de guerra y se aumentaban las guerrillas influenciadas por la imagen cubana del “foquismo revolucionario” y porque la debilidad de los partidos de oposición estaban marcados por su enorme dependencia con el burocratismo soviético y la penetración de los cuerpos de seguridad nacionales y del extranjero, así, ahora, sabemos que muchos de los dirigentes de aquellos tiempos en la “clandestinidad” eran conocidos y tenían y mantenían excelentes relaciones con los principales políticos del momento y con los grupos de seguridad nacional y del ejército, por ello los dejaban actuar sin “represión” a cambio de que, por su conducto, se evitaran los movimientos masivos de protesta en contra de la política interna, pero se solapaban y dejaban las protestas que, incluso ellos inducían, para presionar a los Estados Unidos con manifestaciones nacionalistas dentro de aquel famoso sistema de política “bonapartista”.

En aquellos años, siendo presidente López Mateos se mantuvo una férrea política nacionalista e incluso se llegó a  operar los sistemas de expropiación de empresas básicas de energía y se dieron las movilizaciones en contra de Idígoras Fuentes, dictador militar en Guatemala, ante la agresión que sostuvo en contra de pescadores mexicanos que fueron agredidos militarmente en aguas nacionales mexicanas, ahí recuerdo que a mis pocos años, viviendo cerca del Zócalo, salimos muchos jovenzuelos armados de palos y algunos con barras de metal y cadenas porque supuestamente iríamos a la guerra contra los guatemaltecos y estuvimos presentes en aquel acto masivo de López Mateos y le vimos de cerca y nos levantó ese nacionalismo en contra de los chapines, al paso de los años, nos dimos cuenta de que los guatemaltecos estaban armados y protegidos militarmente por los gringos y que ellos contaban con una aviación militar que en cualquier momento y en pocas horas hubieran terminado con los principales medios de comunicación al Sur e impedido que el ejército mexicano llegara a la frontera, pero el asunto es que la movilización popular sirvió para terminar con los actos de agresión gringos y mostró que podíamos lograr un “respeto” o un punto de no agresión ni presión al país.

Desde aquellos tiempos supimos de los intentos de muchos militares guatemaltecos para encabezar las movilizaciones guerrilleras y así comenzaba la historia de Yong Sosa y Turcios Lima y de cómo se comenzaban a descubrir algunas de la intensas relaciones de los miembros y dirigentes del PCM con políticos nacionales y de cómo los protegían y les servían a ellos para evitar que los jóvenes se levantaran al grito guerrillero alegando que no se podía hacer tal movimiento en el país, al poco tiempo se fueron descubriendo aquellos eventos donde por ejemplo, don Fernando Gutiérrez Barrios, el “policía caballero” como lo definiría Fidel Castro fue el instrumento especial para que ellos pudieran entrenarse y embarcarse en el Granma y llegar a Cuba y al poco tiempo realizar la primera Revolución socialista de América, los Estados Unidos perdían ese raund y un pequeño país mostraba que se podía y que la movilización popular era vital, así que Cuba se fue convirtiendo en un lugar para que los enamorados de las utopías se lanzaran a buscar los horizontes y ahí solamente se podían entrenar y apoyar a los latinoamericanos, menos a los mexicanos ya que, por agradecimiento a México y su postura nacionalista y en favor de Cuba en aquellos tiempos vitales, los cubanos respetaban al país, muchos lo criticaron otros lo entendieron, por esa razón Cuba se quedó como bastión del “turismo revolucionario” y fueron entendiendo aquello de que: México sería socialista, meses después de que los Estados Unidos lo fuera porque antes lo destruirían. De ahí que se fueron desplegando actos de represión tales como aquella matanza de “copreros en Acapulco”, la matanza de la familia  Rubén Jaramillo, la represión del movimiento magisterial, del médico, la de los camiones, los ferrocarrileros, los actos guerrilleros en Chihuahua con el ataque  a Ciudad Madera, la intensa represión y asesinatos impuestos por medio de los grupos de la DFS encabezados por Miguel Nazar y los especiales de las otras corporaciones, la protección de los grupos del narcotráfico operados con el apoyo de la CIA para producción y tráfico de armas, dinero y drogas en el país para que muchos de sus recursos generados llegaran a los mandos de la CIA para promocionar nuevos frentes de guerra o actuar en contra de los que estaban, como se conoció en el escándalo Irán Contras y las declaraciones del coronel Oliver North… en fin, por ahí comienza a tragedia del 68 y la acción de los políticos ligados a la CIA y su “golpe de Estado en México”, frustrado por militares nacionalistas ligados al general Cárdenas…

Deja un comentario