Este miércoles conversatorio sobre violencia de género y feminicidios

La violencia ejercida contra mujeres, jóvenes y niñas son violaciones a sus derechos humanos muy graves que sin embargo están muy extendidas, arraigadas y hasta toleradas en todo el mundo y en México.

Pero ¿qué es el feminicidio? ¿Cuál es la situación de Oaxaca con respecto a este tipo de violencia hacia las mujeres? ¿Por qué jóvenes activistas se manifiestan por la muerte violenta de mujeres en Oaxaca, otras ciudades de México y el mundo? ¿Qué han hecho las autoridades para evitar éstos crímenes? ¿De qué ha servido la Alerta de Género que debe prevenir y evitar éstos crímenes? ¿Por qué las cifras oficiales discrepan tanto de las llevadas por la sociedad civil?

Esas preguntas serán contestadas por la periodista y feminista oaxaqueña Soledad Jarquín Edgar, así como por la abogada feminista, defensora de derechos humanos e integrante de Consorcio para el Diálogo y la Equidad Oaxaca, Yesica Sánchez Maya, durante el conversatorio virtual sobre violencia de género y los feminicidios.

La cita virtual es este miércoles 11 de noviembre a las 17:00 horas a través de la fan page de la organización o en la siguiente liga: https://bit.ly/3kaSK1q

En el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos podemos afirmar que esta violencia es tanto causa como consecuencia de la desigualdad como de la  discriminación hacia ellas y por el solo hecho de ser mujeres.

Se considera que la violencia contra las mujeres se inicia en el seno de la familia y de allí los repetidos episodios tienden a normalizar su existencia y a incrementar su gravedad y donde la presencia de situaciones estructurales como la marginación y la desigualdad tienden a agravar.

Pero esto no es todo, no se puede culpar solo al entorno familiar de la presencia de la violencia, si a esto se le añade la insuficiente y deficiente reacción de las autoridades e instituciones que tendrían la responsabilidad de prevenirlo, detectarlo y castigarlo hasta sus últimas consecuencias, nos vemos ante una cadena de violencias que tienen efectos que van más allá de lo que es meramente evidente.

Nos encontramos ante el delito del feminicidio que es un tipo particular de violencia de género y que se define como un acto de violencia extrema contra las mujeres por el solo hecho de ser mujeres.

El reconocimiento del feminicidio es relativamente reciente, pero es fundamental identificarlo para buscar medidas específicas destinadas para prevenirlo, castigarlo y reparar a las víctimas.

Desafortunadamente las historias de dolor que se viven a diario nos ha mostrado la desatención y lentitud de las investigaciones en curso, el viacrucis que tienen que pasar las y los familiares de las víctimas, así como la impunidad que priva, haciendo de la desconfianza e incredulidad la respuesta de la sociedad en general.

Con poco más de tres años de gobierno, en la administración de Alejandro Murat la violencia feminicida ha llegado a 471 mujeres y niñas quienes han sido asesinadas de manera violenta. 429 fue la cantidad total de asesinatos violentos por razón de género, ocurridos en toda la administración del ex gobernador José Murat.

Lamentablemente, la violencia feminicida en Oaxaca ha aumentado, la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género emitida el 30 de agosto de 2018 no ha mostrado impacto alguno, pues al 07 de noviembre: 256 niñas y mujeres han sido víctimas de la máxima violación a los derechos humanos: el feminicidio.

La violencia feminicida se está incrementando en contra de la población más vulnerable, en lo que va del año, de los 88 casos registrados por Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos, el 17% de los asesinatos violentos correspondió a niñas y adolescentes menores de 18 años. Otro dato que causa una profunda indignación es que el 27% del total de casos fueron cometidos al interior de su hogar, lugar en el que tendrían que estar protegidas.

El tema de la violencia feminicida es de la mayor importancia en nuestra entidad. Urgen medidas urgentes, acciones contundentes, castigo a los culpables pero sobretodo autoridades comprometidas que den certeza a la sociedad, seguridad a las niñas, jóvenes y mujeres en su tránsito en calles de la ciudad, comunidades y caminos, en los centros educativos, laborales y en cualquier espacio.

Por la gravedad de la violencia de género, las cuatro video charlas de los miércoles de noviembre las dedica el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos a analizar esta problemática desde diferentes ángulos y con diversas voces.

Deja un comentario