CRÓNICA POLÍTICA: ¿La justicia a consulta? ¿O estrategia electoral?

Rosy RAMALES

Ya saben, ¿no?, el diputado federal Gerardo Fernández Noroña (del PT) salió con una nueva “idea”, “ocurrencia” o “puntada”, como prefieran llamarle.

Solicitar realizar una consulta ciudadana en las elecciones concurrentes de 2021 para preguntar: ¿Estás de acuerdo en que se inicie el proceso penal contra los expresidentes de 1988 a 2018 para que regresen lo robado?

¡Qué preguntita!

Seguramente buena parte de mexicanas y mexicanos querrán que se juzgue a los ex mandatarios y, además, que se les confisquen los bienes adquiridos con dinero público o con el producto de negocios ilícitos al amparo de la investidura presidencial.

Incluso, procesar penalmente a ex gobernadores de las 32 entidades federativas, a ex servidores públicos y legisladores federales y locales.

Y que como resultado del proceso penal, la autoridad competente les quite “lo robado al pueblo” como suelen decir los prominentes miembros de la “Cuarta Transformación”.

¡Sería lo ideal!, máxime cuando actualmente nuestro país necesita dinero para satisfacer las necesidades económicas y sociales de la población.

Pero las-ti-ma Mar-ga-ri-to, porque primero habría que analizar por qué delitos se procesaría penalmente a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto; cuyos sexenios de ubican entre 1988 y 2018 y son del PRI y del PAN.

Y luego determinar si los delitos no han prescrito. Incluso, en determinada época los ex presidentes gozaron de inmunidad.

Quizá las normas penales tengan mayor alcance para los ex presidentes más recientes. Y miren que el actual mandatario nacional, Andrés Manuel López Obrador, parece traer ganas de enjuiciar a Felipe, con eso de que supuestamente en el 2006 priistas y panistas se habrían coludido para robarle la elección presidencial.

En fin, que si Fernández Noñora y toda la cúpula del Partido del Trabajo (PT) realmente estuvieran a favor de hacerle justicia al pueblo mexicano procesando penalmente a ex presidentes, ya lo hubiesen hecho desde cuando.

Porque además la justicia y la ley se aplican, no se consultan.

Así que más bien el propósito del polémico petista parecer ser electoral: Tomar el tema de la consulta para iniciar “proceso penal contra los expresidentes de 1988 a 2018 para que regresen lo robado”, como bandera o slogan de campaña de modo mediático.

Un tema que le llega al pueblo, pero en base a una pregunta engañosa no solamente por cualquier imposibilidad legal, sino porque preguntan si se está de acuerdo en “iniciar” el proceso penal; y se puede iniciar presentando la denuncia correspondiente aunque ésta no prospere.

Y parece tan electorera y mediática la propuesta  –casi, casi ya a manera de campaña– que Noñora hasta invocó la lucha contra la corrupción que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador (Morena).

 Bien, que vayan por aquellos ex presidentes y ex servidores públicos que amasaron grandes fortunas con el dinero del pueblo de México, no solamente embolsándoselo, sino haciendo cuanto negocio ilícito.

Pero como más vale prevenir que lamentar, los diputados de la “Cuarta Transformación” también deberían castigar a los “de casa”. ¿O todos son impolutos? Además, en los corrillos políticos siempre se ha dicho: “Los carniceros de hoy, serán las reses de mañana”.

A propósito de “impolutos”, en la conferencia de prensa donde dio a conocer su propuesta de consulta, Fernández Noroña estuvo acompañado del diputado Benjamín Robles Montoya, quien (de esas cosas “curiosas” y extrañas casualidades) en Oaxaca ha seguido una estrategia electoral de enjuiciar a sus adversarios o enemigos.

Por ejemplo, nunca quitó un dedo del renglón por enjuiciar a Gabino Cué Monteagudo, ex gobernador de Oaxaca, cuyo gabinete integró en los dos primeros años de su mandato, contándose entre sus principales y cercanos colaboradores hasta que rompieron.

Benjamín solicitó enjuiciar políticamente a su ex jefe justo en ocasión del proceso electoral para sucederlo en la gubernatura, entonces Robles Montoya era candidato por el PT, partido al cual se adhirió cuando el PRD le negó la candidatura a gobernador.

En fin, vienen las elecciones de 2021 y los actuales diputados de la Cámara Baja del Congreso de la Unión por primera vez tendrán la posibilidad de la reelección.

¿Será el fondo de la propuesta de consulta? ¿O la Mesa Directiva?

Imagínese qué no harán los petistas teniendo la Mesa directiva de la Cámara de Diputados, sobre todo Fernández Noroña y Benjamín Robles.

Bien dice la sabia filosofía popular: “Dios los hace y ellos se juntan”.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario