CRÓNICA POLÍTICA: ¿En qué terminará el engaño de Consulta?

3 octubre, 2015 0

Rosy RAMALES

Si la Consulta sale mal, habrán prostituido la participación ciudadana. Y será responsabilidad de las consejeras y de los consejeros del Consejo General del IEEPCO, con excepción de Gerardo García Marroquín quien prefirió conducirse por la línea del Derecho y no mancharse con la duda de situaciones inconfesables. ¿ O no es así?

El mayor peso lo llevará, por supuesto, el Consejero Presidente, Gustavo Meixueiro Nájera, por acceder a poner en riesgo la credibilidad del órgano electoral. ¿A cambio de qué?

Se piensa lo peor.

Ya de por sí hay visos de prostitución de la Consulta Ciudadana cuando carece de un marco legal. La autoridad electoral ha forzado la interpretación de la Ley de Participación Ciudadana estatal cuando dice que ésta no limitará el ejercicio de otras figuras y derechos, pero la misma ley precisa condiciona a que sean “previstos en otros ordenamientos”. Entonces, ¿en qué ley está la Consulta Ciudadana? En ninguna.

Una ley habría regulado: Plazos para cada etapa de la Consulta, sujetos legitimados para solicitarla, el órgano que autoriza, el órgano que organiza, y efectos, entre otros aspectos vitales para darle legitimidad y certeza a un ejercicio de participación ciudadana.

Sin embargo, en la “Consulta Ciudadana” sobre la construcción o no del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, la solicitó el Ejecutivo sin que exista una ley que lo autorice a solicitarla; la autorizó y la organizó el IEEPCO cuyo Consejo General delegó la responsabilidad a la Comisión de Educación y Mecanismos de Participación Ciudadana, la cual hizo todo en un procedimiento fast track solo porque el Ejecutivo pidió celebrar la Consulta el día cuatro de octubre. Ja. ¡Los plazos los puso el órgano de gobierno!

¿El que paga manda?

Y ya está todo listo para la Consulta Ciudadana. ¿De veras? Y los ciudadanos y ciudadanas del municipio de Oaxaca de Juárez, ¿estarán bien enterados de qué se trata y de cómo emitir su opinión? ¿Hay Lista Nominal oficial? ¿Las mesas receptoras de opinión son figuras jurídicas impugnables? ¿Los ciudadanos que opinen lo harán de manera libre y bien informada?

Pues hasta ayer seguía el run run de que en algunas dependencias estaban presionando a los trabajadores para asistir a emitir su opinión. ¿También echarán mano del capital electoral del jefe político capitalino?

En fin, a veces es inentendible por qué personas tan inteligentes como el consejero Uriel Pérez García, estudioso del Derecho, pueda prestarse a la broma que le juegan a las ciudadanas y a los ciudadanos con la Consulta Ciudadana. Y miren, no se cuestiona la construcción del Centro de Convenciones, sino el burdo procedimiento y el evidente sometimiento de la autoridad electoral.

Tal Consulta más bien se ve como el entrenamiento para las elecciones de Gobernador, diputados locales y concejales a los ayuntamientos, cuyo proceso electoral iniciará esta semana, concretamente el jueves.

En la víspera del inicio del proceso electoral es evidente la inclinación del órgano electoral. Por cierto, ¿cuál será su papel final en la Consulta? ¿Declarar que el Ejecutivo ganó? ¿Y si de casualidad ganan quienes se oponen porque de última hora decidan acudir a emitir su opinión y ésta sea mayoritaria? Entonces seguramente la autoridad electoral saldrá a gritar a los cuatro vientos el éxito de la consulta, no quedándole otra para legitimarse.

En fin, a ver en que termina el engaño de Consulta.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com