CRÓNICA EXPRÉS: Leen la cartilla al gabinete de Alejandro Murat

Rosy RAMALES

El viernes mandaron llamar a las y los funcionarios del gabinete legal y ampliado del gobernador Alejandro Murat Hinojosa. Los reunieron en las oficinas conocidas como “La UMAR”, sobre la calle de Pino Suárez, en la capital oaxaqueña.

Y ahí, el secretario particular, Alejandro Nassar Piñeyro, les dijo ser porta voz de un mensaje del gobernador Alejandro Murat: Que quiere funcionarios y funcionarias de tiempo completo; las 24 horas del día, 7 días a la semana. Y quien no quiera, puede irse ya.

Palabras más, palabras menos.

Hubo quienes se ofendieron con dicha lectura de cartilla porque vienen desempeñando la función encomendada con diligencia y lealtad.

Hubo quienes tomaron el mensaje con ciertas reservas porque quien sabe hasta dónde es mensaje del gobernador y hasta donde son palabras de Alejandro Nassar, a quien consideran la cabeza de la infranqueable “burbuja”, con poder extraordinario.

Sobre todo porque Nassar (así le llaman en el gabinete) elogió el trabajo de tres funcionarios: Francisco Ángel Villareal, que como director general del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), ha dado resultados en la gobernabilidad con el magisterio; Héctor Pablo Ramírez Puga, pues llevó el agua a Ayutla; y Paco Piza (Francisco García López), en la gobernabilidad interna al frente de la Secretaría General de Gobierno.

¿Alejandro Murat también mandó destacar los nombres de dichos funcionarios con todo y elogios?

Obviamente, los elogios a los referidos funcionarios cayeron como balde de agua sobre el resto de las personas integrantes del gabinete legal y ampliado, no porque los elogiados no se lo merezcan, sino porque genera celos al interior y un sentimiento de excluyentismo. Algo así como si hubiese funcionarios de primera y se segunda.

Y no solamente por las menciones, sino porque se ve el trato diferenciado en cuanto permitir trabajar o pedir trabajar sin herramientas.

En fin, bastante rudeza innecesaria en la reunión con el secretario Nassar; reunión a la cual, por cierto, faltaron los mexiquenses y demás funcionarios importados.

Las palabras de Nassar, sean o no el mensaje real del mandatario, atropellaron la sensibilidad de personas leales al gobernador, y que vienen haciendo su mejor esfuerzo en el cargo conferido.

Tal vez Alejandro Murat se sienta solo en el último trecho de su sexenio, pero si considera que algunas personas integrantes de su gabinete legal y ampliado sería mejor pedirles la renuncia de manera directa, sin mensajes hirientes vía intermediarios.

O quizá necesite puestos disponibles para colocar a quienes compitieron como candidatos y candidatas en las recientes elecciones concurrente, y perdieron. Si fuera el caso, pues lo mismo, es su derecho pedirles la renuncia e incorporar a quienes considere.

Pero ¿por qué leerles la cartilla vía intermediarios?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario