CRÓNICA POLÍTICA: ¿Otra vez URO contra Murat y viceversa?

Rosy RAMALES

¡No todos los priistas tienen atole en las venas! Tras los resultados de las recientes elecciones concurrentes, algunos ya reaccionaron y ‘tomaron’ la sede del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Acción planeada a sostenerse hasta que se vaya Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) o hasta que los inconformes se cansen o los quiten. Lo que ocurra primero.

Ayer mismo hubo una intentona. Seguidores de “Alito” se enfrentaron con los inconformes y viceversa. Hubo garrotazos, pedradas y hasta disparos de arma de fuego. ¿De qué lado? Ambos bandos se acusan mutuamente.

Lo políticamente correcto y prudente hubiera sido que Alejandro Moreno Cárdenas hubiera llegado en una postura valiente, pero respetuosa, a entablar diálogo con los inconformes, liderados por el ex gobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz y Nallely Gutiérrez.

Pero “Alito” optó por acciones distintas al diálogo. ¿O acaso los simpatizantes de la dirigencia nacional acudieron en defensa de ésta por iniciativa propia a la sede del PRI?

Suena inverosímil. El enfrentamiento más bien tiene hedor a grupos de choque. Hablan de un líder que tiene que ver con la basura vinculado al campechano.

En fin, como haya sido, el cisma en el PRI nacional hace crisis. Y como pinta la situación solo hay de dos: Un golpe de Estado al interior, por llamarle de algún modo, como única alternativa para arrebatarle el control del partido al grupo político al cual pertenece “Alito”, o diálogo y acuerdo para incorporar a los grupos excluidos, entre ellos el de Ulises Ruiz y Nallelly Gutiérrez, quienes por el momento están dando la cara en el movimiento disidente.

 Aunque el Comité Nacional, en un comunicado emitido este martes, dejó entrever otra salida: La expulsión de las cabecillas inconformes.

¿Y esta salida le dará estabilidad, impulso, reposicionamiento y crecimiento al PRI?

TOMAR COMITÉS ESTATALES

Como sea, por lo pronto la dirigencia nacional del Revolucionario Institucional está en problemas, pues además el grupo o los grupos disidentes planean la ‘toma’ de sedes de Comités Estatales, aunque no se ha precisado si los 32 o solamente algunos.

La toma de uno, dos, cinco, diez Comités o los que sean, representará un problema de gobernabilidad al interior del PRI, partido que corre el riesgo de perder el registro nacional en las elecciones del 2024, en que la población mexicana elegirá Presidente de la República, senadurías y diputaciones federales, además de cargos locales.

Por lo pronto, en las entidades federativas hay priismo descontento con los resultados de las recientes elecciones concurrentes. Y quizá hasta se sumen al grupo de Ulises Ruiz y Nallely Hernández.

¿APOYO A MORENA?

En su comunicado, el Comité Nacional del PRI dijo: “En el caso del exgobernador, sus tratos con gente cercana a Morena, evidencia la manera de operar del exfuncionario, quien ha buscado ya la presidencia del CEN, para ceder el control de este instituto político a los morenistas.”

¿En serio?

Bueno, Ulises Ruiz Ortiz no es una perita en dulce, ni una réplica de castidad política, y seguramente tendrá tratos con morenistas como los tiene el mismo “Alito” y compañía. Quizá hasta haga acuerdos políticos con éstos.

Al fin que en este tipo artes tuvo al mejor maestro: José Murat Casab, quien lo dejó como su sucesor y con quien después rivalizó de una forma tan descarnada que el pleito todavía lo resiente la población oaxaqueña.

Retomando el tema: Cosa curiosa, el mismo priismo ha visto en “Alito” un operador del morenismo a cambio de salvar el ‘pellejo’, aunque últimamente se envalentonó con el posicionamiento que le dio la presidencia del PRI nacional, donde pronto sería relevado por Alejandro Mural Hinojosa, actual gobernador de Oaxaca.

Eso según han dicho personas alejandristas; incluso en redes sociales.

Y Alex  es amigo Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República y jefe político nacional de Morena.

Es más, casas encuestadoras hasta han adelantado el triunfo de Morena en la gubernadura de Oaxaca para las elecciones del próximo año.

Ah…los priistas con sus acusaciones mutuas de apoyar a Morena, en vez de unirse y rescatar a su partido, el Revolucionario Institucional.

¿OTRA VEZ URO CONTRA MURAT?

Por cierto, el lío en el PRI nacional tiene cierto hedor al añejo pleito entre los dos ex gobernadores: Ulises Ruiz Ortiz y José Murat Casab; mientras el primero ha sido relegado de todo espacio, el segundo tiene un increíble poder en la cúpula priista.

Así que cabe preguntar, la ‘toma’ del PRI nacional, la advertencia de la ‘toma’ de Comités Estatales, la derrota de las candidaturas priistas en las recientes elecciones concurrentes, el reparto de las posiciones plurinominales, las gubernaturas que vienen, etc., ¿es otra vez URO contra Murat y viceversa?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario