CRÓNICA POLÍTICA: Legisladores, que se aíslen y donen la mitad de su dieta

CRÓNICA POLÍTICA: Legisladores, que se aíslen y donen la mitad de su dieta

26 marzo, 2020 0

Rosy RAMALES

Según informó el grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano en la Cámara Baja, su diputado Jorge García Alcibíades dio positivo en la prueba de COVID-19.

Y pidió a legisladores y grupos de trabajo que coincidieron en reuniones de trabajo con el diputado el 10 y 12 de marzo, sigan los protocolos médicos, de previsión, cuidado y seguimiento que correspondan, para evitar el contagio de coronavirus.

El diputado está aislado en su casa, donde es atendido medicamente.

Y aunque el diputado ya no asistió a las sesiones posteriores, deberían aislarse los 500 diputados y diputadas federales, por si las dudas. No hay certeza de cuántos compañeros saludó de mano, y éstos a su vez a otros y así sucesivamente; a cuántos abrazó; si tomó agua de una botella distinta a la suya, etc.

Además, un proveedor externo dio positivo.

Pero aunque la Cámara de Diputados activó los protocolos sanitarios, más vale tomar las medidas pertinentes para evitar la propagación del coronavirus en los 300 distritos electorales donde fueron electos los de mayoría relativa.

Y la medida más pertinente es aislarse mientras pasa la pandemia. No es exageración, tómenlo en serio; pues además el ir y venir de la Ciudad de México a sus lugares de origen los pone en riesgo y ponen en riesgo a la población en general.

Andan de aeropuerto en aeropuerto porque eso sí, antes muertos que sencillos; o sea, siempre preferirán viajar en avión que en su automóvil so pretexto de falta de tiempo para estar en la Cámara de Diputados y en sus distritos haciendo proselitismo… perdón, haciendo gestión social.

Además, andan de restaurante en restaurante, en centros comerciales y en todo lugar público en la Ciudad de México, en sus distritos o entidades federativas.

Así que mejor, inmovilícense, guárdense hasta pasada la pandemia. La tecnología ya les permite la comunicación para continuar con el trabajo legislativo urgente. Vaya, los legisladores tienen el poder de realizar las reformas pertinentes para sesionar a distancia. Cada cámara del Congreso de la Unión realiza las acciones correspondientes.

Por ejemplo, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados,Laura Angélica Rojas Hernández, presentó una iniciativa que reforma el artículo 63 de la Constitución para establecer que, en casos excepcionales, las y los legisladores puedan sesionar, y en su caso discutir y votar de manera remota.

En estos momentos de pandemia, corren riego y representan un riesgo, incluidos diputados y senadores de representación proporcional, que si bien no representan a nadie a veces se les da por recorrer comunidades tras andar de aeropuerto en aeropuerto.

Por cierto, el diputado Jorge García Alcibíades es de representación proporcional. Y lean parte de lo que dijo en un video:

“Quiero decirles que regresé de Baja California con temperatura, con dolor de cabeza intenso. Fui al hospital y me diagnosticaron influenza. En el proceso que estuve ahí, quedé preocupado y estoy muy enojado, y frustrado. El Gobierno federal no da respuesta y no ha sido congruente con el compromiso que debe tener con los mexicanos. El tiempo que estuve en el hospital, llegaron 3 casos sospechosos de COVID-19, y en el hospital no tenían ni una prueba para diagnosticar el COVID-19”.

Es preocupante. Claro, quien sabe hasta donde sea golpeteo al Gobierno Federal considerando que Movimiento Ciudadano no ha sido aliado natural de Morena.

Pero es preocupante el ir y venir de legisladores, de una metrópoli donde va en aumento la propagación del coronavirus, a sus distritos o entidades. Así que aisladitos se verán más bonitos y bonita.

Eso sí, pueden hacer algo bueno para garantizar la fuente de empleo de trabajadores cuyos centros de trabajo carecen de los recursos suficientes para sostener una nómina de más de dos o cuatro semanas sin ingresos por bajas ventas o el cierre temporal debido a la pandemia.

¿Y qué es lo algo bueno? Pues la donación del 50% de su dieta. Imagínense, algo así como 37 mil 247 pesos por 500 diputados, considerando que según el sitio web tienen una dieta mensual neta de 74 mil 548 pesos con 34 centavos.

Entonces en global del 50%  serían alrededor de 18 millones 623 mil 500 pesos mensuales que bien pueden servir para apoyar a los trabajadores cuyos centros de trabajo los den de baja temporal debido a la crisis económica de la pandemia, o que, en el mejor de los casos se queden laborando con la mitad del salario.

Y sería mucho más en beneficio de los trabajadores y, en consecuencia, de la economía del país, si los diputados federales aportan los 45 mil 786 pesos que reciben al mes por Asistencia Legislativa (total trabajarán vía internet), más los 28 mil 772 por Atención Ciudadana, sobre todo este último concepto pues se trata de atender a la ciudadanía en una emergencia sanitaria.

¿O se embolsarán los recursos por ese concepto?

Ahora sumen el 50% de lo correspondiente de los 128 senadores, más la mitad de la dieta de los legisladores locales, se haría una bolsa considerable para apoyar a los trabajadores, y en consecuencia al sector productivo. También, por supuesto, a las personas que viven al día en el autoempleo.

De los contribuyentes comen los legisladores, por lo tanto sean solidarios, no solo se encajen a la hora de legislar el Paquete Económico.

Los legisladores tienen un ingreso seguro (y en exceso) mientras la mayoría de los habitantes de este país, no.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com