CRÓNICA EXPRÉS: El voto cautivo de AMLO en Oaxaca sí le alcanza para ganar la gubernatura

Rosy RAMALES

Conforme al resultado preliminar de los cómputos de la jornada de este domingo, la votación en el estado de Oaxaca va así:  671 mil 951 ciudadanas y ciudadanos votaron a favor de que Andrés Manuel López Obrador “siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo”; 24 mil 009 porque “se le revoque el mandato”, y se registraban 13 mil 242 votos nulos.

Los resultados definitivos de la jornada de Revocación de Mandato los dará a conocer este mismo lunes el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), y de todo el país, según anunció. Y seguramente no variarán mucho, pues desde por la mañana los cómputos distritales registraban un avance del 99% y fracción.

Si esos 671 mil 951 votos a favor de que “siga” AMLO, representan el voto “duro” o “cautivo” del mandatario, prácticamente tendría garantizado el triunfo en la elección de la gubernatura de Oaxaca a celebrarse el 5 de junio próximo; entidad donde su partido, Morena, lleva como candidato a Salomón Jara Cruz en coalición con el PT, el PVEM y el PUP.

Y Oaxaca es una de las entidades predilectas de López Obrador.

Evidentemente, no es lo mismo una elección de gubernatura a una jornada revocatoria (inédita en el país porque es la primera vez que se realiza y por la dualidad de la pregunta). Ni es lo mismo Andrés Manuel, que Salomón Jara; aun cuando ambos representen la “Cuarta Transformación”. Y tampoco se mide igual a Morena como partido político, que coaligado (y depende con qué partidos políticos).

Sin embargo, el resultado de la jornada revocatoria puede ser un parámetro.

Esos 671 mil 951 votos es una cifra aproximada a la votación de Morena en las elecciones de diputados federales de 2021 en Oaxaca, en que como partido per se obtuvo 764 mil 193 votos, conforme al cómputo del INE. Y en las elecciones de diputados locales de ese mismo año, fue de alrededor de 671 mil 392 votos, de acuerdo al PREP del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Cierto, en las elecciones presidenciales de 2018, AMLO obtuvo en Oaxaca 1 millón 052 mil 965 votos como candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES), de los cuales solamente Morena le aportó 1,052,965. Podría decirse que decreció en la jornada revocatoria del domingo, puede ser por desgaste natural de ya más de tres años de gobierno, por abstención de la militancia de sus aliados actuales (PT-PVEM), o porque la sociedad civil simplemente se abstuvo mayoritariamente; o una combinación de todo.

Además en la jornada revocatoria se instaló un número de casillas acorde al presupuesto del INE, que si la Cámara de Diputados Federal o el Poder Ejecutivo hubiesen autorizado el dinero necesario para instalar todas las casillas como en una elección presidencial, quizá AMLO hubiese obtenido más votación a favor de que “siga” como Presidente de la República; o al revés, tal vez le hubiesen revocado el mandato. ¿Precaución?

En realidad, según parece, Andrés Manuel y Morena midieron su “voto cautivo” en la jornada revocatoria. Y si así fue, pues dicho voto sí es considerable en Oaxaca: Alrededor de 671 mil 951 ciudadanas y ciudadanos. Y sí le alcanza para ganar la ya muy próxima elección a la gubernatura de Oaxaca con Salomón Jara Cruz.

Vaya, habrá qué preguntarse qué partido político se preocupó por la movilización en la jornada revocatoria en su vertiente de que “siga” AMLO: Morena. Y también cabe la pregunta: ¿El PT, el PVEM y el PUP participaron en la movilización? Seguramente sí; ¿en qué grado? Solamente éstos lo saben.

Y seguramente el candidato (Salomón Jara) estuvo al pendiente de la votación a favor de AMLO.

En fin, en el supuesto de que esos 671 mil 951 representen el voto cautivo y constituya la bolsa de votos para la sucesión oaxaqueña, Morena, ni su candidato, deben confiarse, salvo que el resultado cuadre con su cálculo de movilización. Y ni así, porque el ADN perredista en la vena de Morena en Oaxaca implica el riesgo de la traición; además siempre es mejor dudar de la lealtad de líderes de los partidos aliados. Incluso, aún falta cerrar las heridas que dejó la selección interna de la candidatura.

AMLO no perderá Oaxaca, salvo alguna situación imprevista, pero difícilmente.  

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario