CRÓNICA POLÍTICA: Una razón de peso para más mujeres gobernadoras

Rosy RAMALES

En la estadística del Instituto Nacional Electoral (INE) al corte del 09 de octubre del año en curso, el Padrón Electoral registraba las siguientes cifras:

SexoCiudadanosPorcentaje
Hombres44,574,21448.22%
Mujeres47,864,94551.78%
Total92,439,159100%

En tanto, en la Lista Nominal de Electores se contaban:

SexoCiudadanosPorcentaje
Hombres44,013,66848.2%
Mujeres47,301,26751.8%
Total91,314,935100%

Así, el frente a frente entre hombres y mujeres.

Como ven, ambos documentos electorales registran más mujeres que hombres. En porcentajes tal diferencia es de 3.56% y 3.6% en el Padrón Electoral y en la Lista Nominal, respectivamente, en el país.

Considerando nada más la Lista Nominal de Electores, que es el documento donde se encuentran las y los ciudadanos registrados y con credencial para votar con fotografía, son más las mujeres. O sea, hay más votantes mujeres.

Esa es una razón suficiente para implementar por parte del INE sin mayor dilación el principio de paridad total horizontal en las gubernaturas para las elecciones 2021, en las 15 entidades federativas donde renovarán dicho cargo.

O como se ha dicho, Paridad Total en todos los cargos de elección popular (además de los políticos y administrativos).

Seguramente en algunos partidos políticos (o en todos) andan desconsolados por la inminente implementación de dicho principio.

Anoche, las consejeras y consejeros electorales integrantes de las comisiones en la materia, encabezadas por Carla Humphrey y Claudia Zavala, además de Lorenzo Córdova,  se reunieron con representantes de los partidos políticos ante el INE “para escuchar sus posturas” en torno a la implementación del referido principio.

Porque, como ya es sabido, el INE elaboró “un proyecto de acuerdo mediante el cual se determinan las acciones conducentes para garantizar el cumplimiento del principio constitucional de paridad en las elecciones 2020-2021 para renovar las Gubernaturas de 15 entidades federativas, que busca una mayor postulación de mujeres a estos cargos.”

Dicho proyecto “fue elaborado en acatamiento a una Sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)”, y se prevé sea presentado al Consejo General del INE en su próxima sesión, la cual podría ser la extraordinaria de mañana viernes.

Entonces, tal vez (con sus honrosas excepciones) en los partidos políticos varios hombres que ya se creían con la candidatura a gobernador en la bolsa, pues sienten pasos en la azotea, algo así como que prácticamente han perdido la postulación.

Pues la postulación de hombre o mujer dependerá de la decisión de las cúpulas de los partidos en base a los criterios que emita el INE; hasta donde se sabe en ocho entidades deberán postular candidatas mujeres y en siete, candidatos hombres. Además, en igualdad de condiciones en estados con mayor y menor posibilidades de triunfo.

Sería una lástima, un retroceso, una violación constitucional, un desacato a la sentencia del TEPJF y una inequidad frente a la participación electoral de las mujeres, torcer la aplicación del principio de paridad total horizontal en las gubernaturas.

Aplicarlo para las elecciones de 2021, además abre la puerta para su aplicación en los comicios de entidades federativas con renovación de gubernaturas en lo sucesivo.

Sería incongruente, una estocada a su propio género, si las consejeras electorales del INE se prestaran a torcer o a posponer la aplicación del referido principio.

Por ejemplo, que accedieran a cualquier propuesta de los partidos en el sentido de aplicar la paridad solamente a nivel de los procesos internos para la selección de candidaturas, compitiendo en precandidatura un hombre y una mujer, o dos y dos, o tres y tres.

Una medida así no garantizaría la postulación de candidatas mujeres. Es una realidad que en las estructuras partidistas prevalecen los hombres, y como tienen el poder (incluso desde los jefes políticos), es fácil manipular la operación de los métodos electivos.

En fin, por el momento todo parece indicar que no hay vuelta atrás en la aplicación del principio de paridad total horizontal en las gubernaturas.

Y que la reunión entre consejeras y consejeros con los representantes partidistas tuvo como objeto explicar a éstos la propuesta de criterios de paridad “que en las candidaturas que postulen los partidos a las 15 gubernaturas no puede haber más de ocho candidatos de un mismo género.”

¿Quedaría claro?

La aplicación del referido principio acabaría con las siguientes falsas creencias en los partidos políticos: Falta de mujeres con capacidad, talento y base social; o que los habitantes de cualquier entidad no están preparados para se gobernados por una mujer.

Por lo menos expresiones como esas se escuchan en los corrillos políticos.

Sí las hay; lo que sucede es que las cúpulas partidistas les impiden participar como candidatas a la gubernatura; el burdo “dedazo” es el principal obstáculo y luego los mecanismos fácticos internos de presión para sumarse a la postulación de un hombre.

Se ha visto hasta en los partidos políticos más democráticos.

VARGAS VALDES

El magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez, “se comprometió a trabajar con transparencia, unidad e institucionalidad, y pidió a las y los magistrados de este órgano jurisdiccional, y a quienes integran las salas regionales, a trabajar bajo esos objetivos.”

Cuando menos eso dice el comunicado.

A ver cómo le va con la unidad cuando internamente él dio muestras de lo contrario. Por ejemplo, cuando la magistrada Janine Otálora presidía la Sala Superior.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Deja un comentario