CRÓNICA EXPRÉS: Jesús Romero quiere el cambio verdadero, ¿con Oswaldo no lo hubo?

Rosy RAMALES

Si se han dado cuenta, Jesús Romero López, aspirante a la candidatura de Morena a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña, basa su discurso y sus mensajes en redes sociales en un “cambio verdadero” en el gobierno municipal.

No es una promesa porque aún no es candidato formalmente registrado, sino una frase entrelazada como su slogan. Por ejemplo: “La fuerza del cambio verdadero se logrará con los meros meros y las meras meras”; “Con el mero mero, el cambio verdadero”; “Venimos con ganas del cambio verdadero con el mero mero”.

Ups. ¡¿Cómo si pretende gobernar el mismo municipio que hoy gobierna Oswaldo García Jarquín?!

Ambos son del mismo partido: Morena. Y en política generalmente cuando uno de la misma filiación aspira a suceder a otro en el cargo, habla de continuidad y quizá de mejorar lo hecho, aunque no le guste.

Claro, en Morena las cosas son distintas, de entrada se autodenominan estatutariamente como “protagonistas del cambio verdadero” –aunque no lo sean– y por su sangre corre el tribalismo. Así que se comen y golpean entre sí, con sus excepciones.

Retomando el tema: Entonces el discurso, el mensaje de Jesús Romero sobre “el cambio verdadero” significa que con Oswaldo, también de Morena, no hubo el cambio por el cual votó el electorado del municipio de Oaxaca de Juárez en las elecciones de 2018.

Jesús Romero tiene razón. No lo hubo; la ciudadanía de la capital oaxaqueña está decepcionada de la administración de Oswaldo García Jarquín, en cuyo cabildo, por cierto, la oposición prácticamente ha jugado un papel de convidado de piedra.

Oswaldo, tiene sus seguidores, sin duda, pero ya no le alcanza para reelegirse. Y su mal desempeño pone en riesgo el triunfo de Morena en la capital oaxaqueña en las próximas elecciones municipales. Además, se le olvidaron muchas cosas.

En fin. Aún así Morena tiene alta aceptación como partido; veremos como se comporta el electorado cuando haya candidato o candidata a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez. A ver si logra jalar para un triunfo contundente, pierde o gana a duras penas.

¿Hasta dónde puede afectarle el mal desempeño del actual munícipe?

Jesús Romero, o quien sea el candidato o la candidata de Morena, cargará con el grado de afectación.

Porque incluso puede pasar que el electorado pregunte: ¿Es Oswaldo el que ha gobernado mal? ¿O los de Morena no saben gobernar? Algo así.

A ver si no pasa lo mismo cuando la entonces candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, usó el slogan de “diferente”, queriendo diferenciarse del resto de los candidatos, pero el electorado lo relacionó con el gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Entonces, ¿cómo ofrecer ser “diferente” si ambos pertenecían al mismo partido, el Acción Nacional?

 Evidentemente, no en todos los casos pasa lo mismo.

Quizá la frase de “cambio verdadero”, pueda funcionarle a Jesús Romero si la refuerza de algún modo buscando cómo hacer de una flaqueza del actual gobierno municipal morenista, una fortaleza para él como candidato. Claro, primero habrá que esperar a que Morena le otorgue la postulación y sea avalado por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca.

En fin, a ver cuál es la suerte de Morena en la próxima elección municipal en el corazón político de la entidad oaxaqueña: La capital.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario